Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El acusado de matar a su ex mujer de 17 puñaladas se negó a declarar y seguirá preso

El acusado habría usado un martillo para golpear a la víctima, antes de acuchillarla

Lunes 07 de marzo de 2016 • 17:01
0

El acusado de haber asesinado de 17 puñaladas a su ex mujer delante de los tres pequeños hijos de ésta en localidad bonaerense de Castelar se negó esta tarde a declarar ante la Justicia y seguirá preso, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Cristian Halliú (37), quien fue indagado en la Fiscalía de Violencia Familiar y de Género del Departamento Judicial Morón, a cargo de la causa por el femicidio de Larg (34), cometido ayer por la madrugada en una casa de dicha localidad de la zona oeste del conurbano.

Halliú habría usado un martillo para golpear a la víctima, antes de acuchillarla, informaron a LA NACION fuentes judiciales. La víctima tenía al menos 17 cortes de entre 3 y 5 centímetros. La policía halló en la casa de Castellar un cuchillo y un martillo, que fue enseñado a los uniformados por la hija de la difunta.

Cintia Laudonio fue asesinada por su pareja
Cintia Laudonio fue asesinada por su pareja. Foto: Facebook

"Con esto la golpeaba", habría dicho la menor al entregar el arma. La justicia intenta determinar a través de la autopsia si la mujer fue muerta por golpes. "Estaba toda apuñala. No hay palabras para describir la escena. El agresor es una bestia", dijo una fuente que estuvo en el lugar del hecho.

Halliú fue detenido ayer en Mar del Ajo. Los peritos detectaron en el imputado varias excoriaciones, principalmente en el cuello, que podrían ser rasguños que Laudonio (34) pudo haberle provocado en un intento de defensa cuando era asesinada.

Ahora serán clave para la causa los hisopados subungueales que los médicos forenses realizaron en la autopsia para ver si debajo de las uñas hay material genético cuyo ADN coincida con el del acusado.

Las fuentes también contaron que dentro del Peugeot 206 negro, patente LCU530, secuestrado a Halliú, se halló un frasco con veneno para ratas que el propio imputado le dijo a la policía -en manifestaciones que no tienen validez judicial- que había ingerido con intenciones suicidas. Una vez que fue llevado a los tribunales el acusado se negó a declarar.

Halliú quedó imputado del delito de homicidio doblemente agravado por los incisos 1 y 12 del artículo 80 del Código Penal, es decir, por el vínculo -por ser la víctima una ex pareja-, y por haber causado sufrimiento a una persona con la que se mantiene o ha mantenido una relación.

Con esta calificación, Halliú podría ser condenado a prisión perpetua de ser hallado culpable en un futuro juicio oral.

"Para no tener más femicidios necesitamos modificar las prácticas culturales en los vínculos entre varones y mujeres. Es imperioso trabajar en la visibilización y condena de estos actos violentos como los que sufrió Cintia Laudonio y avanzar en la organización de las mujeres para cuidarnos entre todas", aseguró Mónica Macha, senadora de Nuevo Encuentro y vecina de Morón.

Informe de María José Lucesole

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas