Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cuatro rugbiers argentinos presos por una feroz pelea

Los acusaron de fracturarle la mandíbula a un comisario; todos son jugadores de Los Cedros que estaban de gira

SEGUIR
LA NACION
Domingo 13 de marzo de 2016
Los jugadores de Los Cedros en una playa de Río
Los jugadores de Los Cedros en una playa de Río. Foto: LA NACION / Twitter
0

RIO DE JANEIRO.- En medio de un confuso episodio, cuatro jugadores de rugby argentinos del club Los Cedros, del partido de Malvinas Argentinas, quedaron detenidos en una cárcel de esta ciudad por agredir y fracturar la mandíbula a un comisario de policía durante una pelea en un bar la madrugada de anteayer. A otros tres compañeros suyos se les retuvo los documentos y no podrán salir de Brasil hasta que la Justicia local lo autorice.

Los arrestados fueron identificados por la policía como Patricio Velázquez, de 34 años y capitán del equipo; Tomás Fernández, de 33; Hernán Gabriel González, de 35, y Adrián Gustavo de Donato, de 31, fueron trasladados preventivamente al Complejo Penitenciario de Gericinó, en Bangu, zona oeste de Río.

En tanto, Ignacio Iturraspe, de 31; Matías Agustín Tapia Gómez, de 31; y Fermín Francisco Ibarra, de 27, que están libertad, deberán responder por los cargos de daños corporales graves. El delito por el que fueron acusados tiene una pena máxima de 4 años de prisión. Todos son parte del plantel superior del club, integrado por 48 personas, que llegaron a Río para participar de dos partidos amistosos, y tenían planeado volver hoy a la Argentina.

Tras un intenso día de entrenamiento, el jueves por la noche, veinte deportistas fueron al bar-discoteca Palaphita Kitch, dentro del Jockey Club, en el barrio de Gavea, cuando por razones aún poco claras comenzaron los incidentes entre los argentinos y un grupo de brasileños.

En el tumulto resultó herido el comisario de la Policía Civil Gustavo Rodrigues, quien se encontraba en el lugar de civil, junto a un grupo de amigos. El agente acabó con una fractura de mandíbula y un diente quebrado, mientras que un amigo, resultó con un corte en la cabeza. Ambos ya habían abandonado el hospital ayer. "Fue una confusión generalizada, generada por provocaciones, pero ninguno de ellos participó de la agresión", señaló a LA NACION el abogado de los argentinos, Luiz Ferreira, quien pedirá la eximición de prisión de los cuatro detenidos y la autorización para que los otros tres puedan regresar a la Argentina.

En el hotel en Copacabana, donde el equipo de Los Cedros está alojado, los rugbiers indicaron que a los tres liberados se les retuvo sus documentos y habían sido injustamente arrestados afuera del boliche cuando tomaban un taxi. Según ellos, ni siquiera se enteraron de la pelea.

Sin embargo, la dueña de Palaphita Kitch, Janaina Milward, afirmó que las grabaciones de las cámaras de seguridad del lugar, que fueron entregadas a la policía, muestran la agresión de los argentinos. "Llegaron ya muy alterados y empezaron a causar problemas. Nuestro gerente, Rodrigo Fiorentino, intervino varias veces para calmarlos hasta que empezaron a discutir con el comisario agredido y le tiraron en la cara un vaso con agua", dijo Milward.

De acuerdo a los testimonios de los rugbiers, sus amigos nunca generaron disturbios en el local y resaltaron que el comisario de civil jamás se identificó ni intentó controlar la situación.

En la audiencia judicial de anteayer, el magistrado Marcelo Sá Baptista se refirió a la rivalidad futbolística entre la Argentina y Brasil como parte de las provocaciones que originaron los enfrentamientos.

Aunque la policía tiene la obligación de notificar de inmediato a las autoridades diplomáticas extranjeras, en el Consulado argentino se enteraron del incidente el viernes por la mañana, a través del llamado de uno de los jugadores del equipo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas