Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Qué cuidados tienen las jóvenes mochileras que viajan solas

Experiencias de chicas que eligen recorrer el mundo; qué recaudos toman; tips tecnológicos a la hora de viajar

SEGUIR
LA NACION
Martes 08 de marzo de 2016 • 00:58
Denise viajó a Ecuador en 2013
Denise viajó a Ecuador en 2013. Foto: Facebook

El crimen de las mendocinas Marina Menegazzo y María José Coni mientras estaban de vacaciones en Ecuador causó una gran conmoción social, principalmente en organizaciones feministas y viajeros frecuentes. Los hechos tuvieron una gran repercusión en las redes sociales y en los comentarios de los medios, donde se generaron acaloradas discusiones en las que se llegó a culpabilizar a las víctimas por su propia muerte. Frases como: "seguro estaban alcoholizadas", "tenían un short muy provocativo" o "eran mujeres y viajaban solas", invadieron los foros y hasta un psiquiatra las tildó de "víctimas propiciatorias", sosteniendo que las chicas asumieron un alto riesgo al viajar solas.

LA NACION entrevistó a distintas jóvenes que eligen viajar solas alrededor del mundo. La intención fue conocer sus experiencias, indagar en los recaudos que toman al irse de viaje, qué consejos les brindan sus padres, cómo planifican los recorridos para evitar situaciones que puedan ponerlos en peligro. Si bien los testimonios mencionan algunas malas experiencias, todas remarcaron que no se debió a que viajaron solas, sino a que es algo que puede suceder en cualquier momento y lugar del mundo.

La mochila acompaña a Denise en todos sus viajes
La mochila acompaña a Denise en todos sus viajes. Foto: Facebook

Victoria Del Corro es cordobesa y tiene 34 años. Primero viajó por Brasil y Uruguay recorriendo como mochilera y, como le gustó la experiencia, decidió viajar con amigas a Perú, Bolivia y Ecuador. Entre los lugares que visitó, estuvo en Montañita, donde destacó que al ser un lugar donde todos se conocen estuvo sola sin problemas. "Nunca tuve miedo. Sin embargo cuando nos encontramos en la frontera de Perú a Ecuador no dejamos de mirarnos y decir: 'tenemos que cuidarnos", dijo. Victoria contó que siempre se hospedó en hostels y campings, pero nunca al azar. "Busco referencias y eso me da tranquilidad. Compartí siempre cuartos con hombres y mujeres y nunca tuve una mala experiencia. Ya en sí soy una persona precavida, muy atenta y no muy despistada; realmente no quiero que me pase nada, me cuido y cuido a los que están conmigo".

Victoria decidió viajar para desconectarse un poco de su vida rutinaria y vivir su vida de otra manera, pero no por eso deja de contactar a sus padres en cada lugar al que va. "El año pasado empecé a escribirles a mis viejos en mis viajes porque yo les explicaba que quería desconectarme de toda la tecnología y descubrir cosas nuevas, no estar pendiente de lo que sucedía acá", dijo. "Pero me conecto y les mando siempre noticias".

Comunidad de viajeros

Unos 300.000 argentinos eligen cada año cargar su mochila y recorrer el mundo en una experiencia que consideran enriquecedora porque "conectan con los lugares y la gente de otra forma" con un espíritu aventurero que les confiere no pensar en los posibles peligros que existen. Nelson, miembro y referente de la organización Mochileros.org,, uno de los principales sitios que reúnen a gente que desarrolla estas actividades, sostuvo que viajar por el mundo conlleva algunos riesgos, pero no hay alerta especial o diferente a cuando una persona normal sale a la calle. "Cada ciudad tiene sus propios códigos, lugares peligrosos o lugares seguros. El buen juicio, la prevención y andar alertas son normas básicas en cualquier circunstancia para saber cómo moverse".

Graziella Campinas, una francesa de 33 años que viajó por Nueva Zelanda, Portugal, Irlanda, Australia, Indonesia, Inglaterra y España coincidió con la mirada de Victoria. "Mis padres siempre tienen miedo cuando me voy. Cuando me quise ir de Australia a Bali, quisieron que cambie mi destino y me vaya a una isla portuguesa. No les gusta que viaje sola, pero yo soy muy cuidadosa", dijo. "Siempre respeto mis propias reglas, nunca dormí con un hombre que recién conocí y paro siempre en cuartos de mujeres".

Ella en su viaje en Nueva Zelanda, donde trabajó y recorrió durante varios meses
Ella en su viaje en Nueva Zelanda, donde trabajó y recorrió durante varios meses. Foto: Facebook

Paula Tranzillo Ezra viaja desde los 18 años y estuvo en Europa, Asia y en breve partirá a África. Siempre se hospedó en hostels, donde a pesar de que tuvo alguna que otra mala experiencia siempre se sintió segura. "El principal recaudo que tomo es ir a hostels que tienen buenas críticas en TripAdvisor y que estén dentro de los parámetros de mi presupuesto", dijo. "Intento reservar, si es el mismo precio, habitaciones sólo de mujeres, aunque siempre termino en habitaciones mixtas porque no en todos los hoteles hay habitación femenina".

No decir que se viaja sola

Paula viajó sola en muchas oportunidades y a veces tuvo que mentir diciendo que estaba acompañada para evitar situaciones incómodas. "Muchas veces me ven viajando sola y me preguntan si estoy sola. Dependiendo el caso, digo que tengo amigos que me están esperando en el hostel por las dudas". Y agregó: "Siempre hay que tener en cuenta "la intuición" para no meterse en lugares inseguros".

La situación con sus padres es similar a la de casi todas las personas que deciden emprender un viaje sola: "Mi mamá está más paranoica después de lo que sucedió con estas chicas, pero no me lo dice para no preocuparme".

Según contó: "Fui a más de 30 hostels en América del Sur (en Montañita inclusive) y nunca sentí miedo pero tomo recaudos. Para mí Internet es fundamental. Además soy una fiel comentadora de todos los lugares a los que voy y leo para saber adónde me conviene ir y dónde es más seguro", dijo. Y agregó: "Mi consejo es que no hay que viajar con miedo, que las cosas pueden suceder en cualquier lado. Esta vez fue en Ecuador, pero también lo hubo en la Argentina con turistas francesas, por nombrar un caso".

Paula viaja desde los 18 años:
Paula viaja desde los 18 años:. Foto: Facebook

Denise Acosta le contó a LA NACION una experiencia que vivió en Colombia. "Crucé un desierto en una camioneta con varios desconocidos y, si bien llegué bien al lugar, la gente lugareña se sorprendía de que yo viajaba sola por ahí, me recomendaba decir que iba a encontrarme con amigos o cosas así. Las recomendaciones de los locales me ayudaron mucho para saber cómo moverme de manera más segura".

Desde esa experiencia, Denise utiliza Internet para moverse y siempre avisa antes de partir a otro lugar. "Más allá de que uso el sistema de BlaBlaCar (es un sistema de auto compartido que reservas por internet), tomo la precaución de avisar a mi familia antes de salir y cuando llego a destino". Y agregó: "Siempre voy a hostels, viajo de día y trato de llegar de día a las ciudades y nunca llevo dinero encima, sólo lo mínimo e indispensable".

Denise remarcó que la tarea de los embajadores es muy importante cuando se necesita ayuda en países donde uno se encuentra solo. "En Tailandia terminé internada cinco días y la cónsul de ese país se comportó muy bien; llamó a mi familia en la Argentina y a mí todos los días. Son detalles que te hacen sentir acompañado", dijo. "Viajar solos por el mundo te expone a situaciones que quizás jamás pensás vivir y es bueno tomar todos los recaudos más allá de que las cosas puedan pasar igual en cualquier lado", opinó.

Tips tecnológicos a la hora de viajar

A pesar de que la idea de las personas que deciden viajar por el mundo es relajarse y desconectarse un poco de la vida cotidiana, el uso de la tecnología aumentó considerablemente y es una ayuda imprescindible para mantenerse en contacto con los familiares, guiarse mediante mapas, buscar los destinos más confiables, entre otras cosas.

Toda esta comunicación puede generar muchos gastos debido a los costos que las empresas telefónicas cobran al viajar. Estos son algunos tips importantes a la hora de viajar y evitar inconvenientes sobre la marcha:

Llevar un cargador compatible o un adaptador para el celular

Llevar una batería externa

Tener cuidado con el roaming o poner el teléfono en modo avión

Comprar un chip local si el viaje es muy largo

Cargar un mapa en el teléfono que no requiera conexión

Te puede interesar