Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Detectives literarios buscan a Ferrante

Curioso perfil semiológico para saber quién es la best seller

Martes 15 de marzo de 2016
0

El misterio que rodea a Elena Ferrante es otra víctima de su talento. A medida que pasan los años y más lectores se enamoran sin remedio de sus "novelas napolitanas" (en la Argentina se publicó el primer volumen, La amiga estupenda, y los tres restantes serán editados de aquí a septiembre), se extiende la fascinación por su autora, lo que incluye los intentos de desentrañar las razones por las que ha preferido el anonimato a la gloria y el silencio a los laureles.

El hecho de que la responsable de dar vida a personajes tan memorables y "verdaderos" (en el sentido más romántico del término) como Lenu y Lila se oculte tras un nombre falso termina por redondear una invitación irresistible: encontrar a Ferrante a través de las pruebas que conocemos como fehacientes: sus libros.

Como ocurrió con su nominación al premio Strega en 2015 y ahora al Man Booker International al mejor libro traducido al inglés, se espera que quizás una distinción literaria logre sacarla de la oscuridad, pero nadie espera que ocurra. Por ello -además de porque no se tienen noticias de obras de Ferrante en preparación- es que los detectives literarios están perdiendo la paciencia. El más reciente es Marco Santagata, que el fin de semana publicó en el Corriere della Sera un "identikit semiológico" de Ferrante, concluyendo que detrás de ese seudónimo se oculta Marcella Marmo, profesora de Historia Contemporánea en la Universidad Federico II de Nápoles.

El resultado, explica allí, es producto de identificar coincidencias entre su vida personal y su carrera y detalles de las novelas, como el nombre de una calle de Nápoles que fue cambiado en 1968, o el hecho de que la ficticia Lenu y la Marmo real estudiaran en la Escuela Normal de Pisa (la profesora y Santagata estudiaron allí en los 60; la ficticia Elena Greco de Dos mujeres estudió lenguas clásicas).

Marmo negó ser la autora de un modo enigmático. "La notoriedad por méritos no propios nunca es agradable. Agradezco los que pudieron pensar que soy una feliz escritora de best sellers, pero no soy Elena Ferrante." La editorial italiana E/O también tomó distancia de la "revelación" de Santagata: "Por favor, volvamos a hablar de libros".

"Hice una investigación filológica, como si estuviera estudiando la atribución de un texto antiguo, aunque es moderno. Creé un perfil, no dije que fuera ella", dijo el experto en Dante y Petrarca en diálogo con The New York Times, publicación que habló con la mujer en el centro de la tormenta.

Marmo niega ser la autora en cuestión, pero sus respuestas son llamativas. "No soy ni Jekyll ni Hyde. Todo el mundo tiene más de una identidad", afirma, tras confirmar que fue parte del movimiento Nuova Resistenza, fundado por Carlo Levi, y que estuvo casada con su sobrino, Guido Sacerdoti. "Soy napolitana, italiana, mujer, profesora, europea y también una ciudadana del mundo", afirmó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas