Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Porteños que eligen ser turistas en Buenos Aires y lo comparten vía Instagram

Salieron de la rutina para perderse en sus calles y descubrir tesoros ocultos; con miles de seguidores, sugieren recorridos originales a locales y extranjeros; por qué lo hacen

Lunes 14 de marzo de 2016 • 06:46
SEGUIR
LA NACION
0
Cynthia aconseja recorrer la ciudad tal como si se estuviera de viaje
Cynthia aconseja recorrer la ciudad tal como si se estuviera de viaje. Foto: Cynthia Martínez Wagner

Cuando cae la tarde de los viernes y empieza a asomar el fin de semana, Martín Hernández, Andrea Grevex y Cynthia Martínez Wagner, olvidan quiénes son y lo que hacen, toman su cámara, celular e itinerario previsto, y se entregan a la aventura de perderse en las calles para descubrir tesoros ocultos de Buenos Aires.

Casi como si tratara de "arqueólogos" urbanos, juegan a ser turistas en su propia ciudad y a recorrerla con esa mirada virgen, sin los prejuicios ni condicionantes dados por tratarse del lugar en el que además viven o trabajan.

Entre sí no se conocen, tal vez se cruzaron en alguna recorrida, pero los unen las ganas, la curiosidad y el deseo de redescubrir el paisaje porteño, tan rico e inagotable, y compartirlo vía Instagram con sus miles de seguidores; un "experimento social" que suma cada vez más adeptos en la city, según refleja esta red social.

La escalera caracol del Hotel Alvear. Foto: Andrea Grevex
Murales en Echeverría y Miñones, Belgrano. Foto: Cynthia Martínez Wagner
Lluvia en Avenida Libertador y San Martín de Tours. Foto: Cynthia Martínez Wagner
Interior de la Basílica de San Carlos y María Auxiliadora, Almagro. Foto: Martín Hernández
Panorámica del Teatro Colón. Foto: Cynthia Martínez Wagner
Una pareja en las afueras del Hotel Alvear. Foto: Cynthia Martínez Wagner
"Encuadrando", microcentro. Foto: Andrea Grevex
El Riachuelo en su paso por Barracas. Foto: Martínez Hernández
"2016, Año Nuevo, en pleno centro". Foto: Andrea Grevex
Jardín Japonés. Foto: Cynthia Martínez Wagner
Barrio Chino, Belgrano. Foto: Martín Hernández
"Congestión", Monserrat. Foto: Andrea Grevex
Avenida Caseros y Bolívar. Foto: Martín Hernández
El Paseo de la Historieta, San Telmo. Foto: Cynthia Martínez Wagner
Barrancas de Belgrano. Foto: Martín Hernández
Bar El Banderín, Almagro. Foto: Martín Hernández
Vista desde el Palacio Barolo, Monserrat. Foto: Cynthia Martínez Wagner
Congreso de la Nación, Balvanera. Foto: Martín Hernández

"Buenos Aires me intriga; es pura adrenalina"

Compartir los secretos, la historia y las sorpresas que esconde la ciudad fueron el condimento perfecto para que Martín Hernández se embarcara en un proyecto que le permitiera congelar momentos a través de su cámara, y que los ojos de otros disfrutaran con él.

Al principio @buenosaires.ar no siguió un orden o filosofía preestablecidas; era un espacio que reunía las zonas por las que caminaba su dueño y no mucho más. Pero la idea de darle una impronta especial y una cierta lógica al "archivo" fue aplaudida por sus seguidores. Así nació: 7 x 48, la iniciativa de recorrer un barrio por semana para transmitir mejor la esencia de cada uno. "Lo hago por orden alfabético, de la A a Villa Urquiza. Los fines de semana salgo a un barrio distinto a buscar imágenes nuevas", explica a LA NACION, mientras cierra la visita por Boedo y recibe sugerencias para Caballito. "Nada mejor que la gente de la zona para aprender, buscar, fotear y compartir", agrega mientras sube instantáneas de su último recorrido.

No hay dudas. Buenos Aires actúa como un imán para el espíritu curioso de este porteño. Por eso, los itinerarios que protagoniza desde 2013 escapan a la improvisación, al menos, en el punto de partida: "Hago una investigación previa (libros e Internet) y organizo la salida". Sin embargo, se muestra flexible y avala los beneficios que, de vez en cuando, trae "perderse" en las calles para luego "encontrarse". "Es maravilloso", dice.

"Nada mejor que la gente de la zona para aprender, buscar y compartir "
Martín Hernández

Está convencido de que parte del éxito de su proyecto está en el intercambio con sus seguidores: "Los locales son geniales y súper agradecidos; los extranjeros creen que soy guía de turismo y me consultan todo el tiempo. Pero nada me emociona más que los argentinos que viven lejos: ellos se llenan de recuerdos y escriben mensajes muy gratificantes. Hay fotos a pedido, que busco con entusiasmo".

¿Proyectos a futuro? También los tiene y potencian el alcance del actual. "Me encantaría recorrer todas las provincias de la Argentina, pensaba una por mes, 24 meses, pero es otro capítulo, más volador", sueña en voz alta. Sabe que, de alguna manera, lo conseguirá.


En primera persona. Soy Martín, Tincho para todos. Licenciado en Relaciones Públicas, con un posgrado en Community Manager. Trabajo en el área Comercial de empresas y en las noches doy clases en diferentes gimnasios. Me gusta mucho leer y salir a caminar con mi cámara en mano. Definitivamente disfruto de las redes, en especial de Instagram.

"Hay que perderse para descubrir lo que esconde la ciudad"

Los fines de semana también se convierten en aliados para Andrea Grevex y su lente, especialmente en aquellas zonas que -de lunes a viernes- están marcadas por el ritmo frenético de la ciudad, el cúmulo de bocinas, la ansiedad por llegar, y hasta el "andar sin prisa pero con pausa" de la mayoría de los porteños.

[ Motorizado ]

Una foto publicada por . a n d r e a . (@lostinbuenosaires) el

Asegura a LA NACION que los recorridos que nutren a @lostinbuenosaires, desde agosto de 2015, empezaron como un juego, que tomó vida propia, y le permitieron lograr esa mirada distinta (y no cautiva) que buscaba tener de Buenos Aires y la arquitectura impregnada en sus típicos edificios. "Han llegado a pedirme fotos para decorar ambientes de una casa, y eso es algo que me llena de orgullo", desliza, al tiempo que revela ese perfil de guía amateur en la que se transformó sin proponérselo: "Recibo consultas sobre los barrios, su ubicación, y hasta me han preguntado para visitar la ciudad, en qué temporada es mejor, si son seguros los medios de transporte o cómo es la gente".

"Trato de darle una mirada o perspectiva distinta a la ciudad"
Andrea Grevex

Sin brújula ni mapas a la vista, Andrea aprendió que para poder "asombrarse" del lugar en que vive, primero hay que "recorrerlo" y "caminarlo" a fondo. Su cuenta de Instagram da muestras diarias de esa intención. "A medida que pasa el tiempo, vas perfeccionando el ojo para darle otra perspectiva", asegura. Y redondea: "Siempre digo que hay que perderse un poco para descubrir los pequeños tesoros que tiene escondidos". Su experiencia acredita eso.


En primera persona. Tengo 35 años. Me gusta la tecnología y trato de mantenerme al día con las últimas novedades. Adoro la fotografía porque me permitió conocer personas maravillosas, relajarme y disfrutar de lo que hago. Mi otro gran pasatiempo es pasear a mi perra, Pampa, una labradora de cinco años que ama correr, jugar y, sobre todo, adora el agua (un charco, una fuente, una pileta, el río y/o el mar, todo le viene bien).

"Quiero que se animen a explorar como lo hacen cuando viajan"

"Estaba aburrida de Buenos Aires, muy atrapada en la rutina del día a día, esperando las vacaciones para ir a conocer un lugar nuevo. Sabía que muchos extranjeros volvían fascinados de nuestra ciudad, que el año pasado fue elegida como el primer destino de América del Sur y el octavo del mundo por The Traveller´s Choice. Entonces, me pregunté: «¿Qué están viendo ellos que me estoy perdiendo?»".

Cynthia Martínez Wagner, otra "trotamundo" local, señala a LA NACION que esa intriga bastó para que se pusiera en "modo turista", como ella lo llama, hace ocho meses, y empezara de cero, con cámara en mano, a dar vueltas por la Capital Federal. El resultado: se dio cuenta de que no era la excepción y que muchos porteños, que en reuniones familiares o de amigos se jactaban de conocer Buenos Aires, no lo hacían realmente.

Desde @turistaenbuenosaires, un espacio hecho a medida de las circunstancias, pretende "contagiar", "invitar" y "contar su experiencia", para que varios "se animen a explorarla de la misma forma que lo hacen al viajar, en vez de quedarse encerrados en sus casas". Esto explica por qué sus propuestas incluyen recorridos, paseos y comidas. "Si la paso bien y me sorprendo, creo que a la persona que está del otro lado le puede pasar lo mismo", sostiene, animada. Y profundiza: "Lo que más me gusta de esto es cuando, a partir de una foto, surge un consejo o un dato de color que no sabía (y que nos suma a todos los que estamos ahí leyendo). De ahí disparo hacia un nuevo destino a descubrir".

"Si la paso bien y me sorprendo, pienso que a otro le puede pasar lo mismo "
Cynthia Martínez Wagner

Como toda iniciativa colaborativa, Cynthia se muestra receptiva a la opinión de sus seguidores y también a sus consejos, aunque confiesa que todavía le cuesta dimensionar la repercusión que ésta tiene pese a su corta vida: "Hay muchos datos que quizás no tenía y eso está buenísimo. Todos nos retroalimentamos y ayudamos". Para completar, grafica: "Venía paseando un sábado y me llamó la atención el mural de un oso que estaba increíble y lo posteé en Instagram. En uno de los comentarios, una persona me contó que esa pared era el lateral de una hamburguesería que no podía dejar de ir. Así que un buen día fui y me gustó mucho".

Como esa anécdota, registra varias más en cada publicación, y piensa que la red social es inagotable, al igual que Buenos Aires y sus secretos: "De eso se trata, de compartir lo que me parece y dejarme aconsejar por lo que están del otro lado". Solo así, piensa, las posibilidades de dar con "recovecos" distintos se vuelven infinitas.


En primera persona. Soy diseñadora gráfica profesional. Hice un curso de fotografía hace unos años, pero fueron las ganas de reflejar situaciones y paisajes lo que me hicieron a mejorar la técnica, a tal punto que cuando estoy de viaje no salgo sin el trípode. Siempre digo que lo hago por gusto y, como todo en la vida, veré hasta dónde llega.
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas