Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las mujeres celebraron su día en el festival Movistar Free Music

Unas 35.000 personas disfrutaron de los shows en Palermo

Domingo 13 de marzo de 2016
0

La música fue una excusa para pegar un grito de reivindicación. "El término minita está un poco bastardeado; creo que todas deberíamos ser más mujer y menos minita", soltó la ilustradora La Cope, antes de dibujar sus escenas de la vida cotidiana. Ese concepto deambulaba ayer en el Planetario entre bandas, gastronomía, tecnología, cuidados personales y juegos con los que el Movistar Free Music coronó los festejos de la semana del Día de la Mujer.

Un line up completamente femenino animó la jornada. En el escenario principal desfilaron las artistas internacionales Natalia Lafourcade, Sofía Reyes y Ms. Lauryn Hill, que cerró el festival ante unas 35.000 personas. Ahí también estuvieron las locales Deborah de Corral, Rosal y Wanna Wanna, mientras que el escenario alternativo contó con la música de Miss Bolivia y el dúo Ibiza Pareo, y el show de stand up de Ma-lena Guinzburg, entre otras.

El festival se fue desperezando lentamente y, con el correr de las bandas, el público se arrimó en mayor número. Los primeros, con mantas, mate y selfies, aprovecharon el sol. Los más rezagados, recién llegados cuando Natalia Lafourcade desplegaba su encanto sobre el escenario, se vieron obligados a una vestimenta más acorde con este otoño precoz. "Buenos Aires me trae muy buenos recuerdos de cuando grabé un disco aquí", dijo la mexicana antes de cantar "Amor de mis amores". El calor volvió cuando subió la rapera estadounidense, ex The Fugees, Lauryn Hill, que hizo mover a todos.

En las horas previas al cierre, las bandas sonaban de fondo mientras las mujeres aprovechaban las actividades que regaló el festival. Fueron mimadas en un stand que les ofrecía un lavado con cremas hidratantes para el pelo y un diagnóstico capilar, también pudieron probar la tecnología 360° en un camión especial, hicieron karaoke en una cabina acustizada y jugaron al ping-pong y al metegol entre los árboles. En esos partidos algunas de las parejas eran mixtas, aunque la presencia masculina era considerablemente menor. Sin embargo, los hombres también se fueron sumando en buen número a medida que avanzaba la noche.

Quienes así lo quisieron pudieron almorzar y cenar en el predio, aunque no faltaron aquellos grupos de amigos que presenciaron los shows con abastecimiento propio. Es que el día fue largo. Cuatro food trucks ofrecieron rabas, papas, crêpes, panchos o hamburguesas. Y todo quedó registrado en las redes sociales, testigos de una fiesta completa.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas