Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Boca consiguió mucho más que un punto

Igualó 1-1 ante Bolívar en el final del partido y volvió a convertir después de 467 minutos

Viernes 11 de marzo de 2016
0

LA PAZ.- Tiene sabor a hazaña. Los 3600 metros de altura y los más de 40 mil bolivianos que colmaron el Estadio Hernando Siles quedaron perplejos con un Boca que se anotó con un empate 1-1 sobre la agonía del juego. Resultó una igualdad importante en su camino en la Copa Libertadores. El equipo argentino consiguió oxígeno en el lugar menos pensado y ante Bolívar, que ya acumula 16 partidos sin derrotas. Pero más allá del resultado, lo bueno para el equipo de la Ribera es no quedó ahogado por una derrota que parecía inexorable.

El punto que consiguió aquí alivia el bolsillo de Boca. En primer lugar, porque la situación no era fácil. El conjunto xeneize no era el favorito para jugar ante Bolívar, más que nada pensando en el trauma de la altura de esta ciudad, donde los argentinos no pueden ganar desde 1970. Y en segundo lugar porque el inicio del año no fue el esperado, acumulando dos empates sin goles en el arranque de la Copa y convirtiendo en tan sólo dos encuentros de los primeros nueve partidos del año -en el 1-0 ante San Martín, de San Juan, y en el 4-1 sobre Newell's-. Pero ahora, la conquista de Federico Carrizo le permite llegar a tres puntos en la zona y mira la clasificación en el Grupo 3 de otra forma. Esperando con otro semblante los encuentros con Deportivo Cali y el propio Bolívar, en la Bombonera, y el cotejo ante Racing, en el Cilindro.

Tan sólo una semana tuvo Guillermo Barros Schelotto como entrenador de Boca para buscar alternativas e intentar cambiarle la imagen a un equipo que comenzó el año muy golpeado. En su debut 0-0 ante Racing, jugaron Andrés Chávez y Carlos Tevez como únicos delanteros, con Nicolás Lodeiro detrás de ellos. Luego en el otro empate sin goles contra River, el DT optó por Sebastián Palacios y Tevez, nuevamente junto con el uruguaryo como enlace. Pero, tras dos partidos con un nivel futbolístico bajo, el Mellizo volvió a cambiar. Esta vez, apostó por tres hombres en el ataque: Chávez, Tevez y Federico Carrizo, que sólo había jugado 45 minutos en dos partidos del año y por primera vez fue titular. Y resultó un pleno de los Barros Schelotto, porque Pachi fue quien quebró una sequía de 467 minutos sin poder marcar.

Fue una noche en la que Boca demostró que tenía claro cómo jugar ante Bolívar, que le había marcado cinco tantos a Deportivo Cali. Los xeneizes sufrieron más por los 3600 metros de altura que lo que propuso el equipo local. Incluso, el equipo de los Barros Schelotto había tenido chances claras con Chávez y Gago en la primera etapa, y una situación similar en los pies de Sebastián Palacios sobre el final del partido. Pero todo parecía reservado para ese zapatazo de Carrizo, que contó con algo de complicidad del arquero Quiñonez.

El plantel buscó hacer todo lo posible para enfrentar los fantasmas de La Paz. Se hospedó durante la noche del miércoles en Santa Cruz de la Sierra -ciudad a 400 metros del mar-, llegó a La Paz faltando menos de tres horas para el encuentro de anoche y el cuerpo médico llevó desde Buenos Aires tubos de oxígeno -ya que Bolívar no tiene a disposición-. A pesar de que son las precauciones normales que toman los equipos argentinos cuando salen del llano para jugar en la altura, la historia marcará que este Boca, que llegaba alicaído y con pocos síntomas de recuperación, logró sobreponerse a las dificultades de la altura y a estar durante casi todo el partido en desventaja.

Fue un empate que le permite a Boca fortalecer su ánimo. Por cómo lo consiguió y por lo incómoda que podía resultar un caída aquí. Y no es un dato menor que haya podido volver a convertir: hasta el propio Tevez había dicho que no le podían hacer un gol a nadie. Anoche, lograron convertir y en el momento soñado.

Cuando parecía perdido, empató sobre la hora

Estuvo a la altura

Boca tuvo un buen rendimiento en La Paz y debió igualar mucho antes. Contra toda lógica, el equipo de la Ribera incrementó su esfuerzo en la segunda etapa y dominó el desarrollo hasta llegar a un empate que merecía. Además, el equipo conducido por Guillermo y Gustavo Barros Schelotto no recibió amonestaciones.

Firme en el fondo

Apoyada en otra buena actuación de Orion, la última línea de Boca estuvo firme y se recuperó de la pronta salida de Daniel Dïaz. El arquero xeneize fue crucial con una atajada formidable cuando apenas habían pasado 8 minutos, evitando el gol de Callejón.

Rendirse jamás

Parecía que la derrota era cosa juzgada. Pero Tevez fue víctima de una falta de frente al arco, Federico Carrizo se tuvo fe y su remate, recto, infló la red. Fue el primer tanto de Boca desde que asumieron los Barros Schelotto.

Más que un punto

Una caída en Bolivia habría complicado la clasificación para los octavos de final. El resultado cosechado en Bolivia estimula el alicaído ánimo del plantel azul y oro.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas