Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La defensa del intendente preso acusado de matar a su mujer recusó a la jueza

Diego Lorenzetti declaró ante la Justicia por primera vez como imputado; rechazó todas las acusaciones

SEGUIR
LA NACION
Jueves 10 de marzo de 2016 • 23:07
Romina Aguilar y Diego Lorenzetti junto a su hijo de 15 años
Romina Aguilar y Diego Lorenzetti junto a su hijo de 15 años. Foto: Facebook
0

SAN LUIS.- La defensa del intendente de La Calera, en San Luis, acusado de pagar para matar a su esposa, Romina Almirón, recusó a la jueza que ordenó su detención y pidió la nulidad de toda la actuación policial y judicial. Diego Lorenzetti declaró ayer unas tres horas ante la magistrada Virgina Palacios y reiteró su inocencia y su convencimiento de que el crimen tiene que ver con una venganza política hacia él.

Lorenzetti apunta a los hermanos Leyes, quienes se sucedieron durante varios años en la intendencia de La Calera, antes de que él asumiera como presuntos instigadores del asesinato de Romina el 30 de enero. Les ganó la interna del peronismo por dos votos y después se impuso en la general.

Rafael Berruezo, su defensor, recusó a la jueza por su amistad con Mabel Leyes. "Usé los mismos argumentos que la magistrada mencionó cuando ella se excluyó de una causa iniciada por la auto donación de terrenos que se hizo Leyes cuando estaba en la comuna", explicó el abogado a LA NACION.

Sobre los audios e intercambio de mensajes por celular que, según fuentes judiciales, incriminan a Lorenzetti por haber pagado sicarios para el asesinato, el acusado no habló ya que los defensores plantearon que antes deben ser auditados por un perito de parte especialista en informática que confirme que "no fueron alterados ni editados".

El otro detenido en la causa es Ediverto de Oliveira Pereira, alias "el brasileño", quien acusó al intendente; se espera que la jueza defina su situación ya que se le vencen los plazos procesales. Mientras, sigue prófugo el hombre que disparó a Romina cuando ella salía de su casa.

Lorenzetti sí dio detalles de para qué pidió prestado los $100.000 que, según la Justicia, habrían sido para pagar a los sicarios. Dijo que fueron para una prótesis que necesitaba una menor de La Calera y que después la Municipalidad le reintegraría el dinero.

Como adelantó este diario, la defensa del Intendente pidió la nulidad de las actuaciones policiales porque "se usaron informantes y dateros que no están debidamente identificados y que no se pueden citar a declarar". Berruezos enfatizó: "Si alguien avala esta situación estamos en total inseguridad y cualquiera podría armar causas contra otros".

Sobre los mensajes que el sitio San Luis 24 afirma que integran el expediente y que dan cuenta de que Lorenzetti maltrataba a Romina, el abogado reiteró que "ni sus hermanas, ni sus amigas jamás dijeron que fuera víctima de violencia".

El medio sostiene que hay textos en el que ella le reclama más atención hacia el hijo de ambos, de 16 años, y lo llama "miserable que le pega a una mujer para sentirse hombre, ah, si se te puede llamar hombre. (sic)".

Oliveira Pereyra es el jockey del intendente; tiene un pedido de extradición de Brasil y antecedentes penales en la Argentina. Se presentó a la Justicia de manera espontánea después de que se encontró la moto que se usó en el homicidio.

El prófugo está identificado como "el Bocón" o "el Boconeta" Vilchez, quien según fuentes policiales es adicto, tiene antecedentes penales y un familiar que conocería a Lorenzetti y habría sido el nexo con el jefe comunal.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas