Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Viajar a Río 2016: cuánto le cuesta a un argentino vivir la experiencia de los Juegos Olímpicos

Se ofrecen paquetes con todo incluido desde US$ 3400 y opciones más económicas por US$ 850; los precios son casi un 40% más bajos que los del Mundial 2014, aunque el aéreo se encareció cerca de 30%

Lunes 07 de marzo de 2016 • 23:58
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Foto: LA NACION

El destino es muy solicitado en estas fechas y los precios están subiendo", anuncia la página web de una conocida agencia de viajes cuando se buscan pasajes para asistir a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro . En algunas agencias los paquetes están empezando a escasear y en otras recién los comercializarán a partir de mayo o junio. "Para agosto hay un volumen equivalente a cinco veces lo que prevendimos para junio y casi el triple de julio. Eso es un claro reflejo de los Juegos Olímpicos", comentó Alejandro Pisani, gerente de paquetes de Despegar.com.

El evento se realizará entre el 5 y el 21 de agosto, y aunque en la página oficial anuncian que las entradas cuestan desde US$ 30 (unos $ 480), en Ticketbis (un sitio de reventa de tickets) se consiguen a partir de $ 1600, para las competencias preliminares, y de $ 4000 a $ 8000 las instancias finales, dependiendo de la disciplina. Así, una semana asistiendo a un promedio de cinco eventos puede costar entre $ 8000 y $ 40.000. Para la ceremonia de apertura los tickets se venden desde los $ 23.000 y para la clausura arrancan en $ 7800.

Para viajar con todo organizado, los paquetes con base doble y por una semana de estada varían entre $ 18.200 y $ 42.000, y se comercializan a través de agencias locales como Despegar, Avantrip o Al Mundo. Pueden pagarse con tarjeta de crédito hasta en 12 cuotas sin interés. Sumado a los valores de las entradas, una semana puede costar entre $ 26.200 y $ 82.000.

Los paquetes con entradas incluidas sólo se adquieren en la revendedora oficial de tickets para la Argentina, Turicentro. Un paquete por cuatro días y tres noches con entradas múltiples se consigue desde US$ 3400 por persona; uno para acceder a la ceremonia de apertura, más entradas para ocho competencias varias cuesta US$ 4370. En tanto, uno para asistir a la ceremonia de clausura y la final de fútbol masculino, desde US$ 5935.

También es posible elegir paquetes para seguir a los equipos argentinos. Para ver a los Pumas, el paquete por una semana cuesta US$ 5985, por persona. En tanto que para seguir a las Leonas durante dos semanas hay que desembolsar US$ 7287. Existe la posibilidad de pagar hasta en 18 cuotas sin interés, y las salidas son desde Buenos Aires, Córdoba o Rosario.

Para gasoleros

Para organizar el viaje de manera particular, los pasajes aéreos a Río de Janeiro para esa fecha ya cuestan desde $ 9000 por persona, un 32 por ciento más de lo que cuesta obtener un pasaje para abril, por ejemplo. Una opción para abaratar es sacar un pasaje a San Pablo, que cuesta desde $ 5300, y luego tomar un ómnibus para recorrer los 400 kilómetros restantes hasta Río, por alrededor de $ 700 ida y vuelta. Considerando además que un hotel dos estrellas cuesta desde US$ 20 y uno de tres estrellas ronda los US$ 80 por noche, estas opciones se llevarían entre US$ 930 y US$ 1250, siempre considerando aéreo, alojamiento y entradas (en su versión más económica de $ 8000).

Los cerca de 3000 kilómetros que separan a las principales ciudades argentinas de Río de Janeiro, también pueden ser recorridos por tierra. El precio de la nafta en Brasil es un poco más económico que en la Argentina. Por lo tanto, un viaje de ida y vuelta con un auto diesel cuesta desde $ 4000, y con un naftero, entre $ 6000 y 8000, considerando que la mayor parte del viaje puede hacerse con combustible obtenido del otro lado de la frontera. Dividido entre cuatro ocupantes costaría entre $ 1000 y $ 2000 por persona. Claro, no hay que olvidar los peajes y que hay que disponer de seis días extras para la ida y vuelta. Así, el costo ronda los US$ 850 y se acerca al de hacer la travesía vía aéreo a San Pablo.

Para ir al Mundial de Brasil en 2014, un viaje organizado entre amigos, por 15 días y con todo incluido, costaba entre US$ 4000 y US$ 5000 por persona, con aéreos, alojamiento, traslados, comida y entradas para entre cuatro y ocho partidos de primera rueda y octavos de final.

Un solo partido del Mundial podía costar cerca de $ 18.000 y, contando con la suerte de ser elegido en los sorteos, era posible acceder a los primeros cuatro partidos de la selección por $ 10.000 (unos US$ 1440 de entonces).

Los pasajes aéreos estaban alrededor de US$ 700, un precio cercano al actual. Los hoteles de tres estrellas rondaban los US$ 180 la noche por persona sobre base doble, y las posadas para varios ocupantes, cerca de US$ 90 por persona.

Así, ir una semana al Mundial de fútbol, con la posibilidad de ver los cuatro partidos preliminares, costaba unos US$ 2700, unos US$ 1000 más que una opción similar para los Juegos Olímpicos de este año.

Números Olímpicos

Tips y consejos para todos los presupuestos

Tickets: entre 4000 y 8000 pesos para las competencias finales

Paquetes all inclusive 4 días desde US$ 3400; ceremonia de clausura más la final de fútbol por US$ 5900

Equipos argentinos: se podrá seguir a los Pumas por US$ 6000 y a las Leonas por US$ 7300

Tip aéreo: US$ 930, por siete días, todo incluido vía aéreo a San Pablo

Viaje con amigos: US$ 850 en auto entre cuatro personas, por 12 días, todo incluido

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas