Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Exigencias de cuerpo y mente

SEGUIR
PARA LA NACION
Jueves 10 de marzo de 2016
0

El científico Fabricio Ballarini, autor del útil y didáctico libro "REC", sostiene que "nuestra memoria es como Wikipedia: puede ser modificada por otras personas". Julio Velasco, entrenador del seleccionado argentino de voleibol y una eminencia que trasciende al deporte, fue el inspirador para que sus pares del rugby empiecen a entender que había otros caminos para los ejercicios y los métodos de entrenamiento. Que, como dice Ballarini, era posible modificar la memoria de los jugadores.

Germán Fernández formó parte del encuentro que el staff de los Pumas, comandado por Daniel Hourcade, mantuvo con Velasco y es, junto a Martín Mackey, director nacional de alto rendimiento, quien está estudiando todo lo relativo a nuevas formas de entrenamiento que tienen que ver, también, con acostumbrar al cerebro a distintas situaciones que se van dando en un partido. Y, además, fundamentalmente en este año, a analizar cómo responde cada jugador ante las exigencias de cuerpo y mente que se generarán a partir de competir en el Super Rugby.

"Lo más jugoso que nos aportó Velasco fue no darle periodización a la enseñanza. Nosotros llevábamos las secuencias de entrenamiento de menor a mayor, porque de esa forma es como aprendimos en el colegio. Él cree que eso limita al jugador, y que hay que poner más en el foco en el error: si se produce uno, volver sobre él. Para eso nos puso como ejemplo lo que hacen los chicos cuando le dan un celular o una tablet: se equivocan y siguen buscando; siguen investigando. Nosotros, en cambio, quizás ante lo primero que no nos sale, la dejamos", le cuenta Fernández a LA NACION.

El encargado de destrezas de los Pumas, que llegó a ese puesto por consejo de Graham Henry (head coach de los All Blacks campeones mundiales de 2011), está empezando a notar los cambios en los nuevos métodos de entrenamiento con los actuales Pumitas, con los que lleva un mes de concentraciones. "En los más jóvenes los cambios se realizan más naturalmente, pero nuestro parámetro tienen que ser los Pumas", agregó.

Vale señalar que esta es otra rama de trabajar la mente, que va por otro camino al de la psicología deportiva, que también hace su aporte importante. Al respecto, el ex psicólogo de la UAR, Fernando Saccone, acaba de sacar su libro titulado "Rugby Mental".

Para graficar algunas falencias que se pretenden mejorar tratando de buscar nuevas maneras de entrenamiento de la memoria del juego, Fernández aporta que en la última Copa del Mundo, los Pumas concretaron 80 quiebres, pero ante los equipos del Tier 1, sólo el 35 por ciento se transformó en lo que él llama buenas noticias. O sea, en puntos. "Fue la más baja de los semifinalistas, y estamos notando que insistiendo más en el error, podemos mejorarla. Lo ideal sería llegar al menos al 50%", acotó. De todos modos, los progresos han sido notables. El promedio de quiebres en 2012 era de 2.83 por partido y en 2015 ascendió a 11.

El alto rendimiento profesional requiere de estudiar y sumar todo lo que ayude a crecer. Porque como dice Ballarini, "nuestra memoria no es infinita, pero tiene una enorme capacidad".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas