Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Caseros, de cárcel a archivo nacional

El penal cerró en 2000 y sucumbió al abandono; luego de años de demoras, ya instalaron los obradores para construir dos edificios que alojarán el Archivo General de la Nación; se conservará el sector más viejo, que tiene protección patrimonial

Lunes 14 de marzo de 2016
Entre muros derrumbados se adivinan las celdas que alojaban a los presos
Entre muros derrumbados se adivinan las celdas que alojaban a los presos. Foto: Santiago Cichero / AFV
0

La última transformación de la ex cárcel de Caseros ya está en proceso. Entre hierros retorcidos y arrumbados, alambres enredados, casillas de seguridad desvencijadas, escombros y las estructuras de lo que fueron las celdas de un gigante de cemento empieza a concretarse el proyecto para mudar allí el nuevo edificio del Archivo General de la Nación (AGN), una obra postergada que podría cerrar definitivamente una historia negra atravesada por motines y condiciones insalubres de alojamiento.

Ya no están los 25 pisos en forma de H con capacidad para recibir hasta 1800 detenidos en ese rincón de Parque Patricios. Poco queda de los 20.000 metros cuadrados edificados en altura en los que los presos pasaban buena parte de los días hasta su cierre, en 2000. Lo que se ve son las ruinas de hormigón y hierro. Allí comenzaron a instalarse los obradores, punto de partida de un espacio donde descansará el pasado argentino.

El diseño del nuevo AGN fue realizado por el estudio de los arquitectos Juliana Deschamps, Javiera Gavernet y Fabio Estremera, que en 2012 ganaron un concurso organizado por la Sociedad Central de Arquitectos. La obra será desarrollada en la manzana comprendida por las calles Pichincha, 15 de Noviembre de 1889, Pasco y Rondeau. Esta última, una vez finalizados los trabajos, se abrirá como calle de circulación vehicular restringida entre Pichincha y Pasco. Actualmente, la cuadra está cerrada.

El predio ya fue vallado. Cuenta con faroles colocados cada dos metros; contrastan con la vieja iluminación que aún se ve, arrumbada y oxidada, en la parte más alta de los restos del cerco perimetral. Los alambres siguen allí, envolviendo las casillas de seguridad colocadas en las esquinas y en las paredes laterales. Se ven vidrios rotos, verdosos y mugrosos.

Desarrollo del Sur

La primera parte de la obra abarca 10.000 m2, aunque el proyecto definitivo tiene 35.000 m2. "Consta de dos cuerpos: uno de dos pisos paralelo a la apertura de la calle Rondeau y frente al viejo edificio [que llega hasta la avenida Caseros]. Allí será el acceso a los sectores públicos, como cafetería, salón de usos múltiples, sala de referencia y sala de consulta de documentos. En el mismo cuerpo, sobre Pasco, será el ingreso del personal directivo", explicó a LA NACION Estremera.

Por encima del vallado de la obra, asoma el sector antiguo del penal
Por encima del vallado de la obra, asoma el sector antiguo del penal. Foto: Santiago Cichero / AFV

El otro cuerpo tendrá siete plantas y un subsuelo. Albergará las áreas de depósito de documentos, talleres de limpieza, restauración, digitalización y catalogación. Sobre Pichincha estará el acceso del resto de los empleados y en 15 de Noviembre, el ingreso de los documentos. Prevé un crecimiento del espacio de almacenamiento de 15.000 m2 sobre lo que tiene la actual sede del AGN, en Leandro N. Alem 246.

"Esta manzana de Parque Patricios es uno de los espacios más postergados de la ciudad. El edificio que albergará al Archivo General de la Nación aliviará años de abandono a vecinos e instituciones del barrio", opinaron desde Riva SA, la empresa que en junio de 2015 se adjudicó la licitación lanzada por el Ministerio del Interior y Transporte de la Nación.

El presupuesto inicial de la obra es de $ 236.000.000 -sujeto a actualizaciones- y el plazo de ejecución es de 26 meses. El 60% del proyecto está financiado por un préstamos de la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina.

La constructora tomó el proyecto de los arquitectos y ya comenzó a realizar los primeros movimientos de tierra y trabajos preliminares en el interior del predio. El que era el edificio más nuevo de la ex cárcel será demolido, mientras el más viejo se mantendrá en pie. La propuesta abarca la posibilidad de reconstrucción y puesta en valor de esta obra de fines del 1800 del arquitecto Carlos Altgelt, que cuenta con protección como patrimonio histórico.

El edificio más antiguo es custodiado por personal del Servicio Penitenciario Federal. Por fuera las paredes están descascarándose, se ven las rejas de las celdas y hay yuyos creciendo. En los rincones hay restos de fogatas, entre piedras y latas que tal vez se usaron para cocinar. En torno de él, se planea generar una sucesión de espacios públicos que integren el parque Ameghino, la calle Rondeau y la plaza del hospital pediátrico Juan P. Garrahan.

Durante años se buscaron posibles destinos dentro de la ciudad para mudar el AGN, pero nunca se logró concretar su mudanza. Fue fundado en 1821 como Archivo de la Provincia de Buenos Aires, con sede en la Manzana de las Luces, y se nacionalizó en 1884. En el camino, su historia se cruzó con la de la ex cárcel de Caseros, que también buscaba un destino definitivo.

Manuscritos del virreinato e imágenes desde 1853

El Archivo General de la Nación está integrado por varios departamentos; el de Documentos Escritos contiene 7000 metros lineales de documentación. Conserva incluso manuscritos de los virreinatos del Perú y del Río de la Plata.

Posee un fondo de colecciones donadas por particulares e instituciones entre 1550 y 1950. También hay documentación de las presidencias de Julio Roca, Miguel Juárez Celman, Victorino de la Plaza y Agustín P. Justo, entre otras.

El Departamento de Documentos Fotográficos contiene imágenes del período entre 1853 y 1983. En total hay unas 800.000 piezas disponibles para consultar. Custodia también 47.000 negativos fotográficos y 3000 films.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas