Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los mensajes de Guillermo que le llegaron al plantel

El Mellizo pretende subir las exigencias físicas y futbolísticas: "Si querés tener un equipo duro, hay que entrenar duro", explicó

SEGUIR
LA NACION
Martes 08 de marzo de 2016
0

Cada detalle, por mínimo que sea, puede ser un mensaje, encerrar un ejemplo que en realidad tiene que ver con algo más global. Por eso, antes de que Andrés Chávez entrara ante River, Gustavo Barros Schelotto se le acercó al delantero con los dientes apretados y, cara a cara, le dio una arenga para que ingrese con todo, que no se guarde nada. Minutos antes, frente a un quedo de Palacios, que no presionó a un defensor ante la pérdida de la pelota, Guillermo le gritó: "¡Dale, dale, saltale!. ¡Cometeló! ¡Mordelo!".

Es que Guillermo Barros Schelotto, si bien respeta a Rodolfo Arruabarrena y el trabajo que hizo en Boca, quiere un equipo totalmente distinto desde la propuesta y el parado defensivo. Hasta ahora no hizo muchas modificaciones, pero las irá haciendo. Porque en su evaluación interna siente que el equipo está mal física, futbolística y anímicamente. Es un efecto dominó: la falta de gol genera derrotas y las derrotas falta de confianza. No hay soluciones mágicas, tampoco mucho tiempo. Pero asumió la responsabilidad de dirigirlo y asumió las obligaciones. Eso sí: hubo dos mensajes que resonaron ayer puertas adentro del vestuario, que marcarán el rumbo de cómo pretenderá manejarse Barros Schelotto con el plantel: "Si querés tener un equipo duro, hay que entrenar duro" y "para jugar tenés que estar al ciento por ciento" .

Está claro: el Mellizo pretende que Boca sea un equipo con carácter, intenso y ambicioso. Y trabajará en cada entrenamiento en esa dirección sin importar los nombres que queden en el camino. Respetará las trayectorias, pero siempre y cuando se esfuercen a la par del grupo y jueguen con el cuchillo entre los dientes, como suele pedirles Diego Simeone a sus futbolistas. Si antes, con Arruabarrena, se veía un Boca más de posesión, ahora se intentará marcar diferencias y ser más verticales y explosivos, con muchos más pases hacia adelante. El Mellizo quiere que Boca presione más, que corra más, no sólo para recuperar la pelota, sino también para atacar.

Para eso será clave su preparador físico: Javier Valdecantos. Ayer, en una entrevista que Guillermo dio con TyC Sports, lo describió de la siguiente manera: "Es un profesional muy serio, muy responsable, muy estudioso, con experiencia: desde 1991 que está trabajando. Tiene una gran capacidad para estudiar día a día cómo se entrenan los mejores equipos del mundo. Nos sentimos identificados con su forma de entrenar y trabajar. Si querés tener un equipo duro, hay que entrenar duro".

Marca diferencias con respeto al ciclo anterior y pretenderá más precisiones médicas sobre el estado físico de los futbolistas: "Si el médico me dice que un jugador no está al ciento por ciento, no lo pongo. Para jugar tenés que estar al 100% de tus posibilidades porque el equipo necesita el esfuerzo de todos", comentó el Mellizo.

Así fue que en los tres días que tuvo de entrenamientos para los dos partidos ante Racing y River hizo hincapié en el orden defensivo, para que sea el equipo quien rescate a la individualidad de un error. "Si estamos bien parados, lo solucionamos". Algo de eso se vio en el segundo tiempo en el Monumental, donde los dirigidos por Marcelo Gallardo tuvieron la posesión pero no generaron tantas situaciones claras, salvo la que perdió Alonso y luego Orion le desvió a Mora.

El primer partido de Guillermo como DT xeneize fue ante Racing; el segundo, ante River (dos clásicos y ambos sin público de Boca); el tercer compromiso será pasado mañana en la altura de La Paz, ante Bolívar, por la Copa Libertadores. Un arranque bien exigente, pero que no le hace temblar el pulso a Barros Schelotto. ¿Van a jugar los titulares? "Los que estén mejor", respondió ayer el técnico. Hoy, más que nunca, una cosa no es sinónimo de la otra...

Un bajón que lo saca del seleccionado

Carlos Tevez sumará otra preocupación a las que ya tiene en Boca: no estará en la lista del seleccionado argentino que hoy presentará Gerardo Martino para las eliminatorias. El delantero había figurado siempre desde la gira por Inglaterra, en octubre de 2014, pero los rendimientos en 2016 lo privarán del llamado. En cambio, sí estará el defensor de Rosario Central Javier Pinola, de 33 años, que ocupará el lugar del lesionado Jonatan Maidana, de River.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas