Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Omnipresentes, las mafias abren nuevas vías de tráfico humano

Ante el desamparo, los migrantes pagan hasta 2500 euros para cruzar por fronteras bloqueadas

Domingo 13 de marzo de 2016
0

IDOMENI, Grecia (De una enviada especial).- El desamparo los atrae. Inconfundibles en sus camperas de cuero negro, sus autos último modelo y sus celulares pegados al oído, están omnipresentes allí donde hay migrantes, aprovechando cada oportunidad para lucrar con el sufrimiento humano.

"La ruta de Grecia a Alemania está cerrada. Si me das 2500 euros te llevaré a través de Italia. Te lo garantizo." En el puerto ateniense del Pireo, esa es la promesa que reciben cada día los nuevos candidatos al asilo. Ahora también recorren el campamento de refugiados de Idomeni en busca de inmigrantes.

Desde que Europa decidió cerrar las rutas terrestres y bloquear a miles de candidatos al refugio en Grecia, nuevas formas de contrabando humano se organizan.

"La desesperación lleva a los migrantes a probar todo lo que pueda llevarlos a su destino final", afirma Wil van Gemert, de Europol, la policía europea. "El problema es que, cuando antes viajaban por su propios medios, ahora asumen terribles riesgos, poniéndose en manos de mafias que no tienen ningún respeto por los seres humanos", advierte.

En Idomeni, donde más de 12.000 personas están bloqueadas desde hace dos semanas después de que Macedonia cerró herméticamente sus fronteras, los traficantes están por todas partes. Y la gente que puede estudia seriamente la posibilidad de dejarse tentar.

"Para cerrar trato, hay que ir a verlos al hotel Hara y a la estación de servicio que se encuentra sobre la ruta E75 poco antes de llegar a Idomeni", confía Serge, un voluntario francés.

Las propuestas no faltan: pasar clandestinamente a Italia en una embarcación de fortuna desde Grecia o animarse a recorrer a pie las montañas del sur de Albania, desde donde se puede cruzar el mar Adriático. Otros ofrecen llevarlos por los bosques macedonios, por sitios sin guardias fronterizos. O por Bulgaria hasta llegar a Serbia y más allá.

Pero nada es menos seguro. Sakim, de 8 años, prácticamente desnudo, contó a LA NACION cómo pasando de Turquía a Bulgaria con su familia recibió una paliza de la policía búlgara, que después los expulsó a Grecia quitándoles la ropa.

Mucha gente en Idomeni decide recurrir a un traficante porque conocen los peligros que existen en Macedonia. Las redes sociales sirias y afganas están llenas de testimonios de grupos que, por haber tratado de pasar solos, son perseguidos, golpeados y expulsados.

Aunque la seguridad se paga cara. Unos 1700 euros para viajar en auto hasta el pueblo de Lojané, en la frontera con Serbia, convertido en el centro de todos los tráficos macedonios. Muchos cuentan viajes en trenes de mercancías en condiciones sanitarias espantosas. En todo caso, tres rutas migratorias terminan en Lojané: una que viene de Grecia, otra de Bulgaria y una tercera de Kosovo. Las ganancias de ese tráfico se cifran -aunque parezca mentira- en miles de millones de euros.

Europol y las autoridades italianas se preocupan ahora por la posibilidad de que los traficantes revivan viejas rutas a través de Egipto o de Libia. Esas vías, que dejaron de ser utilizadas después que Alemania decidió abrir las puertas a los candidatos al exilio el año pasado, pueden volver a traer gente hasta la isla italiana de Lampedusa en el Mediterráneo.

Medidas

En el norte de Europa, los gobiernos escandinavos y de Finlandia son conscientes de que los traficantes podrían intensificar la utilización de la ruta a través de Rusia, incluyendo el mar Negro desde Turquía.

Para prevenir ese nuevo éxodo, mucho más peligroso para los migrantes, los países de la región han tomado medidas. Albania desplegó esta semana centenares de fuerzas especiales a lo largo de su frontera con Grecia y Macedonia. Anteayer, Bulgaria anunció su intención de construir una barrera en la frontera con Grecia, y aumentar el número de sus policías en la región. El gobierno recibió esta semana 40 Land Rovers donados por Gran Bretaña a fin de capturar y regresar a refugiados que sean detenidos en el límite con Turquía y Serbia.

Por su parte, las fuerzas de la OTAN comenzaron a patrullar en aguas territoriales turcas y griegas, por donde más de 100.000 migrantes cruzaron desde enero en embarcaciones de fortuna.

Nadie está convencido, sin embargo, de que transformar Europa en un búnker sea la solución y, sobre todo, que resulte efectivo. El negocia del tráfico humano es demasiado lucrativo. El año pasado, fue el negocio que más rápidamente creció en Europa, alcanzando entre 3000 y 6000 millones de euros, según un reciente informe de Europol. Esa cifra podría triplicarse si la actual crisis migratoria persistiera un año más.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas