Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

River se arma y se despieza con cada paso

El regreso de D'Alessandro contrasta con la baja de Maidana, quien sufrió un desgarro

Martes 08 de marzo de 2016
0

Se va desarticulando por partes, como si los contratiempos atacaran por zonas. Antes del superclásico, River se quedó con pocos intérpretes para conducir los ataques, con las bajas de Andrés D'Alessandro, Leonardo Pisculichi y Tabaré Viudez; tras el partido con Boca, se confirmó el desgarro en el bíceps femoral derecho de Jonatan Maidana, que agiganta el hueco defensivo, ya que se suma a la ausencia del colombiano Álvarez Balanta, que se resintió de una lesión musculo-tendinosa en el isquiotibial izquierdo, sufrida frente a Quilmes, en el debut en el torneo, hace exactamente un mes. El rompecabezas se arma y se despieza a cada paso, y el apretado calendario impide desacelerar, entre los compromisos por el Torneo Transición y la Copa Libertadores.

Las lesiones debilitaron la estructura a la que el técnico Marcelo Gallardo desea darles rodaje y exponer como eje del modelo 2016 de River. La agenda alteró la idea que intenta sostener el director técnico, donde la seguidilla de bajas por molestias físicas fue el motivo que más contrarió y le imposibilitó al Muñeco tomar las decisiones tal como las imaginó. Pasó el superclásico, un partido que dejó su huella, más allá del resultado y del protagonismo expuesto, pero no hay respiro: San Pablo asoma en el recorrido. Reconstruir la zaga central y analizar si es el tiempo de devolver a D'Alessandro a la cancha son las cuestiones que agitan los pensamientos del entrenador.

Justo cuando el equipo empezaba a dejar en blanco el arco propio, después de mantener la valla invicta con Boca, Independiente y Trujillanos, reordenar la defensa se impone como una urgencia: reconvertir a Gabriel Mercado en zaguero central o retrasar a Leonardo Ponzio, dos experiencias que tienen antecedentes, son cartas a las que el técnico puede echar mano; exponer a Emanuel Mammana y Leandro Vega, dos juveniles, es otra alternativa para sobrellevar el mal de ausencias.

Desprotegida la última línea, las reapariciones de D'Alessandro y del uruguayo Viudez -con el alta médica, tras una pubialgia- se ofrecen como un alivio. Son los futbolistas con los que Gallardo desea exhibir el salto de calidad para que River sostenga el paso firme para defender el título de campeón de la Copa Libertadores y ofrezca pelea en el torneo local, ése al que todavía no logró acomodarse, aunque se mantiene en una posición expectante, a seis puntos del líder Rosario Central.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas