0

El pingüino que nada 8000 km todos los años para reencontrarse con el hombre que le salvó la vida

Joao Pereira lo curó; llamó Dindim al animal y desde entonces son inseparables; todos los años, vuelve a su casa para pasar 8 meses con él
0
9 de marzo de 2016  • 23:11

Una playa de Brasil es la protagonista de esta tierna historia. Joao Pereira de Souza tiene 71 años y es un albañil retirado. Vive en una isla afuera de Río de Janeiro y fue allí donde, en 2011, se encontró con un pequeño pingüino empetrolado a punto de morir.

Joao limpió el petróleo de las plumas del animal y lo alimentó diariamente con pescado para que recobre fuerzas. Lo llamó Dindim.

Dindim pasa 8 meses del año con el hombre que lo curó; el resto del año lo pasa en las costas de la Argentina y Chile

Después de una semana, intentó liberar al pingüino de vuelta al mar, pero el animal no se quería ir. "Se quedó conmigo durante 11 meses y cuando mejoró desapareció.

Unos meses después, Dindim volvió. Un día se encontró con Joao en la playa y lo siguió hasta su casa.

En los últimos 5 años, Dindim pasa 8 meses del año con el hombre que lo curó y se cree que el resto del año lo pasa en las costas de la Argentina y Chile. Todos los años se reúne con Joao: "Amo al pingüino como si fuera mi hijo y creo que él me ama a mí", le dijo el hombre al medio brasilero Globo. "Nadie más puede tocarlo. A él no le gusta. Se sienta en mi regazo y deja que lo bañe y lo alimente", agregó.

"Todos dicen que no volverá pero en los últimos 5 años él siempre volvió a visitarme". Cada año, llega en junio y se va a su hábitat en febrero y cada vez parece más feliz de verme.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.