Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Denuncian presiones por el crimen en Ecuador

Uno de los principales diarios de ese país advirtió sobre prohibiciones en la cobertura del caso, mientras que el gobierno de Rafael Correa exhortó a los periodistas a priorizar las versiones oficiales

SEGUIR
LA NACION
Martes 08 de marzo de 2016
El cónsul Alberto Balboa y los familiares de Coni
El cónsul Alberto Balboa y los familiares de Coni. Foto: Télam / L. Granovsky

Ayer, una denuncia sumó más incertidumbre a la investigación del crimen de las turistas argentinas Marina Menegazzo y María José Coni. A las 15.05, el diario El Universo, uno de los principales medios de Ecuador, denunciaba por medio de su cuenta de Twitter que el gobierno de Rafael Correa no le permitía ejercer su labor periodística y cubrir la toma de muestras biológicas realizada por los peritos argentinos a los cuerpos de las jóvenes.

"El Ministerio del Interior y la Fiscalía General del Estado de Ecuador prohíben que medios locales cubran diligencias de peritos argentinos", se leyó en cuenta de El Universo.

Según relató a LA NACION uno de los periodistas a los que se les impidió el acceso al edificio donde se hizo el procedimiento, cuando quisieron ingresar les comunicaron que "no estaban autorizados y que era una disposición del Ministerio del Interior y de la Fiscalía".

El director de El Universo, Carlos Pérez Barriga, vía correo electrónico, informó a LA NACION: "Es lamentable que se dé la imagen de ocultamiento de información al impedir la cobertura periodística de medios nacionales y extranjeros". Pérez Barriga preside el diario desde 2002 y fue presidente en dos períodos consecutivos del directorio de la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (Aede).

"El gobierno ecuatoriano ha venido construyendo a través de sus funcionarios, sus instituciones y sus leyes la idea de que la comunicación es un servicio público y, por lo tanto, es regulable. El no acatar órdenes o disposiciones legales terminaría en multas y castigos", explica Barriga.

LA NACION habló con varios periodistas ecuatorianos que cubren el crimen de Montañita. Ninguno quiso ser identificado con nombre y apellido por temor a represalias.

Uno de ellos afirmó que el fiscal general del Estado, Galo Chiriboga, dijo el jueves pasado que "había que bajar la intensidad" de la información que señala irregularidades en la investigación y que habla de inseguridad en las playas de Ecuador.

"Tratamiento sensacionalista"

El 1° de marzo, la Secretaría Nacional de Comunicación (Secom) de Ecuador publicó un "Boletín de prensa" para referirse al tratamiento de la información por parte de periodistas y medios sobre los "hechos ocurridos en Montañita". "La Secretaría Nacional de Comunicación exhorta a los colegas periodistas y la ciudadanía en general a manejar la información con responsabilidad, evitar la especulación y el tratamiento sensacionalista".

En el texto oficial se enfatizó en el rechazo de "cualquier forma de incitación a la violencia, incluida la publicación inadecuada de hechos criminales", y se invita a "vigorizar el ejercicio periodístico considerando fuente primaria los datos oficiales".

Los periodistas con los que habló LA NACION coincidieron en que ésta es una práctica más que habitual en ese país.

El fiscal a cargo de la causa, Juan Pablo Arévalo, no contestó las reiteradas llamadas telefónicas de LA NACION. Al cierre de esta edición, el Ministerio del Interior de Ecuador había convocado a una conferencia de prensa.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) ya había hecho en numerosas ocasiones declaraciones sobre la situación de los medios en Ecuador. En diciembre de 2015, advirtió sobre una enmienda constitucional que calificaba como "servicio público" la información, dándole al Estado la potestad para regularla.

Te puede interesar