Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Lo mejor de los desfiles nacionales del Bafweek 2016

Segunda parte de la semana que abrió el calendario de moda de Buenos Aires

Jueves 10 de marzo de 2016
0

ROMA RENOM:

El tied up es el gran protagonista de la colección de Romina Renom: lazos y más lazos, anudando el cuello, las mangas, la cintura, todos generando, en algunas piezas, frunces pronunciados. La sastrería lleva una impronta masculina, en una silueta lánguida y holgadísima. Los tapados oversized son un must, de corte recto o tipo capa, con grandes tajos, se llevan con pantalones anchos y camisas superamplias. Los panta pijama de seda, también un hit, al igual que los chalecos de corte geométrico para usar con todo. Para la noche apuesta al encaje negro o crudo, en una silueta sensual, en vestidos o blusas despegados del cuerpo. Usa colores plenos, la paleta es en crudos, mostaza y terracota; suma azules, rojo, fucsia, amarillo, negro. Simple y sofisticado.

CECILIA GADEA:

El calado con láser es lo suyo y cada vez lo aplica y perfecciona en texturas y tipologías no exploradas, como el suéter. "Con el láser creo mi estampa, genero texturas." Tejido imaginario es una colección inspirada en "los libros de tejidos que usaba mi mamá para hacernos suéteres con su Knittax", y en la estética de la nouvelle vague. La iconografía del tejido, puntos, trenzas y jacquards, la convirtió en prints calados y bordados. Así llevó el suéter a faldas, canesú de vestidos y mangas de abrigos de paño. Sumó tapados y camperas de guipure matelasseado y chalecos de organza con tejidos en merino y angora. Romántica y cuidada.

NOUS ETUDIONS:

Una propuesta que deja en claro que la marca es futuro, a pesar de que la colección se llame No Future. Nous es todo originalidad, desde los materiales no convencionales que trabaja con soltura, su moda consciente hasta las morfologías y la forma de reinterpretar tendencias con audacia. Define una silueta entre lánguida y al cuerpo; con pantalones anchísimos, pantcourts, oxford, túnicas, capas de corte irregular, vestidos y monoprendas con recortes audaces. En neoprene, su textura fetiche, dos elegidos: un crop top cortísimo de una sola manga larga y un supertapado geométrico. Al final, baile para presentar su denim junto a Calu Rivero.

BENITO:

Inspirado en un folk americano con siluetas lánguidas, Benito Fernández presentó una colección urbana y juvenil. Tuvo colores vibrantes, detalles con flecos, estampados y ponchos; también camisas, pantalones anchos y faldas largas. Las modelos, con trenzas mezcladas con plumas en un pelo suelto sauvage, caminaron en una escenografía de grafitis flúo, para transmitir esa alegría bohemia que lo define. Benito, que logra ser una marca de shopping con gran aceptación, mostró lo suyo en un desfile que convocó más celebrities y groupies, en igual medida.

ZITO:

Minimalista, de cortes geométricos y silueta oversized ganó para transitar el día. El corte recto se destaca en sacos de paño con solapas destacadas, poleras, maxisuéteres hiperlivianos, camisas con cuellos pronunciados, chalecos, tapados largos y cárdigan. La tendencia setentosa está en el oxford que se lleva con tajos, además de otro hit, los pantalones cropped rectos. Hay un guiño a la sensualidad femenina con chemises casi transparentes y capas tejidas de corte irregular que definen una figura lánguida. Para la noche, sedas y gasas en vestidos al cuerpo o bien amplios. Elegancia asegurada.

CHAIN GARCÍA BELLO:

Fue uno de los desfiles de autor más aplaudidos. Las diseñadoras, que ya estuvieron antes en estas pasarelas, mostraron una colección madura, con un hilo conductor de principio a fin. Sus prendas para hombre y mujer, inspiradas en la calidez hogareña opuesta al frío exterior del invierno, fueron hechas en materiales nobles, colores neutros y escala oversize. En búsqueda de la comodidad absoluta, los diseños rozaron la estética de ropa de cama y la performance lo reforzó: en el centro de la pasarela, colchones y almohadones enormes en el piso, y al finalizar las pasadas, los modelos se acostaron sobre ellos con música calma de fondo.

GARÇON GARCÍA:

No se aparta de su foco: un dandy citadino trendy. Propone básicos, pero sofisticados por el diseño, los géneros y la paleta. El chupín sigue vigente en la silueta masculina, se lleva con polera y campera biker; el tapado también es protagonista bien largo siguiendo la tendencia, con apliques de piel, a cuadros o lisos. La camisería en poplín tiene una impronta sutil con motivos pequeños; suma mucho saco y suéteres tejidos en merino. Apuesta al denim couture, con tipologías sastreras como sacos, chalecos, pantalones chinos y el jean clásico en tonos oscuros. Un clásico para estar siempre impecables.

JUAN HERNÁNDEZ DAELS:

Punto y aparte. Así se llamó la propuesta del diseñador argentino formado en Bélgica. Las prendas partieron desde un círculo como concepto abstracto, y la moldería, los detalles y cortes siguieron esa dirección en blanco, negro y amarillo. Las prendas con volumen en sedas, organzas, chiffones y crepés generaron siluetas ampulosas y escultóricas; algunas más ponibles que otras, pero de muy buena confección y moldería, más una interesante propuesta estética que planteó cierta tensión entre lo masculino y lo femenino. Daels elige diseñar para una mujer fuerte, con convicciones y personalidad.

CID KOHAN:

Una voz en off con un poema de Neruda dio comienzo a la puesta en escena teatral que montaron Celeste Cid y Paula Kohan para su primera participación en pasarela. Eclécticas, las actrices mostraron una colección que combina el espíritu autóctono, con ruanas y botas de caña alta, con el de una mujer bien moderna y por momentos algo rocker. Vestidos con transparencias, tops y palazzos destacan una silueta sensual a la que se suman capas con capucha, camperas de cuero y accesorios, como sombreros y vinchas. Predominó el animal print, el negro, el blanco y el rosa. Buen estreno.

NAÍMA:

Cierre de la semana con una gran fiesta, a la que no faltaron las musas: Chloé Bello, Juana Viale, Daniela Urzi y Dolores Fonzi, que se pasearon por el restaurante de La Rural ambientado por Javier Iturrioz. Y, entre medio, Action, una colección con fuerte en la sastrería y las estampas de rayas y granete. Una vuelta a la silueta de los 90 y la mezcla de texturas que sube la apuesta para la noche, con transparencias y cuero. Se renuevan los básicos, ADN de la marca, con camisolas de seda, vestidos de líneas simples y abrigos que pasan por el tapado de paño, además de la capa y la campera con tachas y flecos.

Coberturas:Paloma Bigio: Chain García Bello, Juan Hernández Daels y Benito. Silvina Vitale: Zito, Nous Etudions, Garçon García y Roma Renom. Camila Solito: Cid Kohan y Naíma. Delia Alicia Piña: Cecilia Gadea.

Fotos: Facundo Basavilbaso

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas