Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La oposición, más cerca de aprobar un referéndum contra Maduro

El proyecto para destituirlo pasó la primera votación en el Parlamento; "de aquí no me saca nadie", desafió el presidente

SEGUIR
PARA LA NACION
Viernes 11 de marzo de 2016
0

CARACAS.- La oposición venezolana inició ayer su escalada hacia una meta que hoy todavía no se vislumbra, por una ruta llena de trampas revolucionarias y de precipicios políticos. Y con el presidente Nicolás Maduro apoltronado en el Palacio de Miraflores: "Quieren sacar a este servidor, a este dirigente obrero y revolucionario. Pero de aquí no me saca nadie, caballero [clásica expresión cubana]. Esta casa seguirá siendo del pueblo".

La mayoría parlamentaria de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) aprobó, en primera discusión y desoyendo las palabras del "hijo de Chávez", el proyecto de ley orgánica de referéndums, con la que pretende establecer reglas del juego bien claras para el revocatorio que contempla la Constitución a la mitad del mandato presidencial. Hasta ahora el marco legal venía establecido por las decisiones del Consejo Nacional Electoral (CNE), controlado por el chavismo.

"Se acabó el manoseo de los referéndums, porque aquí tendremos una ley de la república. Esta ley muestra lapsos lógicos para que el pueblo se exprese. La Constitución dice que los mandatos son revocables, pero eso no se ha vivido", destacó Enrique Márquez, vicepresidente primero de la Asamblea Nacional (AN).

El referéndum revocatorio es una de las herramientas de la hoja de ruta acordada en el seno de la MUD, defendido a ultranza por el líder opositor Henrique Capriles. Con el trámite de esta ley se pretende acelerar algunos procesos que contemplan la recolección de cuatro millones de firmas, su verificación y la apertura de urnas donde el no a Maduro necesita más boletas que las obtenidas por el mandatario en 2013, más de 7,5 millones.

Pese a ser una de las joyas del constitucionalismo bolivariano, en la revolución no quieren saber hoy nada de este referéndum. "Se trata de un intento de burlar la voluntad soberana del pueblo, de burlar un instrumento consagrado en nuestra Constitución, como lo es el referendo popular, y sustituirlo por la vía de unas firmas clandestinas que no van a tener ninguna verificación", respondió el ex vicepresidente Elías Jaua. El pataleo del chavismo se explica porque la ley impediría el arbitraje del CNE y la ralentización del proceso, como ya pasó durante 12 meses antes del revocatorio contra Hugo Chávez en 2004.

Venezuela no olvida que las firmas recogidas en ese proceso de hace 12 años acabaron en manos gubernamentales, las famosas listas Tascón y Maisanta, convirtiéndose en una poderosa herramienta de apartheid político (llegaron a venderse en el centro de Caracas CD con los nombres de los firmantes).

El proyecto de ley, que todavía debe ser discutido y votado por segunda vez, contiene 89 artículos. Sus redactores se han esmerado a la hora de blindar a los ciudadanos que se atrevan a firmar contra Maduro, con la obligatoriedad de reservar y destruir la lista dos meses después del referéndum. De ahí la queja de Jaua, sabedor de que con esta iniciativa el chavismo pierde un elemento de presión enraizado en la sociedad venezolana.

"El miedo no puede paralizarnos. Este gobierno prácticamente nos ha quitado todo y no podemos permitir que nos quite la esperanza. Promovemos el referéndum porque esta situación ya no se aguanta. Tenemos una inflación de más del 200% y nuestro pueblo tiene que hacer colas de cinco o seis horas para comprar comida", señaló Capriles, que hace dos semanas inició una campaña nacional para promover el revocatorio.

No sólo se trata de una carrera de obstáculos, sino también contrarreloj. El objetivo opositor es que se vote antes de fin de año, porque si Maduro saliera de la presidencia el año que viene sería sustituido por el vicepresidente hasta el final del mandato en 2019. Si se hace a tiempo, el gobierno debería convocar elecciones presidenciales de forma inmediata.

El cerco sobre el presidente

Nicolás Maduro

Presidente de Venezuela

La oposición busca destituirlo de su cargo a través de un referéndum revocatorio para luego convocar a elecciones

Argumentos

La alianza opositora agrupada en la Mesa de la Unidad Democrática considera que el presidente no está capacitado para sacar el país de una profunda crisis económica, política y social

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas