Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
Viajes

Brasil: Jericoacoara, la nueva Buzios que eligen los argentinos

Una de las mejores playas del mundo, con aguas tranquilas, clima tropical todo el año y poca gente: así es el nuevo paraíso brasilero

SEGUIR
PARA LA NACION
Martes 15 de marzo de 2016 • 00:00
0

Fortaleza es la quinta ciudad con más habitantes en Brasil, ubicada en el estado del Ceará, en el nordeste del país, tiene extensas playas y es el lugar ideal para combinar las vacaciones y hacer compras o salir por la noche. Pero si quieren realmente olvidarse del mundo, del reloj, los celulares y desconectarse de Internet, viajen unos 300 kilómetros desde allí hacia un pueblito de ensueño llamado Jericoacoara. Es un parque nacional al que se llega atravesando únicamente dunas o por la playa, lo que hace que sea una aventura sólo llegar. Hay muchas opciones saliendo desde Fortaleza: paquetes de una o dos noches con todo incluido, sacar uno mismo el pasaje y tomar el bus y combinarlo con una especie de camión 4x4 que atraviesa dunas y playas, o también contratar sólo el transfer que sale directo y dura unas cuatro horas aproximadamente.

Los precios rondan los 150 reales, sólo el pasaje. Estos se pueden adquirir en muchos puestos que hay en la Av. Beira Mar, principal arteria costera, muy próxima a la feria de artesanías. Eso sí, si salen desde Fortaleza, les recomendamos que pasen más de dos noches en Jeri (como abrevian el nombre los locales), porque bien lo vale.

Foto: Alejandro Zárate

Y Jericoacoara se transformó en el nuevo paraíso preferido de los argentinos, y una de las tantas respuestas es porque a pocas horas de vuelo es posible estar en unas de las mejores playas del mundo, con aguas tranquilas, poca gente, un clima tropical todo el año, y casi el único lugar en Brasil en que casi no llueve entre diciembre y junio, ideal para quienes quieran disfrutar de noches estrelladas, aguas cálidas, en una atmósfera sin igual. Cada año este pequeño lugar va creciendo, con más restaurantes, hoteles y negocios. No hay calles pavimentadas, todas son de arena y la noche de pocas luces y cielo limpio, permite ver la luna en toda magnitud, tal cual la vieron los originarios pescadores de la zona.

El lugar para residir y descansar

Cada día se construyen más hoteles y posadas en Jeri, hay para todos los bolsillos y presupuestos. Hay hoteles pequeños, más familiares, o los hay más selectos tipo boutiques, que son la tendencia. Entre los más costosos encontramos el Mosquito Blue, con un excelente servicio de restaurante y piscina, también el Kanaloa Pousada, a 200 metros de la playa, y el Hotel Jeri, que está en pleno centro y con instalaciones nuevas, muy buena piscina, hamacas y terraza para descansar.

Los precios rondan los $ 700.- y $1500.- (argentinos), dependiendo de las fechas y todos incluyen desayuno. Entre las mejores posadas les recomendamos Papaya, que esta a unos 400 metros de la playa, pero sumamente agradable, con pileta y por las tardes se puede disfrutar del olor que sale del horno de los panes y budines que desayunarán al día siguiente. El Hotel Villa Terra está en la calle paralela a la más céntrica, a metros del mar, y tiene una terraza para cenar increíble. Para una opción mas económica les recomendamos Pousada Iracema, que está un poco mas alejada del centro, pero el cuarto doble cuesta $450.-, y Jericoacoara Pousada Sula, en donde la noche ronda los $600.-, y tiene una linda piscina y terraza.

La langosta vedette de las mesas

Comer en Jeri, es una experiencia gastronómica exquisita, porque los restaurantes, que por cierto hay muchos y para todos los gustos, son relativamente chicos, con no más de cinco o seis mesas, y eso hace que tengan una cocina artesanal, cuidada y con productos frescos. Las estrellas de la cocina son sin lugar a dudas la langosta y los pescados del día. Los precios, comparándolos con los de Fortaleza, son un poco mas caros, pero realmente lo valen, porque cada restaurante se esmera por ofrecer lo mejor en sus platos. La variedad es mucha y, de hecho, hay hasta un restaurante de comida Tailandesa, varios de comida japonesa, vegetariana, española y argentina. Pero les recomendamos que coman langosta grillada o con pastas, las porciones siempre son para dos y pueden llegar a costar unos R140.- (reales) y un pez grillado R20.-, dependiendo de la variedad. Les sugerimos algunos sitios excelentes, como Restaurante Do Sapao (Rua Sao Francisco s/n) y pidan el jugo de graviola, una jarra para dos cuesta R10.-. En el Ristorante Da Vinci en la Rua Principal, el ceviche de Róbalo está a R42.- y la grillada mixta, que viene con langosta y pescados a R150.-, para dos. El Restaurante Pescador es uno de los mejores de Jeri, tanto por la atención de su simpática camarera Claudia, como por la maravilla de su cocina; como ejemplo, el pargo grillado, sopa de cangrejo y las mejores Caipiriñas que hayan probado, en una cena para dos, sale R210.-. También un clásico es Cantina Tropicana, que se especializa en langosta con pastas y grillada. Siempre conviene pasar antes y reservar mesa, porque si van muy tarde, pasadas las 22 horas, tendrán que esperar, ya que la cocina de casi todos los restaurantes cierra a las 23.45, salvo los bares para tomar tragos y los carritos de cócteles que están en la playa abiertos hasta la madrugada. Los precios de una caipiriña no superan los R8.- y una cerveza R7.-, en tanto el jugo de coco helado, sale R6.-

Muchas actividades para disfrutar a pleno

Hacer surf, pasear en buggy, caminar desde el centro hasta la famosa Pedra furada (roca agujereada sobre el mar) en una caminata de tres horas ida y vuelta, paseos en cuatriciclo o simplemente ir a ver la caída del sol en la increíble Duna do Por Do Sol que flanquea al pueblo, son algunas de las actividades que a diario se pueden realizar en Jericoacoara.

Hay varias opciones de excursiones y paseos cortos, pero les recomendamos uno que dura unas ocho horas y es contratar un buggy particular, que sale mas o menos unos 130 reales por persona, y el paseo tiene tres paradas, según el gusto del pasajero, pero las recomendadas la primera Pedra Furada, después a la Lagoa Azul, para luego quedarse varias horas a disfrutar de Lagoa Paraíso y regresar al atardecer por el corazón de las dunas.

Lagoa Paraíso, es una laguna de agua dulce, pero parece una bahía paradisíaca, cuya arena es blanca, y se siente como estar en una cayo del Caribe. Hay una excelente instalación para pasar el día que se llama Alchymist Beach Club, y ahí se pueden rentar reposeras, sombrillas, almorzar, tomar tragos y usar las duchas y vestuarios; los precios no son baratos, pero los servicios son excelentes. Sólo es para pasar el día, aunque tendría que tener cuartos para quedarse a pasar la noche, una pena...

Las playas en la parte del centro de Jericoacoara tienen más movimiento, pero si quieren disfrutar el relax y el silencio para contemplar el paisaje, les recomendamos las playas que están a borde de las dunas, aunque no hay instalaciones de ningún tipo. Las noches sí son mágicas, tanto las estrelladas como las de luna llena, y son lo más parecido a una película de ciencia ficción. Llegadas las 19 horas cuando cae el sol, la calle principal que da a la playa se llena de carritos con una carta enorme de tragos, y la impronta es las combinaciones de frutas frescas de la región, que se preparan en el momento, y así el aire se impregna de olor a tamarindo, piñas, maracuyá y cachaça. No dejen de pedir el trago Coco Louco, que lleva leche de coco, leche condensada, cachaça, hielo y toque de canela. Es muy económico, se pueden tomar los mejores cócteles a menos de R10.- y seguramente pedirán una segunda vuelta.

Datos útiles

Se pueden comprar con tiempo vuelos directos de Buenos Aires hasta Fortaleza y llegar en solo cinco horas por la Línea Aérea Gol, igual hay varias opciones, pero siempre haciendo una conexión y el vuelo puede llegar a durar unas nueve horas.

No hay casas de cambios en Jeri, conviene cambiar dinero en Fortaleza. Casi todo es posible pagar con tarjeta de crédito o débito, desde una cerveza en la playa, hasta una estadía completa. Lo único que se paga en efectivo son algunas excursiones y los transfer para quienes viajen desde Fortaleza a Jeri. Siempre conviene buscar por Internet posadas y reservarlas desde Argentina, porque si van sin reserva es posible que no tengan lugar, sobre todo en las mejores ubicadas y con mejores servicios. Vale la pena reservar en las que tienen piscina, ya que oscurece temprano, después que cae el sol y es la mejor hora para continuar el relax antes de la cena.

Siempre es preferible gastar un poco más, pero estar ubicado en las que están más cercanas a la playa o en las calles Rua da Igreja, Rua do Forro, Rua Principal, Rua Sao Francisco y cerca de la Duna do Por do Sol.

En Jericoacoara casi todo el año es tropical, algunas noches pueden llegar a estar más frescas, pero conviene llevar ropa cómoda y es indispensable ojotas, ya que las calles son de arena. Es posible comprar todo tipo de cosas, hay varios supermercaditos, tiendas de ropa, recuerdos, farmacias y todo lo que les haga falta. Hay varios cibers, pero en la mayoría de las posadas y hoteles tienen Internet y la conexión es bastante buena.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas