Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El enojo de Gallardo por la cancha: "Parecía un campo minado"

El Muñeco se lamentó por el estado del césped del Monumental; además, dijo que lo preocupa la falta de contundencia del equipo

SEGUIR
PARA LA NACION
Viernes 11 de marzo de 2016
0

Marcelo Gallardo está fastidioso. Sus equipos siempre proponen y por eso mastica bronca cuando el rival juega al contraataque y se sale con la suya. También cuando el campo de juego no ayuda, como pasó anoche ante el San Pablo de Edgardo Bauza. Pero no critica al rival por la actitud. Le molesta que sus delanteros no estén precisos en la definición. Es más, el gol de River fue en contra, en un verdadero blooper entre el arquero Denis y Thiago Mendes. El uno rechazó ineficientemente un córner con los puños, la pelota rebotó en la espalda de Mendes y así fue como los millonarios alcanzaron el empate, en el primer tiempo.

"En los primeros 15 minutos tuvimos oportunidades para marcar y no lo hicimos. Los partidos se controlan con goles y no los pudimos hacer. Cuando no concretás, sufrís, y eso es lo que nos está pasando", dijo después del partido. "Nos está costando un poco terminar las jugadas. Nosotros no jugamos al contragolpe, vamos a buscar. Pero no podemos concretar lo que generamos y después nos cuesta. Para un equipo que va a la búsqueda constantemente es difícil de sostener", agregó el entrenador del equipo de Núñez. Esta escasez en la definición se notó en los últimos dos partidos de River.

Pero además, Gallardo sorprendió con las críticas contra el propio césped del Monumental. Es decir, ni en su casa logra las condiciones básicas necesarias para lograr el buen juego por el cual se caracterizó este equipo. "Más me preocupa el estado del campo de juego nuestro. Parecía un campo minado", lanzó el director técnico. No es la primera vez que el Muñeco apunta contra el césped del Monumental. La otra vez había sido en marzo de 2015, porque el campo del estadio de Núñez había sido afectado por los dos recitales de Romeo Santos y la lluvia. Fue en la previa del partido con Tigres, por la fase de grupos de la Copa Libertadores. Después de un empate 2-2 ante Quilmes, el DT había dicho: "Todavía no me recibí de ingeniero agrónomo, pero está mal, lamentablemente. Nosotros hacemos un tipo de juego en el cual sufrimos mucho si el campo no está en condiciones".

Es que hay un dato que abona a la queja del Muñeco: River tiene cuatro puntos en el Grupo 1 de la Copa gracias a la goleada por 4-0 que consiguió como visitante, en Venezuela, ante Trujillanos. En los últimos siete partidos que los millonarios disputaron por el torneo local y la Libertadores, convirtió más goles fuera de Núñez que como local. Marcó 10 como visitante y ocho en el Monumental. La falta de eficiencia como local se notó especialmente ante Boca, partido en el que generó varias situaciones de peligro.

Como dijo el arquero Marcelo Barovero, el resultado ante San Pablo pudo haber sido aún peor para River: "Había una sensación rara, de que cualquiera de los dos lo podía ganar. Nos está costando abrir el marcador", expresó. Por eso, Gallardo no analizó el empate como un saldo exclusivamente negativo, aunque lo supeditó a lo que pase en Bolivia el próximo miércoles ante The Strongest, que tiene puntaje ideal: "El punto tendrá valor si podemos traernos algo de la La Paz", concluyó el Muñeco, que otra vez se fue con bronca.

Edgardo Bauza: "Me interesa la actitud"

Además de marcar algunos acciones que no tuvieron sanción (penales y rojas), el técnico de San Pablo se fue satisfecho: "Pudimos ganar y pudimos perder; un error nos costó el gol. Hicimos un gran partido, el equipo recuperó su historia". Y sobre la definición del grupo: "Va a ser muy dura, a The Strongest le quedan dos partidos de local"

Con problemas para generar y un blooper a favor

Sin ideas en la creación

River sufrió el poco peso de los volantes creativos en la zona del medio campo. Hasta el ingreso de Andrés D'Alessandro, casi no llevó peligro al arco de San Pablo. Y con el zurdo generó un centro peligroso y un remate débil. Poco para un equipo como River.

Barovero, oportuno

Más allá de algunas dudas con los pies que le generó algún dolor de cabeza a los hinchas, el arquero de River aparece cuando el equipo lo necesita. Intervino en una acción clave para evitar el 0-2 de San Pablo, tras una falla de Mammana.

Minuto fatal brasileño

A los 30 minutos del primer tiempo, San Pablo pasó de tener el segundo gol, la eventual anotación de Calleri, a sufrir el empate por el blooper de su arquero Denis, que finalizó en gol en contra de Thiago Mendes.

Sin eficacia en el medio

River tuvo la pelota, pero no le dio un buen destino. Ponzio tuvo un flojo partido y Domingo, más allá de las ganas, estuvo impreciso. Poco también de Nacho Fernández y Driussi.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas