Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Dilma Rouseff defendió a Lula da Silva y aseguró que no renunciará ante presiones

"El gobierno repudia el acto practicado contra el ex presidente Lula. No tiene base legal ni jurídica", dijo en una breve conferencia de prensa

SEGUIR
LA NACION
Viernes 11 de marzo de 2016 • 15:00
0

RIO DE JANEIRO.- En una enérgica reacción al pedido de prisión preventiva contra el ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva realizado ayer por el Ministerio Público de San Pablo, la presidenta Dilma Rousseff afirmó hoy que la medida "pasó todos los límites", dejó abierta la posibilidad de sumar a su padrino político a su gabinete, y, de cara a la presión de la oposición, aseguró que no renunciará.

"El gobierno repudia el acto practicado contra el ex presidente Lula. No tiene base legal ni jurídica", dijo en una breve conferencia de prensa en el Palacio del Planalto.

Ayer, el Ministerio Público del estado de San Pablo solicitó la detención cautelar de Lula, acusado de lavado de dinero a través del ocultamiento de patrimonio y de falsedad ideológica por falsificación de documentos en el caso de un departamento tríplex en el balneario paulista de Guarujá, que los fiscales aseguran que pertenece al ex presidente aunque él lo niega. La costosa refacción de la vivienda y los lujosos muebles comprados para su interior fueron pagados por la constructora OAS, una de las principales compañías incriminadas en el esquema de corrupción en Petrobras.

Dilma Rouseff defendió a Lula da Silva
Dilma Rouseff defendió a Lula da Silva. Foto: EFE

Ante la posibilidad de un inminente arresto de Lula, en las últimas horas cobraron mucha fuerza las versiones acerca de un ofrecimiento de Rousseff al ex presidente para designarlo ministro suyo, lo que le garantizaría inmunidad judicial. Ayer, trascendió que la mandataria le habría ofrecido la jefatura de Gabinete, pero que él se resistió a aceptarla porque sería una suerte de reconocimiento de culpa. La presidenta no negó hoy una movida en esa dirección pero se rehusó a dar detalles.

"Sería un orgullo tener al presidente Lula en mi gobierno porque es una persona con experiencia, gran capacidad política", subrayó.

Fuentes cercanas al gobierno señalaron que Lula prefería tomar una decisión al respecto la próxima semana, después de que el domingo se realice en todo el país la "mega manifestación" convocada por los grupos civiles Movimiento Brasil Libre y Vem Pra Rua, a favor de iniciar un proceso de impeachment a Rousseff en el Congreso. El llamado es apoyado por las principales fuerzas de la oposición, liderada por el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Al ser consultada sobre si evaluaba la posibilidad de una renuncia para aplacar la crisis política que sufre su gobierno, que además está imposibilitando la recuperación económica en medio de una aguda recesión, la presidenta señaló que consideraba esa cuestión "una ofensa" y que no tenía pensado dejar el poder.

"Nunca. Nunca. Eso es una invención. No tengo el menor interés, la menor propensión. No hay ninguna justificación. Para mí eso es inclusive una ofensa. Por favor den fe que no estoy con cara de quien va a renunciar. Quien quiere mi renuncia necesita proceder de acuerdo a la Constitución. No renuncio sin que haya motivo para eso", subrayó Rousseff, quien ya el año pasado encargó un proceso de juicio político en el Congreso debido a la manipulación de las cuentas fiscales, presuntamente para ocultar el déficit.

El proceso fue interrumpido en diciembre por el Supremo Tribunal Federal (STF), que alegó fallas en el procedimiento. La próxima semana, el STF dará a conocer los trámites correctos para el impeachment, que la oposición ya adelantó que seguirá para conseguir la destitución de Rousseff. Los opositores esperan que las marchas de protesta del domingo sean masivas y sirvan para dar fuerza a esta nueva embestida contra la presidenta.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas