Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Yésica Bopp: "En el ring soy lo más parecido a un hombre"

Viernes 11 de marzo de 2016
0

Yésica Bopp es una mujer todoterreno: fue mamá de Ariadna Morena hace 11 meses. En el embarazo, se recibió de psicóloga social. Desde 2008 es campeona mundial de la Asociación Mundial de Boxeo. Augura transformarse en promotora cuando se retire "en tres o cuatro años". Y acaba de ser nominada para integrar la primera comisión de boxeo femenino en la Federación Argentina de Boxeo". A fuerza de golpes y cabeza, Bopp marca un camino en su deporte, que muchas chicas eligen continuar. "Soy una mujer que hace boxeo. Pero en el ring soy lo más parecido a un hombre: ¡hay que tirar piñas!", se autodefine. Y añade: "Pero sé que mi imagen sirve. Tengo que ir a una empresa y caer bien para que aporten dinero o publicidad. A las chicas que recién empiezan les digo: 'Salen del ring y se me maquillan. Se ponen lindas como si fueran a una fiesta'".

Bopp tuvo una antecesora en lo suyo que no hizo divisiones inferiores: Claudia "La Tigresa" Acuña, que empezó como profesional sin escalas. "Yo hice la primaria, la secundaria... Di todos los pasos para ser una boxeadora completa", relata. Su carrera incluye medallas panamericanas y mundiales como amateur; peleas consagratorias como profesional, como cuando el Luna Park la ovacionó en 2008, la noche en la que Acuña y "Locomotora" Oliveras protagonizaban la pelea de fondo. "Todos las esperaban a ellas, pero antes apareció una chiquitita, que nadie había visto antes, y que los dejó con la boca abierta. Todo el Luna me aplaudió de pie. ¡Y me hubiese retirado ahí!", recuerda la única boxeadora que recibió un Firpo de oro sin ser todavía profesional (2007).

¿Discriminación? "Yo daba pasos firmes. No me podían correr ni decir nada. Me tenían que incluir", relata. Además, la "Tuti", como le dicen, reflexiona: "Pero pasa el tiempo y ves que las mujeres no ganamos lo mismo que los hombres. Entonces, pensás para qué nos abrieron las puertas. Cobramos un 80% menos que ellos. ¡Es una barbaridad! Y es el mismo deporte", protesta.

Pero a la campeona le costó empezar. "No había boxeo femenino y mi mamá veía en la TV mucha sangre. Cortes. Golpes. ¿Cómo le explicaba que había guantes grandes, protección y cabezal?", recuerda. Mamá Bopp se tranquilizó cuando vio que su hija, de todas maneras, iba a vivir a las piñas: solía saltar para defender a su hermano. "Entraba en todos los quilombos. Mi mamá sabía que eso no se lo iba a evitar", evoca Bopp, que el 13 de mayo defenderá su corona mundial en Venezuela.

"Pegándole a la bolsa me ahogué, ya no volví a fumar y dejé de ir a los boliches. Desde ese lado, me traje a toda la familia de mi lado. Si me peleaba en la calle, ¡con cabezal no me paraba nadie!", se dijo entonces. Y nadie la paró hasta ahora.

Profesión

Psicóloga social

Deporte

Boxeo

Edad

31 años

Mayor logro

La ovación que recibió en 2008 cuando ganó eltítulo mundial en el Luna Park

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas