Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un pacto podría complicar más a Dilma

El PMDB, aliado del PT, y el opositor PSDB dijeron que trabajarán "juntos"

Viernes 11 de marzo de 2016
0

BRASILIA (DPA).- El principal aliado del oficialista Partido de los Trabajadores (PT) en la coalición de gobierno, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), y la mayor fuerza opositora, el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), se comprometieron a "trabajar juntos" para sacar al país de la crisis, en lo que podría considerarse una pésima señal para Dilma Rousseff.

"No podemos quedarnos paralizados viendo cómo se «derrite» el país. Vamos a trabajar juntos para encontrar una salida" a la crisis, declaró al término del encuentro el senador socialdemócrata Tasso Jereissati, citado por el diario Folha de S. Paulo.

El legislador del PMDB Eunício Oliveira admitió a su vez que durante la cita se discutieron "todos los escenarios posibles", incluidos la eventual destitución de Dilma a partir del proceso que tramita en la Cámara baja, o la impugnación de su mandato y el de su vicepresidente, Michel Temer, que puede resultar de una acción que tramita el Tribunal Superior Electoral (TSE). El organismo investiga si la campaña de reelección de ambos recibió recursos desviados de la compañía estatal Petrobras.

"El impeachment es una realidad concreta, hay un proceso en marcha. Además, hay una acción en el TSE y otros escenarios que angustian a la población. Hay un sentimiento en el Congreso de que es necesario encontrar una solución lo más rápido posible", enfatizó Oliveira, que agregó que ambos partidos buscarán "aglutinar otras fuerzas políticas en este proceso". También aclaró que la alianza no tiene por objetivo sacar a Dilma del poder.

"Ésta fue una conversación entre gente adulta preocupada por el país. No vinimos aquí a derribar el gobierno de Dilma", dijo Oliveira. Contó, sin embargo, que la percepción del opositor PSDB es que será "muy difícil" encontrar una solución a la crisis que incluya a Dilma hasta el fin de su mandato, en 2018.

La reunión se celebró en momentos en que el gobierno de Dilma vive uno de los puntos más críticos desde que comenzó su segundo mandato, en enero de 2015.

A la baja popularidad de la presidenta y la profunda contracción de la economía se sumaron en los últimos días acciones judiciales que pusieron en el ojo del huracán a su mentor político y líder máximo del PT, Luiz Inacio Lula da Silva.

Ayer, la fiscalía de San Pablo pidió prisión preventiva para el ex presidente por haber ocultado la supuesta propiedad de un tríplex al frente de la playa en la ciudad de Guarujá (ver aparte).

Rápida reacción en la Bolsa

La Bolsa de San Pablo cerró ayer con una suba de 1,86%, empujada por la noticia de que la fiscalía solicitó la prisión preventiva del ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva en un proceso de ocultamiento de bienes.

La noticia sobre Lula, filtrada apenas una hora antes del cierre de la ronda bursátil, provocó un fuerte ascenso de casi dos puntos en apenas unos minutos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas