Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

No son los Pumas con otra camiseta

Aunque sus jugadores integran la selección, las motivaciones y exigencias son distintas

Domingo 06 de marzo de 2016
0

DURBAN, Sudáfrica (para LA NACION).- En el captain's run de anteayer, Raúl Pérez decía, mientras veía entrenarse a sus jugadores: "Hay algo que está claro. Los rivales salen a jugar como si se enfrentaran con un seleccionado, porque, de hecho, lo somos. Ellos nos ven así. Está en nosotros que también les hagamos sentir esa presión". Por un lado, Jaguares parece los Pumas con otra camiseta, pero no es tan así. La verdad es que son los mismos jugadores, pero no se puede comparar lo que implica un equipo de tipo club -en este caso, una franquicia- con un seleccionado, y menos con un equipo que recién lleva dos meses de vida.

Lo que comentaba el head-coach de Jaguares se verificó en el modo en que los jugadores de Sharks celebraron anoche la victoria. No fue un festejo habitual para una segunda fecha de un torneo; lo fue por haber vencido a los rugbiers que forman parte también del seleccionado argentino.

¿Es riesgoso que un conjunto integrado por los jugadores de un seleccionado pierda contra otro equipo? No todavía. Lo que parece peligroso, aunque se podrá verificarlo sólo en el futuro, es que los mismos rugbiers estén todo el año jugando para una franquicia y un seleccionado. Pero eso ya se sabía. Es el riesgo que corrió la Unión Argentina de Rugby ingresando a este campeonato. El riesgo, efectivamente serio, de poner en dos frentes tan exigentes todo lo que se tiene.

Foto: LA NACION

Pero -vale reiterarlo- una franquicia no es un seleccionado. Son otras las exigencias y otras las motivaciones. Para un jugador de rugby de representar a su país es algo que no tiene igual. No juegan del mismo modo los sudafricanos en el Súper Rugby que cuando se calzan la camiseta de los Springboks. Y lo mismo corre para los neozelandeses y los australianos. En el caso de los argentinos, ponerse la celeste y blanca es único.

Por eso aún no se puede analizar a Jaguares desde la perspectiva de que es un seleccionado, aunque de hecho lo sea, como dice Pérez. Jaguares apenas empezó a construir su identidad y necesita mucho más rodaje y más experiencia para acostumbrarse a lo que implica el universo del Súper Rugby, que no tiene nada que ver con el de un test-match ni un mundial.

Cuando los años amplíen la base de jugadores -ya se está logrando-. Jaguares quizá pueda ir rotando su plantel para dar aire a los Pumas. Una primera prueba será la ventana de junio, que tendrá lugar en la Argentina, a donde llegarán Francia y Rumania. Será un buen examen como para espiar el futuro.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas