Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los Jaguares y un buen aprendizaje

La primera incursión en el Super Rugby dejó expuestas virtudes y defectos argentinas

SEGUIR
PARA LA NACION
Lunes 07 de marzo de 2016
0

DURBAN, Sudáfrica.- Otra vez la historia ha comenzado en Sudáfrica. Si bien el rugby se instaló en la Argentina a través de los ingleses, no hay otro país tan vinculado y cercano al rugby argentino como Sudáfrica. Aquí, en 1965, nació la leyenda Puma y la apertura al resto del mundo; la ubicación en el mapa internacional ovalado. Aquí, en 2010, arrancó la aventura de los Pampas XV, a través de la invitación a jugar la Vodacom Cup, un torneo que al comienzo no decía nada y que terminó siendo el embrión de un proceso que sigue dando pasos. En Newlands, en Ciudad del Cabo, en 2012, hubo otro hecho histórico con el debut en el Rugby Championship y ahora, en Bloemfontein y en Durban (dos ciudades donde los argentinos vencieron a los Springboks), arrancó la era Jaguares en el Super Rugby.

El vínculo, en realidad, ha sido recíproco. La Argentina, a través de la UAR, fue el país que más violó la condena que la ONU le había impuesto a Sudáfrica por su régimen de segregación racial (apartheid). En tiempos en los que Sudáfrica era apartada de toda competencia internacional, los argentinos, disfrazados de Sudamérica XV o Hispanoamérica XV, fueron a enfrentar a los Springboks y a realizar largas giras por el país. Fue allí cuando Nelson Mandela admiró a Hugo Porta sin poder verlo, ya que estaba en la cárcel de Robben Island. Mandela, claro, consideraba que aquellas giras no hacían otra cosa que ayudar al gobierno blanco, pero también quería que los Boks perdiesen y todo aquel que ayudara a eso, como Porta, era digno de su cariño.

Pero estos son otros tiempos. El apartheid recién terminó hace dos décadas y monedas y Sudáfrica está aún acomodándose a su nueva realidad y al post Mandela. Llevará años rearmar a éste país, que no ha perdido sin embargo su poderío en el rugby, del cual la Argentina siempre se mantuvo a su lado. Sudáfrica ahora se puso firme en el mundo de la Sanzaar y ha armando su propia conferencia con dos zonas y 6 equipos, uno más que Australia y Nueva Zelanda.

Es una apuesta de riesgo, porque los estadios aquí son para más de 50 mil personas y ni siquiera se llenan por la mitad. Pero la juega es parte de los derechos que quiere hacer valer Sudáfrica en la empresa del Hemisferio Sur. De hecho, es la que más dinero aporta.

Para los Jaguares fue positivo haber empezado en Sudáfrica. De aquí se llevan valiosas experiencias en el juego y en el afuera, ya que, entre otras cosas, saben lo que es una gira de cuatro semanas con largos viajes, como la que tendrán más adelante por Nueva Zelanda (3 encuentros) y Japón (1). Ninguna franquicia estará afuera de ese país ese lapso. Es, en parte, el derecho de piso del primer año.

En Sudáfrica fue el primer triunfo internacional de peso de los Pumas (1965), la primera victoria de visitante en el Rugby Championship (2015), el primer título de los Pampas (2011) y el primer encuentro ganado por los Jaguares en el Super Rugby. Siempre aquí ha sido un punto disparador. Porque éste es el comienzo de otro camino, que tiene una segunda parada en 2019. Ahí apuntan Pumas-Jaguares.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas