Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Plataformas peligrosas: un zapato que deja cada vez más lesiones

Especialistas médicos advierten sobre el aumento de esguinces y fracturas por la poca estabilidad de su diseño

SEGUIR
PARA LA NACION
Domingo 13 de marzo de 2016
0

Los zapatos con plataforma están de moda pero, según los especialistas, son peligrosos. "La moda es arquitectura: todo es una cuestión de proporciones", dictaminó Coco Chanel, suma sacerdotisa de la alta costura. Sin embargo, la arquitectura, en este caso, parecería fallar.

Muchos kinesiólogos y traumatólogos ponen la lupa sobre la particular construcción de este calzado, que consiste en un bloque plano de alrededor de 12 centímetros de altura que actúa de base para diferentes diseños de calzado. Ocurre que este tipo de zapato ofrece poca estabilidad y adherencia al piso, sobre todo en planos inclinados y terrenos desparejos. Y las caídas aparatosas son cada vez más frecuentes en las accidentadas veredas de Buenos Aires. A pesar de los peligros que las plataformas pueden entrañar para la salud, causan furor entre las mujeres, desde las adolescentes hasta las sexagenarias.

"Cuando se pusieron de moda estas plataformas, la cantidad de mujeres lesionadas aumentó", asegura Félix Fabián Rijavec, kinesiólogo del Hospital Universitario Austral. Según afirma, el 80% de los casos corresponde a esguinces de tobillos y fracturas de peroné y metatarsianos, mientras que el 20% restante comprende a lesiones del talus o astrágalo.

Rijavec alerta además sobre la probabilidad de que otros trastornos que hoy pueden no presentar síntomas comiencen a manifestarse con el tiempo, como la alteración de la movilidad articular de la cadera, o lesiones, pinzamientos y contracturas en la columna lumbosacra. "Esto se debe a que para compensar los problemas de estabilidad que suponen estas plataformas, algunos músculos y huesos se exigen por demás", dice.

María Eugenia Vercellini, chef, de 41 años, relata su caída: "Caminaba al trabajo con unas plataformas de unos 12 centímetros de alto. Y en una vereda en mal estado el pie izquierdo se me dobló hacia adentro. Como justo había sido madre hacía poco, el dolor del pie me pareció leve en comparación con el del parto, y durante dos semanas fui a trabajar renga y con el pie hinchado. Pero al final me hicieron una placa y resultó que me había fracturado el quinto metatarsiano".

Según explican en la zapatería Febo, los materiales más frecuentes de las plataformas son el caucho, la madera, la goma Eva, el poliuretano y el crepé. Los tacos más altos llegan a los 18 centímetros, y aunque la altura promedio que pide la mayoría de las mujeres ronda los 12 centímetros, la regla general dice que el alto del taco solicitado disminuye a medida que aumenta la edad de las mujeres. Los precios de los modelos para la nueva temporada oscilan entre los 1400 y los 3000 pesos.

"Lo primordial es que la horma sea buena y el agarre al pie resulte bien firme. La principal causa de las caídas no es tanto el tipo de zapato sino su calidad. La sujeción al pie es fundamental: por eso casi nadie se cae con las botas de plataforma, que a pesar de ser altas, están bien agarradas", explica el diseñador Ricky Sarkany.

Por su parte, Susana Saulquin, socióloga del vestir, considera a la mujer argentina muy insegura de su propia imagen. A la argentina le gusta sentirse "más alta y poderosa", afirma Saulquin, y agrega que si la ideología reside en la cabeza, los zapatos en cambio "marcan el poder", porque determinan la seguridad con la cual se pisa el suelo.

"Como soy alta (mido 1,70), en general no uso plataformas. Pero vi unas que me encantaron y, aunque no me quedaban muy cómodas, me las compré igual -relata Tati, secretaria de 30 años-. Hasta que un día, caminando por Juncal y Esmeralda, al bajar un escalón pisé mal y se me dobló el pie derecho: esguince de tobillo. Me quedó muy hinchado y tuve que usar una bota ortopédica durante 15 días."

Para el doctor Marcos Deimundo, traumatólogo general del Cemic, quien también observa un aumento en la cantidad de lesiones, caídas como ésa pueden explicarse porque, con las plataformas, se modifica nuestra percepción espacial, lo cual dificulta el desplazamiento del cuerpo. "Por ejemplo, al calcular las distancias para subir o bajar escaleras", afirma.

Después de su esguince de tobillo, Andrea Iriart, contadora de 51 años, nunca más se puso sus plataformas para ir al microcentro: "Es una trampa mortal por el mal estado de las veredas. Lo mismo que las escaleras del subte, que son muy resbaladizas", dice.

La doctora Nelly Marina Carrasco, jefa de Sección de Medicina y Cirugía de pie y tobillo del Hospital Italiano, advierte que el patrón de fractura que se observa en una caída desde una altura de 10 o 15 centímetros es más grave que el de una caída desde el nivel del piso, que quizá se limitaría sólo a un esguince. "Así es como desde que se impusieron las plataformas altas se están observando patrones de lesión poco comunes, como las fracturas de tobillo, peroné, cuboides y lesiones de Lisfranc", dice.

Sin embargo, el traumatólogo Alberto Macklin, vicepresidente de la Asociación Argentina de Ortopedia y Traumatología, considera que, usadas con precaución, las plataformas no representan un riesgo para la salud. Además, no observa un aumento en las consultas por lesiones de este tipo. Pero advierte que, con el paso de los años, los huesos y ligamentos pierden estructura ósea, y que la estabilidad decae luego de los 40 o 45 años, debido al deterioro de algunas aptitudes, como la vista y el oído.

Con un punto de vista similar al de Macklin, el traumatólogo Nicolás del Sel, del Sanatorio Mater Dei, considera que más riesgosas que las plataformas son los zapatos con taco aguja.

Pero según la doctora Carrasco, con las plataformas de suela totalmente plana (tipo "ladrillo") se obtiene poca propulsión y el cuerpo debe realizar un mayor esfuerzo para desplazarse. Además, este modelo ofrece menor estabilidad y adherencia al piso, mientras que las hormas con una ligera ondulación ascendente en su extremo delantero (taco chino) colaboran con el movimiento general del cuerpo. Una solución posible para que esta moda no sea más que eso.

En la mira

El uso cotidiano de estas plataformas puede traer lesiones o trastornos a largo plazo, según advierten especialistas médicos

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas