Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Asaltan dos estaciones de servicio por día en todo el país

La cámara de entidades del sector presentó un mapa del delito ante el Ministerio de Seguridad; Capital y el conurbano, Córdoba, Santa Fe, Mendoza y Mar del Plata son los puntos críticos

SEGUIR
LA NACION
Lunes 07 de marzo de 2016
0

Los hechos se repiten con frecuencia. Algunos son golpes aislados, sin mucha planificación. Otros son protagonizados por grupos comando que hicieron una inteligencia previa y están dispuestos a todo. La situación es preocupante y las señales de alarma se encendieron al máximo: se roban dos estaciones de servicio cada día en la Argentina.

Así surge de un relevamiento de la Confederación de Entidades de Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha) sobre los hechos ocurridos el año pasado. La grave situación hizo que representantes de la Cecha se reunieran con las máximas autoridades del Ministerio de Seguridad de la Nación en busca de una solución al problema, que no sólo afecta a empresarios y a comerciantes, sino también a los clientes.

"Comenzamos a trabajar sobre un plan de acción porque la situación preocupa demasiado. En el país hay 4500 estaciones de servicio y el año pasado hubo un promedio de dos robos por día", dijo a LA NACION Carlos Gold, presidente de la Cecha. Explicó que el 70% de los hechos ocurren durante la noche y que las zonas más afectadas por los robos son la Capital y el conurbano, y ciudades del interior del país, como Córdoba, Santa Fe, Mar del Plata y Mendoza.

El jueves hubo una segunda reunión en el Ministerio de Seguridad. Estuvieron presentes el jefe de Gabinete de la cartera conducida por Patricia Bullrich, Pablo Noceti; el secretario de Seguridad Interior, Gerardo Milman; representantes de la Cecha; María Elena Deligiannis, gerente técnica de la Asociación de Bancos de la Argentina, y Demetrio Aguilar, director ejecutivo de la Asociación de Bancos Públicos y Privados de la República Argentina, entre otros.

"Se tratará de dar respuesta. Se analizaron diferentes medidas para combatir este problema", dijo Milman después de la reunión.

El problema del efectivo

La Cecha pidió mayor presencia policial en las zonas calientes. Les entregaron a los responsables del ministerio un bosquejo del mapa con los lugares donde ocurrieron los robos en los últimos tiempos.

Según fuentes que participaron en la reunión, Noceti y Milman se comprometieron a analizar el borrador del mapa del delito en estaciones de servicio para determinar las zonas más conflictivas.

Una de las medidas que se propusieron fue incentivar el uso de tarjetas de débito y crédito. "El 70% de los clientes paga todavía en efectivo. En las estaciones de servicio del interior muchos clientes son camioneros que pagan entre 4000 y 5000 pesos cuando cargan combustible", dijo a LA NACION el contador Darío Mala, administrador de dos estaciones de servicio en Córdoba.

Otra medida, según adelantó Milman, es la posibilidad de ofrecer a los clientes el retiro de efectivo, sistema que ya comenzaron a implementar las empresas YPF y Visa. La metodología ya se utiliza en cadenas de supermercados.

"Estamos muy conformes con la respuesta del ministerio y creemos que entre todos vamos a encontrar una solución a este problema, que no sólo afecta el normal funcionamiento de las estaciones de servicio, sino que mantiene en alerta a los trabajadores y a los clientes", sostuvo Gold.

Una de las estaciones de servicio administradas por Mala fue escenario de un violento golpe comando. A pesar de que el lugar tenía personal de seguridad privada y cámaras de vigilancia, los delincuentes actuaron con total impunidad. "Llegaron 15 minutos antes de que se despachara la recaudación del fin de semana en un camión de caudales. Es posible que tuvieran el dato", recordó Mala.

El custodio de la empresa intentó impedir el robo, pero los ladrones le dispararon seis tiros y lo dejaron gravemente herido. Después, con una maza, rompieron la ventana de una oficina y sorprendieron al tesorero cuando preparaba el dinero para entregarlo al camión de caudales. Se llevaron unos 700.000 pesos.

"No alcanza con las medidas de seguridad que puedan tomar los empresarios: algunos pusieron en funcionamiento circuitos cerrados de cámaras de seguridad. Otros lograron que los empleados tuvieran consigo la menor cantidad de efectivo posible o aceptaran de noche sólo tarjetas de débito y crédito como forma de pago. Muchas estaciones de servicio recurren a la seguridad privada o al servicio adicional de policía. Lamentablemente, estas variantes afectan directamente la rentabilidad del negocio y hacen peligrar las fuentes de trabajo", explicó Gold en un comunicado de prensa tras la segunda reunión.

El blanco de los delincuentes no sólo es el dinero que tienen los playeros encima o la recaudación que pueda haber en las oficinas de administración del lugar; también buscan los objetos de valor que tienen los clientes en los minimercados y confiterías que funcionan en las estaciones de servicio.

"En zonas turísticas, los delincuentes irrumpen en los minimercados de las estaciones de servicio y se llevan las computadoras y los teléfonos de los clientes", afirmó Gold.

Radiografía de la problemática

Rango extendido

Según el mapa del delito de la Cecha, las zonas calientes en cuanto al robo en estaciones de servicio son el área metropolitana de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Mar del Plata y Mendoza

Horario nocturno

El 70% de los asaltos a expendedoras de combustible del año pasado se produjo por la noche

Pago con tarjeta

La Cecha propuso, como medida preventiva, el incentivo del pago con tarjeta. El 70% de los clientes aún paga en efectivo. En el interior, los camioneros pagan entre 4000 y 5000 pesos por una carga

Más presencia policial

Es una de las medidas que la Cecha pidió al Ministerio de Seguridad en la reunión que tuvieron el jueves

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas