Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Heiland se hizo sentiry el CMB lo respaldó

SEGUIR
PARA LA NACION
Sábado 12 de marzo de 2016
0

Sebastián Heiland nació hace 29 años en Cipolletti (Río Negro) y su identidad pugilística lo aferra a un apodo cálido y popular: "El gauchito de Pigüé", pago bonaerense en donde creció y se hizo boxeador. Aún se comenta aquella decisión caballeresca y llena de "fair play" acaecida en 2011, cuando con sus brazos en alto y frente a la cámaras de TV se negó a recibir una victoria localista que los jurados le habían otorgado ante Sergio Sanders, aduciendo que su rival había sido superior. Sin embargo, el tiempo pasó y su carrera tomó un vuelo tan brioso como el viento campero que cobijó su evolución.

Hoy, es el Nº 1 en el ranking mediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), como lo fueron Carlos Monzón, "Locomotora" Castro y "Maravilla" Martínez, en otros tiempos. El valor de tal posición lo involucró en un sin fin de conflictos originados después de su consagratorio nocaut al inglés Mathew Macklin, el 25 de noviembre de 2014, en Dublín.

A partir de allí se desencadenó toda clase de conjeturas, causadas por los intereses de este oficio en donde la puja estuvo dada en los merecimientos de ganancias que deben tener los representantes, los capitalistas, los intermediarios y el mismísimo boxeador, generalmente receptor de la porción más chica de una torta grande que se devoran los demás.

Y esas bolsas insulsas y pobres -para lo que cotiza este mercado- lo alejaron de combates ante Miguel Cotto y Gennady Golovkin. Su puesto de privilegio en el ranking mundial fue un foco fundamental para sus frustradas propuestas.

Ahora, el CMB, a través de su presidente, Mauricio Sulaimán (en la foto junto con Heiland), respaldará al boxeador argentino por un plazo prudente como retador oficial de los campeones Saúl Álvarez y Golovkin -interino- hasta que pueda reorganizar un nuevo manejo de su campaña . Sulaimán "fusiló" al puertorriqueño Cotto, por una negativa de pago de aranceles en su pelea titular con Álvarez, el año último, cambió -en estos momentos- su política y tomó un rol protectivo con un boxeador denunciante, tal el caso del argentino.

Casado con la campeona mundial Fernanda Alegre y a la espera del primer hijo, Heiland, con un récord de 26 éxitos, 4 reveses y 2 empates, consiguió, casi por cuenta propia, una reunión en Los Angeles con el máximo dirigente del boxeo internacional, quien le otorgó su aval para elegir un nuevo camino con las mejores condiciones sin relegar lo conseguido anteriormente.

Tal si fuese una pueblada, como cuando ordeñaba en los tambos de Pigüé, a las 5 de la mañana,"El gauchito" se hizo sentir. Y esta vez, lo escucharon.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas