Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cuatro posiciones en conflicto y decenas de miles de migrantes varados en Grecia

Turquía, Grecia, Alemania y los países balcánicos no llegan a un acuerdo, mientras la crisis humanitaria en los campos de refugiados griegos se agudiza por las lluvias

Jueves 10 de marzo de 2016 • 12:39
0

Cinco personas, entre ellas un bebé de tres meses, murieron hoy ahogados en el mar Egeo mientras trataban de alcanzar las costas griegas desde Turquía, y decenas de miles de migrantes están bloqueados en Grecia mientras se agrava la crisis humanitaria por las lluvias. Pero los profundos desacuerdos dentro de Europa y también con Turquía no permiten avizorar una solución en el futuro cercano.

Tras la reunión de este lunes en Bruselas entre la Unión Europea (UE) y Turquía surgieron cuatro posiciones contrapuestas, que serán debatidas en una cumbre de la semana próxima.

Refugiados sirios en el campo de Idomeni
Refugiados sirios en el campo de Idomeni. Foto: AP

El No de los balcánicos

Refugiados sirios en el campo de Idomeni
Refugiados sirios en el campo de Idomeni. Foto: AP

La llamada "ruta de los Balcanes", que desde Grecia conducía a Macedonia, y luego a Croacia, Serbia, Eslovenia, Austria, y finalmente el destino más buscado, Alemania, quedó definitivamente cerrada la medianoche del martes, luego que Eslovenia restauró los controles fronterizos del espacio Schengen. Ahora sólo pueden pasar "los extranjeros que cumplan los requisitos para entrar en el país" (es decir, que tengan pasaporte europeo o de un país con acuerdo de entrada sin visado, o visado válido para zona Schengen).

En cascada, Croacia, Serbia y Macedonia prohibieron también el tránsito a quienes no tengan la documentación apropiada. La medida recibió el apoyo de la UE, y el propio presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk aclaró: "Los flujos irregulares de migrantes a lo largo de la ruta de los Balcanes occidentales han terminado. No es una cuestión de acciones unilaterales, sino de una decisión común de los 28 países de la UE".

Alemania, el destino soñado

Al costo de perder popularidad entre sus votantes, la canciller alemana Angela Merkel, que en el pasado fue acusada de ser una persona sin sentimientos, sigue teniendo una actitud de apertura hacia los refugiados.Su país recibió 1,1 millones de refugiados sólo en 2015, y hoy criticó el cierre de la ruta balcánica. "El problema no se resuelve tomando una decisión unilateral", dijo Merkel en declaraciones a una radio alemana.

"Pienso que la decisión unilateral de Austria, y luego de los países de los Balcanes, hace que lleguen menos refugiados pero pone a Grecia en una situación muy difícil", estimó la canciller.

Merkel encuentra oposición hasta dentro de sus propias filas partidarias. El primer ministro bávaro Horst Seehofer amenazó meses atrás con llevar a la canciller al Tribunal Constitucional si no logra detener la marea humana que se acerca a Alemania. En los primeros días de enero, Seehofer estimaba que 3000 refugiados por día estaban llegando a su país.

El rechazo de Turquía

Turquía alberga ya en su suelo a 2,7 millones de sirios que huyeron de la guerra civil en su país. Pero gran parte de ellos sólo ven en Turquía una ruta de tránsito hacia Grecia y Europa. Según el acuerdo alcanzado este lunes en Bruselas entre Ankara y la UE, todos los refugiados o inmigrantes que lleguen de forma irregular a las islas griegas, serán deportados de regreso a Turquía.

Sin embargo, el gobierno turco aclaró hoy que no readmitirá a los refugiados que ya están en las islas griegas. El ministro Volkan Bozkir dijo a la agencia de noticias turca Anatolia que su país aceptará la devolución de "decenas de miles" de migrantes, pero "no de cientos de miles ni de millones", y agregó que eso excluirá a los que ya se encuentran en las islas griegas.

El pacto al que se llegó este lunes especificaba que la UE aceptaría a cambio un número igual de refugiados a los que Turquía recibiera de regreso desde Grecia.

Crisis humanitaria en Grecia

La situación humanitaria más complicada es la que se vive en Grecia. Cerca de medio millón de inmigrantes arribaron a este país en los últimos tres meses del 2015, la mayoría de los cuales se desplazaron posteriormente al norte a través de los Balcanes, según informó hoy la agencia europea de fronteras Frontex.

La agencia, que coteja datos sobre el número de entradas irregulares a través de la frontera, registró 484.000 casos en la ruta del este del Mediterráneo de Turquía a Grecia entre octubre y diciembre.

Pero las lluvias están causando ahora estragos especialmente en el campo de refugiados de la ciudad griega de Idomeni, cerca de la frontera con Macedonia. Más de 13.000 personas se encuentran varadas allí con la esperanza, ahora frustrada, de ingresar a Europa por la ruta balcánica.

Tanto el gobierno griego como las organizaciones humanitarias, están instando a las personas a abandonar el campo, convertido en un lodazal, donde miles de niños corren riesgos de salud debido a las precarias condiciones del lugar.

Agencias EFE y DPA

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas