Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En vivo: creece la expectativa por la ruptura del glaciar Perito Moreno

De las ultimas cinco rupturas, incluida la que sucederá en estos días, cuatro se dieron en marzo; el glaciar, impredecible, ya empieza a formar un patrón

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 09 de marzo de 2016 • 11:51
0

GLACIAR PERITO MORENO, Santa Cruz.- Un drone color blanco sobrevuela el canal de los témpanos, en segundos se pierde a simple vista contra las paredes del glaciar que tiemblan ante cada caída. Minutos después regresa a la base, en uno de los balcones inferiores del Parque. Todo vale para captar este momento único de la naturaleza: el proceso de ruptura del glaciar Perito Moreno, q

"Vamos a filmar imágenes para el Glaciarium y también para Parques Nacionales, es un momento único para dejar registrado", explica a La Nación, Luciano Bernacchi, director del museo de hielo que hace cinco años abrió sus puertas con excelente información científica y gran despliegue tecnológico. Hace años que los sobrevuelos sobre el glaciar se prohibieron por protección ambiental, estas filmaciones solo se realizan con estricta autorización.

Durante la mañana los guardarparques de la seccional observaron las filtraciones de agua desde el Brazo Rico hacia el resto de Lago Argentino y la confirmación llegó de la mano de Parques Nacionales. La noticia, como cada vez que ocurre, sacudió a todo El Calafate, y la adrenalina empezó a correr. Ayer estuvieron los turistas ocasionales que se encontraron con la sorpresa, los guías habituales y los vecinos de El Calafate que cruzaron los 70 km en un ratito, para ser parte de este proceso único.

El proceso

Ayer comenzó el proceso de ruptura
Ayer comenzó el proceso de ruptura.

El Glaciar Perito Moreno es un glaciar en equilibrio que en ocasiones forma un dique natural de hielo, impidiendo el paso del agua del Brazo Rico/Sur hacia el Lago Argentino a través del Canal de los Témpanos.

"El Brazo Rico queda endicado y su nivel va subiendo hasta que por el principio de flotabilidad de Arquímedes la fuerza de empuje que ejerce el agua sobre el dique iguala su peso. Cuando el hielo se despega en algún punto del apoyo rocoso comienza a filtrar el agua y se inicia el proceso de ruptura, que es irreversible. Esta no se debe a fractura mecánica del hielo sino al desarrollo de un canal sub-glacial", detallaron desde Glaciarium, la fuente científica más consultada.

La explicación de los expertos resume: "al principio el agua se filtra a través de un pequeño canal subglacial, que se agranda por la fusión de las paredes del túnel y el hielo basal en flotación. La presión del agua sigue erosionando el túnel, que se agranda rápidamente por las caídas espectaculares de enormes escamas de hielo desprendidas desde su bóveda y el agua comienza a pasar cual un torrente del Lago Rico al Canal de los Témpanos".

Ayer aún no había transmisión en vivo de la ruptura de ningún canal de televisión, pero si empezaron a llegar los fotógrafos deseosos por captar las catedrales de hielo que cayeron durante toda la tarde. A Andrés Bonetti, un fotógrafo profesional cordobés radicado hace muchos años en Puerto Madryn, esta vez el proceso de ruptura de encontró a sólo 100 km: casi al lado, si hablamos de las distancias en la Patagonia.

Las imágenes de Bonetti se pueden encontrar en libros, almanaques, postales y recuerdos por toda la Patagonia. Cada año viaja retratando desde montañas en la cordilleras hasta orcas y ballenas en las costa. "Es mi quinta ruptura, ahora soólo queda hacerle guardia", relata cámara en mano y trípode junto a su hijo que lo filma.

De las últimas cinco rupturas, incluido el actual proceso, todas se dieron en marzo, el glaciar impredecible ya empieza a formar un patrón. Pero hay una ruptura que aquí la recuerdan los antiguos vecinos, fue tan rápido el proceso, que fueron los únicos que pudieron llegar a tiempo: fue en febrero de 1988.

"En esa época no había pasarelas, estábamos sentados entre piedras y arbustos. Nos enteramos a las 2 de la mañana por un radio llamado de los guardaparques, y recuerdo que ese día el pueblo se vació, todos nos vinimos acá", relata Norberto Morresi, dueño de Morressi Viajes, una agencia inclinada al turismo cultural y arqueológico.

Una 1500 personas visitan el glaciar a diario
Una 1500 personas visitan el glaciar a diario. Foto: LA NACION

Morresi recuerda que el Brazo Rico tenía en ese momento un desnivel muy superior al que alcanzó ahora, pasaba los veinte metros. "La fuerza del agua fue tal que el proceso terminó en el mismo día a la tarde, fue uno de los mas bellos", relata el hombre que vino en el 85 atraído por un aviso de tv que buscaban gente para una agencia de viajes. Ayer consideraba que los turistas que ya habían contratado excursiones para otros lugares del Parque Nacional, posiblemente desistirían para ser parte del momento único.

El colapso final se produce cuando se derrumba el arco y desaparece el dique. Se igualan las aguas y un canal comunica nuevamente el Brazo Rico con el Canal de los Témpanos. ?Ayer quienes mas conocen al glaciar estimaban que la caída final del túnel podría darse entre mañana jueves o el viernes. Pero no son detalles que puedan predecirse.

Mientras la caída de las paredes -equivalentes a un edificio de 70 metros de altura- se repiten cada vez con mayor frecuencia sumando vértigo y belleza, lo que todos piden aquí es que el momento cúlmine sea a la luz del día, y no se repita el fenómeno del 2012, cuando el puente final cayó de madrugada, sin testigos.-

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas