Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Renovado pedido de justicia por las chicas asesinadas en Ecuador

El reclamo copó la marcha por el Día de la Mujer realizada frente al Congreso

SEGUIR
,
SEGUIR
PARA LA NACION
Miércoles 09 de marzo de 2016

Para Vanesa Lidjens, este Día de la Mujer no fue de festejo. Completamente vestida de negro, el color del duelo, sostenía una vela blanca en la puerta del Congreso nacional. Encabezaba el acto para pedir justicia por su prima Marina Menegazzo y por María José Coni, desaparecidas y asesinadas en Ecuador.

"Era un angelito. Todavía una nena. Queremos que se sepa la verdad sobre quién la mató. Queremos que dejen actuar a los peritos argentinos que viajaron a Ecuador (ver aparte), que les dejen tomar las huellas dactilares", explicó a LA NACION.

Su mamá, Ofelia Ozana, portaba un cartel con las fotos de Marina y María José, cuyos cadáveres aparecieron en Montañita. "Mirá lo alegre que era. Ella era siempre así. Cuando cumplió 15 nos hizo disfrazar a todos para su fiesta, incluida su abuelita", contó la mujer mientras señalaba la foto de Marina.

"Estamos acá para que se termine la poca claridad con que se desarrolla la investigación en Ecuador. Si evitamos que la política y el poder económico sigan cubriendo esto, vamos a poder conocer la verdad", agregó.

Lidjens y Ozana no estaban solas. A su alrededor, había muchas otras velas encendidas por familiares y amigos y por muchísima gente desconocida y anónima que se había acercado para apoyarlos. La movilización organizada por el Día de la Mujer y en contra de la violencia de género estuvo cruzada ayer por la trágica ola de femicidios que afecta a mujeres argentinas, dentro del país e incluso afuera.

"Éste es un triste ejemplo de la vulnerabilidad a la que estamos expuestas las mujeres cada vez que salimos a la calle", afirmó Pía Girauldo.

Por la mañana, el predio de la ex ESMA, en Núñez, también fue sede de un acto auspiciado por la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Comisión Interamericana de Mujeres. Estuvieron presentes miembros de los ministerios de Justicia nacional y provincial.

En tanto, la ministra de la Corte Suprema Elena Highton de Nolasco reconoció en declaraciones radiales que la Justicia no protege por completo a las mujeres. "No hay una protección ciento por ciento a las víctimas [de violencia de género]", dijo, y admitió que "hubiera preferido que haya una mujer" entre las candidatos a sumarse al máximo tribunal. "Una posibilidad es que él tenga una pulsera electrónica y ella un celular para que cuando él se acerque empiece a sonar en la policía", propuso.

Las movilizaciones se repitieron en el interior del país. En Rosario, organizaciones sociales, políticas y feministas marcharon con consignas en favor de las mujeres y en contra de los femicidios. Los organizadores expresaron su preocupación en torno a diferentes cuestiones referidas a la discriminación que, dijeron, todavía soportan las mujeres.

En Bahía Blanca, la agrupación Acciones Feministas organizó una radio abierta, intervenciones artísticas y una movilización.

Mañana, la Comisión sobre Temáticas de Género de la Defensoría General de la Nación (DGN) y Amnistía Internacional Argentina presentarán un informe sobre femicidios.

Retrasos en la investigación

Los peritos enviados a Ecuador por el gobierno argentino a pedido de las familias de María José Coni y Marina Menegazzo, las dos chicas mendocinas asesinadas en Montañita, decidieron retrasar su regreso al país. La razón es que la fiscalía ecuatoriana aún no les permitió tomar las huellas dactilares que les permitirían confirmar la identidad de las víctimas de manera rápida. Pudieron levantar el material biológico para realizar un ADN, pero este estudio demanda más tiempo. Los peritos se mostraron sorprendidos por la decisión.

Te puede interesar