Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Calera: testigos vincularían al intendente con el homicidio

La Justicia tomará nuevas declaraciones que avalarían la sospecha contra el jefe comunal por el asesinato de su esposa

SEGUIR
LA NACION
Domingo 06 de marzo de 2016
Para el abogado Berruezo no hay pruebas
Para el abogado Berruezo no hay pruebas. Foto: LA NACION / Diego Lima/Enviado especial
0

SAN LUIS.- Para la Justicia, existen serios indicios que vincularían al intendente de La Calera, una localidad situada a 60 kilómetros de la capital puntana, con el homicidio de su esposa. Esta semana declararán ante la jueza que investiga el asesinato una serie de testigos que podrían complicar al jefe comunal con el homicidio de su mujer, Romina Aguilar, ocurrido el 30 de enero pasado.

Hasta el momento, además del intendente, Diego Lorenzetti, también fue apresado Ediverto de Oliveira Pereyra, alias "el Brasileño". Este acusado, quien trabajaba para el jefe comunal como jockey fue quien aportó el dato que permitió a los investigadores involucrar a Lorenzetti con los sicarios que mataron de dos balazos a su esposa.

La jueza Virginia Palacios y el fiscal Esteban Roche avalan la sospecha que indicaría que la participación del marido surgiría de escuchas telefónicas y del entrecruzamiento de llamadas, pruebas que se completan con el hecho de que el intendente pidió $ 100.000 pesos prestados poco antes del homicidio y con la declaración de "el Brasileño", quien dijo que él fue a "robar", pero que su compañero, prófugo, disparó porque le "había pagado Lorenzetti".

Rafael Berruezo, defensor del intendente, aseguró que hay "manipulación" de datos en contra de su representado por parte de "algún sector" que interviene en el caso. Lorenzetti, desde la cárcel, acusó a sus enemigos políticos como los autores del asesinato. Al principio de la investigación pidió que se apartara del proceso a un policía que tenía vínculos con aquellas personas que intentaban involucrarlo en el caso.

Las sospechas de Lorenzetti apuntaron a los hermanos Leyes, quienes se sucedieron en el gobierno de La Calera hasta que, en 2013, ganó la elección. Antes había vencido por dos votos en la interna del Partido Justicialista.

Uno de los argumentos de la defensa fue que había una "confusión" en los audios. Que un tal "Memo" que aparece nombrado no era Lorenzetti, sino el cuñado de "el Brasileño", presuntamente vinculado a temas de droga. Sobre el préstamo de los $ 100.000, la respuesta del intendente fue que estaba por comprar un terreno, por lo que también iba a vender una Fiorino. "No hay nada raro; incluso hay un pedido de plata para pagar en efectivo a los músicos de un festival solidario que se hacía en La Calera. Todo es claro y fácil de demostrar", agregó Berruezo.

Fuentes judiciales ratificaron ante LA NACION que los audios son fundamentales y que avalan la hipótesis que tienen desde tres días después del homicidio: Romina habría sido un estorbo para algunos negocios.

"Nunca le dijeron «Memo» a Diego. Están usando ese dato para señalarlo equivocadamente", afirmó uno de sus amigos. La defensa pedirá un peritaje de los audios.

La Calera es un pueblo de 600 habitantes cuya actividad depende del municipio y de una cantera. Modesto y prolijo, tiene un ritmo cansino que ni siquiera la sorpresa y la tristeza por el asesinato de Romina alteró. Ella y su familia son del lugar; se conoció con Lorenzetti hacía 17 años cuando él llegó de Santa Fe a trabajar.

Juego, política y dudas

Para desalentar rumores de problemas en el matrimonio, los hermanos de Romina señalaron que "buscaban un bebé" y que el 2 de febrero se iban de vacaciones con el hijo, Hernán, de 16 años. Romina les había dicho a Lorenzetti y a una vecina que estaba embarazada de tres semanas. "Porque me puse linda", le respondió cuando su marido le preguntó cómo sabía. La autopsia primero confirmó el dato y después aclaró que se trataba de "un útero dilatado".

El matrimonio no vivía en La Calera -donde él tiene dos casas-, sino en la capital puntana, en el barrio Faecap, donde Aguilar fue asesinada minutos después de las 6 cuando salía para ir al colegio.

"Diego había pedido que citaran a tres personas y nunca fueron llamadas; insistiremos en que las covoquen. De las escuchas y mensajes de texto no surgió nada. Si la jueza está convencida de su sospecha, lo deberá mostrar", indicó Berruezo.

El intendente es dueño de caballos que corren cuadreras. El senador Adolfo Rodríguez Saá abrió la posibilidad de una deuda de juego detrás del asesinato. Inés, la cuñada de Lorenzetti, lo negó: "Las apuestas no son grandes; no se maneja tanta plata. No debía nada". Otros la contradijeron: "Se juega fuerte, hasta 100.000 pesos".

Oliveira Pereyra es el jockey del intendente. Tiene un pedido de extradición de Brasil y antecedentes en la Argentina. Se presentó a la Justicia después de que se encontró la moto que se usó en el homicidio.

El prófugo fue identificado como "el Bocón" o "el Boconeta" Vilchez, quien según fuentes policiales es adicto, tiene antecedentes penales y un familiar que conocería a Lorenzetti y habría sido el nexo con el jefe comunal.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas