Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Radio digital versión argentina

Hardata, una empresa local, desarrolló un popular software para operar programas radiales

SEGUIR
LA NACION
Lunes 17 de julio de 2000

La compañía es líder en América latina.

El programa automatiza las tareas radiofónicas.

Puede subir las transmisiones a la Web, para que se las escuche en todo el mundo .

"La radio va a terminar convertida a la Internet", augura Juan Cancellieri, jefe de operaciones de Hardata ( http://www.hardata.com ), una empresa argentina dedicada al desarrollo de software para el manejo digital de una radio: "Ese es su futuro. La radio como la conocemos hoy no va a morir, porque ningún medio reemplazó nunca a otro, pero Internet la está transformando totalmente."

Cancellieri tiene con qué sostener sus palabras. Desde 1997 la empresa en la que trabaja es líder en América latina, hace ya un año que tiene representación en España ("es nuestro sector de mayor crecimiento", apunta Gustavo Fayard, vicepresidente y cofundador de Hardata), y su software controla el buen funcionamiento de más de 2000 radios en toda la región hispana.

De izquierda a derecha, Gustavo Fayard (vicepresidente), Juan Cancellieri (jefe de operaciones), Damián Molinari (proyectos) y Gustavo Pesci (presidente), de Hardata
De izquierda a derecha, Gustavo Fayard (vicepresidente), Juan Cancellieri (jefe de operaciones), Damián Molinari (proyectos) y Gustavo Pesci (presidente), de Hardata. Foto: Ricardo Pristupluk

"La radio en Internet aporta dos modificaciones fundamentales -explica Cancellieri-. Primero, posibilidades de comercio electrónico; segundo, el fin del límite de la transmisión por antena, porque rompe con el límite geográfico. Voy a poder escuchar mi radio donde quiera que tenga acceso a la Web, comprar el disco que esa radio esté promocionando, el ticket de la gira que vaya a hacer la banda que esté escuchando. En el nivel business-to-business las receptoras de cadenas satelitales van a poder comprar paquetes de información y editarlos a su gusto. No habrá límites para la difusión de un programa de radio."

Las 15 personas que trabajan en la oficina central de la empresa tienen como meta el desarrollo de 3 líneas de productos íntegramente argentinos: DineSat , software de control de radios que les dio respaldo económico y los hizo conocidos internacionalmente ("somos una de las cinco empresas más grandes del mundo en el rubro", afirma Cancellieri); Audys , un reproductor gratuito de MP3, WAV y CD de audio (ver recuadro); y varios desarrollos para poner las radios en línea y llevar el invento de Marconi a las PC de todo el planeta, sin que medien las ondas hertzianas.

"El mercado está derivando naturalmente a la conectividad -afirma Cancellieri-. Estamos generando un producto en el que en un servidor va a haber diferentes segmentos musicales y cada usuario va a elegir lo que quiere, y habrá posibilidades de comercio electrónico y negocio publicitario discriminado por usuario." En un futuro cercano (algunas de estas cosas ya están en funcionamiento), el oyente podrá ir a la página de una radio, seleccionar el programa que quiere oír (sin importar si está en ese momento en el aire), elegir quizá la música, comprar un CD, bajarse archivos MP3 y otras cosas por el estilo.

De Marconi a la PC

"Para manejar una radio sólo se necesita una PC con un Pentium II a 300 MHz corriendo Windows, 64 MB de RAM y una placa de sonido, preferentemente profesional", detalla Damián Molinari, del departamento de Proyectos de Hardata.

En esa PC se instala el DineSat 4.5 (su precio oscila entre los $ 1000 y $ 2500 por PC, según el trabajo que vaya a realizar), que permite tres modalidades de trabajo: controlar una sola emisora; recibir una señal satelital y manejar dos emisoras; o dirigir tres o más emisoras e interactuar con un satélite.

El software desarrollado por la empresa permite digitalizar toda la música, separadores, cortinas e incluso locuciones y luego mezclarlas dentro de la PC. Además maneja los llamados de los oyentes, los graba y reproduce, elabora un ranking automático de temas pedidos, etcétera.

"El sistema es digital, y se puede manejar hasta los niveles de fundido de temas -explica Molinari-. Hay personas que prefieren tener tres placas de audio en distintas salidas y manejarlas desde una consola, y hay otros que después de instalar el programa no la tocan más: pueden hacer un evento (un fundido entre dos temas, por ejemplo) con la PC que manualmente no les saldría tan bien. Con una placa profesional se puede hacer sentir como si estuviera la radio en vivo, pero en realidad está totalmente automatizada."

De hecho, explica Molinari, la digitalización y compresión del sonido permiten almacenar 4 horas de radio en 10 gigabytes (GB); algunas radios que no podrían pagar un operador nocturno siguen transmitiendo toda la noche gracias a un programa y un disco rígido de gran capacidad.

Entre algunas de las radios locales que transmiten usando el DineSat están Mitre, TyC, FM Mega y Nostalgie, que entraron de lleno en el concepto de la radio digital. "Cambia todo -se entusiasma Cancellieri-. Digitalizar significa versatilidad, automatización, la posibilidad de tener una enorme cantidad de material concentrada en poco espacio, una búsqueda más rápida de audio que en un medio analógico; todas las virtudes que te brinda la informática para cualquier tarea también lo hace para esto."

Aunque el producto es el más difundido en América latina, no es el único; los europeos y los norteamericanos también pugnan por insertarse en el mercado latino, aunque por ahora con poco éxito.

"La diferencia es que el nuestro es el único software en castellano original, no traducido -detalla Cancellieri-. Nuestra línea responde al criterio europeo, que implica una forma de hacer radio, también. El modelo norteamericano es de productos muy caros que dan la sensación de estar mirando viejos aparatos de radio en el monitor. El modelo europeo es más un software que responde a cada aplicación."

Además, como se dice, los de Hardata son del pago: "La ingeniería informática argentina es extremadamente prestigiosa dentro de América latina", se enorgullece Cancellieri, que considera que los europeos y norteamericanos no tienen éxito porque no logran entender nuestra región: "Tienen productos muy caros, con un servicio técnico caro, con una atención más fría al cliente; prefieren trabajar con pocos clientes muy grandes. Nosotros somos de la idea que hay que trabajar con muchos, y venderles una solución práctica a todos".

Faltan 6 semanas para que la radiofonía mundial cumpla 80 años. Aquel nacimiento en el teatro Coliseo porteño dejó una impronta de modernización que todavía no se acaba. Los argentinos siguen enamorados de la radio, pero lo que oyen tiene, cada vez más, una cuota importante de 0 y 1 argentinos.

Un reproductor de MP3 argentino para el mundo

"Hace un año pusimos en línea el primer reproductor de audio gratuito para el mercado latino", anuncia Juan Cancellieri, de Hardata. El software se llama Audys ( http://www.audys.com ) y ya fue adoptado por un portal musical local, Yeyeye ( http://www.yeyeye.com ), como reproductor de la música que quieren distribuir.

El programa reproduce MP3, WAV y audio de CD; además de tener un ecualizador y diferentes pieles (para cambiar su apariencia; en el sitio hay instrucciones para hacer más pieles) puede funcionar como una consola para disc jockeys: en la modalidad DJ o Radio se abren dos reproductores y una mezcladora, lo que permite pegar dos temas, poner uno como fondo del otro, etcétera. Como el Winamp, puede funcionar con una vista que reduce el tamaño de la ventana, para que no ocupe espacio en el escritorio.

El software suple las funciones de la consola estándar de un estudio radial: permite ver todos los temas disponibles para poner en el aire, mezclarlos con la tanda, la cortina y la voz del locutor (imagen superior); atender llamados y elaborar un ranking (imagen del medio); digitalizar, editar y mezclar canciones (imagen inferior); sincronizar la emisión de tandas en cadenas satelitales, etcétera.

Te puede interesar