Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

River no aparece, quedó golpeado y las cuentas no le dan

Guardó a algunos titulares y fue goleado en Santa Fe; cede terreno en lo local y el miércoles va a la altura de La Paz por la Libertadores

SEGUIR
PARA LA NACION
Lunes 14 de marzo de 2016
0

SANTA FE.- Fue una semana de lamentos, broncas e impotencia para Marcelo Gallardo y River. Golpeado severamente en el torneo local y sin la cosecha deseada en la Copa Libertadores. Las cuentas no le dan y el fútbol no aparece. Cambian los nombres y las soluciones se demoran. La imagen del equipo se desfigura, por momentos es incomprensible. Ni siquiera Barovero, sostén habitual, motivo de las súplicas de los hinchas para que no se vaya en junio.

La dura goleada recibida anoche ante Colón expuso cómo todo se fue torciendo desde el empate sin goles con Boca. Quienes conocen la intimidad del plantel cuentan que pocas veces se lo vio tan desconsolado al director técnico después de la igualdad en el superclásico. No concebía que se hubiera dejado pasar la oportunidad de vencer a un rival que fue inferior, que se conformaba con llevarse un punto.

Llegó San Pablo el jueves y los planes volvieron a torcerse. Un 1-1 con un rendimiento inestable, con un gol en contra producto de un error del arquero brasileño. Poca profundidad y algunas señales preocupantes en defensa. El empate fue un pobre resultado y Gallardo hizo una relectura de la situación. De haber ganado, con seis puntos en dos cotejos, habría dispuesto de una formación alternativa para enfrentar el miércoles a The Strongest en la altura de La Paz. Pero al quedar con cuatro unidades, la alineación en Bolivia tendrá a jugadores que ayer descansaron: Mercado, Vangioni, Mora y Alario.

Entonces, la alineación de anoche en Santa Fe tuvo un perfil más alternativo, lo que no significa que haya sido improvisada o estuviera integrada por inexpertos. Estaba D'Alessandro, el refuerzo que llegó para ponerse el equipo al hombro, para cargar con la presión en los momentos más exigentes. Anoche volvió a mostrarse sin peso futbolístico y sin un buen respaldo físico.

El único atenuante atendible para River es el de las bajas por lesión: Maidana, Pisculichi y Balanta. Los que están aptos son responsables de este paso en falso. River tenía el estímulo de que un rato antes Rosario Central había dejado el invicto en Paraná. Era una ocasión propicia para sumar de a tres y ubicarse en el lote de los cinco primeros, a tres puntos del líder. Pero la derrota lo deja peligrosamente postergado, con un pelotón de equipos por delante, casi consumida la primera mitad de la competencia.

River ni siquiera supo administrar la ventaja de 1-0, con gol de Mammana. Un dato que refleja la aciaga semana en ataque: tres partidos, sólo dos goles a favor (uno en contra y el otro de un defensor). En Santa Fe fue titular el uruguayo Alonso, a quien se lo vio acompañado en el esquema 4-2-3-1.

Como en partidos anteriores, no funcionó la variante de Ponzio de zaguero central. Le cuesta encontrar la ubicación y manejar los tiempos. Encima, estuvo menos protegido por una defensa que contó con los juveniles Mammana y Vega, y un Casco al que cada vez le quedan más lejos los buenos momentos en el Newell's del Tata Martino.

Colón venía de tres derrotas consecutivas, una racha con la que neutralizaba su buen arranque de tres éxitos en fila. Es un equipo peligroso y audaz, aunque impredecible, capaz de lo mejor y lo peor sin mediar aviso.

Un signo de inmadurez e inestabilidad de este River fue la manera en que dilapidó el partido. Ruiz, de muy buen comienzo de torneo, ya había empatado en el primer tiempo con un estupendo remate de zurda desde fuera del área. El partido tomó un rumbo imprevisto en apenas seis minutos, lapso en el que goleó Colón por los errores y descontrol de River, que se quedó con 10 por la expulsión de Nacho Fernández.

Fue un golpe de knock-out del que River no se repuso. Ahora queda por ver su capacidad para levantarse antes de que se sea tarde.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas