Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Se lanza,con el poder de fuego de sus atacantes, racing es protagonista

En una de las mejores producciones futbolísticas del ciclo Sava, la Academia superó 2-1 a Lanús; el paraguayo Romero y el capitán Milito, hicieron los golesde un equipo que lastimó en ofensiva y resultó inteligente para controlar al rival

SEGUIR
PARA LA NACION
Sábado 12 de marzo de 2016
0

Es puro fuego y pasión el Cilindro de Avellaneda. La adrenalina recorre cada espacio del estadio, porque la Academia ofrece su corazón para superar al puntero Lanús, para entreverarse en un torneo que fechas atrás lo tenía relegado y en el que le quedaban escasas oportunidades de descontar la desventaja ante quienes marcan el camino. Y recurre, como lo hizo a lo largo del torneo, aunque no siempre con efectividad para sumar de a tres puntos, al poder desequilibrante de sus delanteros. Anoche fue el turno del capitán Milito y el paraguayo Romero, como antes lo fue el de Bou, Lisandro López, Noir o el colombiano Roger Martínez. Racing se divide entre el torneo Transición y la Copa Libertadores, esa obsesión que siempre acompaña a los clubes argentinos; lo que más debería llenarlo de orgullo es que enseña protagonismo en las dos competencias.

No le quedaba demasiado margen en el recorrido, era el momento para quebrar a Lanús, un rival de juego aceitado, con manejo lucido de la pelota y el espacio. Todo eso motivó un poco más a Racing, aumentó la problemática del desafío. Por eso el festejo, después de consumado el 2-1; se celebró la victoria, pero también la forma en que se construyó y porque enfrente había un equipo con jerarquía, que cuando encuentra un resquicio desarticula a los oponentes.

Dos equipos con apetito ofensivo entregaron un espectáculo entretenido, con situaciones y alguna polémica; también convivieron con los errores, aunque -en ese rubro- el que más lastimado salió fue Lanús: dos equivocaciones en la salida le abrieron las puertas a la Academia para sentenciar al arquero Monetti. La cara aniñada y la sonrisa tímida de Romero se transforma en la de un perfecto aniquilador cuando queda de frente al arco: así actuó cuando Aued hizo el corte y habilitó a Milito, quien jugó la pelota al centro para que el paraguayo frenara el vértigo que traía la acción, pensara, calibrara la mira y de zurda, sin violencia pero con precisión, desatara la locura en una noche de sentimientos encontrados, después de la muerte del Mariscal Perfumo, un emblema racinguista.

La inteligencia de Racing para maniatar a un equipo que es desequilibrio y velocidad en ofensiva fue el primer paso para edificar la victoria, un éxito que tuvo su momento de zozobra, cuando en una acción colectiva de altísimo vuelo Miguel Almirón selló la jugada que armaron Martínez y Sand. Fue un instante de confusión, pero que no alcanzó para desanimar a la Academia, que tenía muy claro el libreto y, en particular, cómo desarrollarlo. La igualdad apuró una decisión del técnico Sava, quien provocó el ingreso de Lisandro López en lugar de un apagado Acuña. El cambio despabiló a Racing, lo hizo más profundo en la búsqueda.

La fórmula López-Milito volvió a asomar, como ayer, como siempre. Se equivocó Braghieri, pagó todo Lanús. El capitán, con la tranquilidad que ofrece su trayectoria, definió con suavidad, lejos de las posibilidades del arquero. Así, ratificó su presente de goleador, ese que parecía apagarse hace unas jornadas atrás y que la visita a Unión, en Santa Fe, reanimó.

Más allá de la victoria, conceptualmente, Racing se reencontró con su mejor versión, por lejos la mejor del ciclo Sava. El triunfo fue el premio a la intención y la búsqueda del arco rival, también a la inteligencia y el practicismo para anular a Lanús, que llegó a la cita como invicto. Lo único que le quedará es la condición de puntero, esa que no resignará aunque Defensa y Justicia sume de a tres.

12

de los 13 goles que convirtió Racing en el torneo fueron de Milito, Bou, López, Noir, Romero y Martínez; el restante, de Gastón Díaz

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas