Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los pogos más grandes de Europa

Citas imperdibles para peregrinos y melómanos, los festivales de música alternativa recogen el legado de Woodstock y calientan el verano boreal

Roskilde: esto es el aguante (vikingo)
Roskilde: esto es el aguante (vikingo). Foto: AFP
SEGUIR
PARA LA NACION
Domingo 13 de marzo de 2016
0

Radiohead en Barcelona, Massive Attack en Castellón, New Order en Roskilde, Coldplay en Somerset, Dave Clarke en Novi Sad y así hasta donde llegue el presupuesto y el umbral de tolerancia de las orejas. Los festivales de rock y pop alternativo diseñan un itinerario posible para los cultores del turismo musical, un segmento que pide pista en el mercado en procura de un ritual con denominación de origen en Woodstock 1969.

Como el turista gourmet, el viajero musical se deja llevar por la curiosidad del paladar a cualquier villorrio con un cartel que prometa la ceremonia que interpele su gusto: estribillos para marchas partisanas de veteranos de mil batallas o los beats radicales de un DJ formado en los sótanos.

En el medio, el calendario de verano europeo aparece superpoblado con una frondosa programación en la que caben post pop, electrónica, experimentación de arrabal y la bienvenida querencia por la búsqueda de algún acorde nunca antes imaginado. Cada cita es fiel a un estilo, a una escena o bien puede cambiar de figuritas a la caza de un perfil que decante en marca. Algunos festivales, como el Roskilde, de Dinamarca, o el Glastonbury, de Reino Unido, transitan los almanaques desde hace décadas y otros van y vienen, se vuelven errantes, reparten franquicias o vuelven a intentarlo.

El gran Glastonbury mantiene la llama encendida desde 1970
El gran Glastonbury mantiene la llama encendida desde 1970. Foto: AFP

Las ciudades anfitrionas hacen cuentas. El Primavera Sound, tras las ferias Alimentaria y Mobile World Congress, es el tercer acontecimiento que aporta más negocio a Barcelona. El municipio valenciano de Benicàssim se hizo un nombre en el mapa por su festival de música independiente. Sus alcaldes apostaron al desarrollo de las convocatorias como puntal de revitalización y en algunos casos, como la metrópoli que adoptó a Messi, como estrategia de branding de cara a competir como capital cultural del continente.

Los organizadores de los eventos saben que hay miles de fans y melómanos de todo el globo dispuestos a peregrinar, pegar saltos al cielo y quemar el aguinaldo para vivir la liturgia del imaginario rocker.

El gran Glastonbury mantiene la llama encendida desde 1970
El gran Glastonbury mantiene la llama encendida desde 1970. Foto: AFP

Primavera Sound

La nueva edición del Primavera Sound tiene las horas contadas para colgar el cartelito de sold out en su página oficial. Sólo quedan entradas de día para la primera jornada mientras que los abonos de tres días fueron devorados incluso antes de hacerse público el cartel. Si el festival nunca tuvo que depender de las divinidades pop más convocantes para atraer al público, la edición 2016 se pasa de rosca con un tropel de all stars de la escena independiente, desde Brian Wilson a Radiohead, con el regreso a los escenarios de los neoyorkinos de LCD Soundsystem como los cenicientos de una lista de infinitos punto rojo de convites. Un cronista del Washington Post llegó a definirlo como "el mejor festival de música en el mundo". Tan lejos no está.

Cuándo: 1 al 5 de junioDónde: Parc Forum, Barcelona, EspañaTickets: 80 euros la entrada de díawww.primaverasound.com

Sónar

Dos semanas después del Primavera Sound, la edición 23 del Sónar honra la agenda barcelonesa con el retorno de la leyenda del vinilo y pionero de los sintetizadores: el productor y compositor francés Jean-Michel Jarre, padrino de la electrónica vintage.

El gesto es filosofía de la casa. El Festival Internacional de Música Avanzada hace historia con su mix de DJ emergentes y consagrados e instrumentistas orgánicos a uno u otro lado de la consola, pero todos encolumnados por la vocación de futurismo y el baile desatado. El cartel entrevera a exponentes de las tendencias más underground o los nuevos yogurines de la escena. Serán de la partida en esta ocasión James Blake, Flume, Roots Manuva y Kelela como anzuelos principales, un rompepistas como Fatboy Slim y un romántico cancionista como Antony and the Johnsons, entre otros.

Cuándo: 16, 17 y 18 de junio

Dónde: Fira Montjuïc y Fira Gran Via L'Hospitalet, Barcelona, España.

Tickets: De 72 (entrada de noche) a 180 euros el abono.

sonar.es

Glastonbury

Del gremio de festivales, Glastonbury es el genuino heredero de una mística bucólica traducida a la era digital. El festival nació en 1970, como espontáneo tributo al finado Jimi Hendrix por parte de una alta concentración de hippies en la campiña de Pilton, en Somerset. De ahí en más, el festival eclosionó, sobre todo en los años 90, como uno de los grandes encuentros de la música alternativa con yapas de mainstream -estuvieron los Stones, Beyoncé- y cabida para los sonidos cocinados en la periferia, como los Violentango porteños. El legado fue retratado por el gran Julien Temple en un documental que devuelve la atmósfera de aquellos días de guitarras incenciadas con pachuli a una puesta al día de época. Mucho disfraz, stands de ONGs buenistas, catering de hamburguesas de garbanzos y jugo de achicoria, casas rodantes tuneadas como el subte de Nueva York, carpas y bongós a toda hora.

El line up completo aún se hace rogar, pero ya confirmaron asistencia el talentoso Jeff Lynne sacando del arcón su Electric Light Orchestra, Coldplay, PJ Harvey y los Muse, que están en todas.

Cuándo: 22 al 26 de junio

Dónde: Pilton, Somerset, Reino Unido

Tickets: 228 libras

www.glastonburyfestivals.co.uk

El gran Glastonbury mantiene la llama encendida desde 1970
El gran Glastonbury mantiene la llama encendida desde 1970. Foto: AFP

Roskilde

Los vikingos tienen aguante, fundamental para sostener el espíritu en ocho días consecutivos de agite y parlantes desconados. El Roskilde nació en 1971 con espíritu vanguardista y la afinidad escandinava por el asociacionismo y le voluntariado. La Roskilde Festival Charity Society destina todas las ganancias del festival a causas humanitarias locales y puertas afuera. Hoy se relame en su programación para complacer a medio mundo, más o menos la cantidad de público que lo visita. Unos 175 grupos pueblan el cartel, con espacio para la radiofórmula indie, la rave artesanal, los cantautores dolientes. Van a la carga con LCD Soundsystem, Red Hot Chilli Peppers, la psicodelia para las masas de Tame Impala, Chvrches, el proyecto Destroyer del talentoso Dan Bejar, la canción pop engalanada a remolque del jazz, del hi fi, de los arreglos de cámara.

Cuándo: 25 de junio al 3 de julio

Dónde: Roskilde, Dinamarca.

Tickets: De 133 (entrada por jornada) a 1267 euros el abono

www.roskilde-festival.dk

Exit

El Festival Exit celebra sus quince años y mucho agua corrió bajo el Danubio desde su creación. Fue craneado en medio de los bombardeos de la OTAN, en pleno berenjenal balcánico, por grupo de estudiantes deseosos de paz y democracia que acuñaron la proclama Exit out of ten years of madness (Salgan de estos diez años de locura) para su primera edición y que sirvió de bautismo al evento. La impronta de trinchera perdura en un festival que pasó a convocar a millones de europeos llamados por los ecos monásticos de la fortaleza medieval de Petrovaradin, en la localidad serbia de Novi Sad. Proclamado como el mejor festival de Europa en 2014, el encuentro programa expresiones de la electrónica, soul y pop de salón. Este verano ya anuncia el techno de Dave Clarke, a nuestro Hernán Cattaneo, el hip hop fumón de Wiz Khalifa y el synthpop de Hurts, apenas los primeros nombres revelados. Habrá que estar atentos al cartel.

Cuándo: 7 al 10 de julio

Dónde: Novi Sad, Serbia

Tickets: De 107 a 148 euros el abono.

www.exitfest.org

Benicàssim

Entre la vasta oferta de la Madre Patria, el FIB encontró un público a tono con su prédica de camping, playa y rock con inocultable precinto British.

Cuatro días de programación con derecho a ocho de acampada y que arda Troya. Cada año, una legión de fibers, en su mayoría provenientes del Reino Unido, homenajean al desmadre en el balneario castellonense. Con una trayectoria de 21 años, la receta todavía perdura con ínfulas de acontecimiento regional. Este año promete apoteosis de estadio con Muse, The Chemical Brothers, Disclosure (live), las texturas narcóticas de Massive Atack, el nuevo crédito del hip hop Kendrick Lamar y Major Lazer, el clan electrónico de Diplo.

El FIB tiene un vecino que le hace sombra. El Rototom Sunsplash, del 13 al 20 de agosto en la misma ciudad (Castellón), congregación de los cultores del reggae y la cultura jamaiquina.

Cuándo: 14 al 17 de julio

Dónde: Benicàssim, Valencia, España.

Tickets: De 80 (entrada por jornada) a 147 euros el abono.

www.fiberfib.com

Secret Solstice

Los baños geotérmicos, catacumbas silvestres que delinea el sistema de cuevas del glaciar de Langjökull, fósiles de dinosaurios, son algunas de las postales que devuelve el surrealismo hecho país. El festival Secret Solstice festeja el soslticio de verano con 72 horas de fiesta non stop, sol de noche y huéspedes entonados por la música y el frío. Islandia, mientras tanto, descansa a los pies de cualquier carpa, con su estampa de jardín botánico cuidado por duendes. Ideal para contemplar a Radiohead, los franceses hipnóticos de St. Germain, el DJ protorapper Afrika Bambaataa y Deftones. Ecléctico es poco.

Cuándo: 17 al 19 de junio

Dónde: Reikjavik, Islandia

Tickets: 176 euros el abono

Más información: secretsolstice.is.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas