Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Denuncian el secuestro y torturas a un joven gay por presuntos policías

Ocurrió en Miramar; la víctima y su familia afirman que el hostigamiento es cotidiano; el joven contó que sufrió cortes, quemaduras con cigarrillos y hasta un simulacro de fusilamiento

Martes 15 de marzo de 2016 • 20:53

Un caso de secuestro y tortura a un joven gay en la localidad de Miramar fue denunciado por la víctima y su familia. Ocurrió en esa localidad de la costa atlántica bonaerense, cuando Lautaro Blengio, un joven de 17 años homosexual y activista de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex (LGBTI), fue interceptado por tres hombres ayer para luego ser torturado.

Según la denuncia, al menos un oficial de la policía de Miramar se encuentra involucrado en el hecho, que incluyó castigos, cortes, quemaduras con cigarrillos y amenazas de muerte. Ayer por la mañana, el joven fue interceptado por tres hombres que le pusieron un arma en la cabeza, lo encapucharon y se lo llevaron en un auto hasta el Vivero Municipal de Miramar.

Allí, Lautaro sufrió una serie de tormentos y heridas cortantes hechas con navajas, donde le tajearon una cruz en el pecho, lo quemaron con cigarrillos y le dijeron que lo iban a fusilar, para luego golpearlo hasta dejarlo inconsciente en ese lugar.

Uno de los hombres es un policía identificado por Lautaro como el mismo oficial que lo sostuvo del cuello, golpeó y amenazó el pasado domingo 13 de marzo, quien le dijo: "Pendejo, yo no te conozco ni vos a mí, te voy a desfigurar la cara a piñas y te voy a tirar en el vivero". Además, le requirió a Lautaro y a un grupo de amigos sus documentos para averiguación de antecedentes. El documento del menor fue retenido por personal policial y nunca devuelto. La familia del joven denunció en un medio local que no es la primera vez que el joven se ve sometido a un hostigamiento policial, y que es cotidiano por su condición de activista gay.

En un comunicado de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), que repudió el hecho, la organización manifiesta que la familia solicitó un recurso de Hábeas Corpus a la Jueza de Paz de General Alvarado, Florencia Hogan (hermana del ex intendente y actual senador provincial, Patricio Hogan), que fue denegado por considerar la jueza que no corría riesgo la integridad psicofísica del menor.

La familia del joven solicitó el mismo recurso en el Juzgado de Garantía N° 3 de la ciudad de Mar del Plata, pero también fue denegado, aunque se dio curso a la Fiscalía General y al Comité Provincial de la Tortura. La denuncia ahora fue realizada por secuestro y tortura ante la Fiscal de General Alvarado, Ana María Caro.

En el mismo comunicado la CHA adelantó que insistirá con el pedido de audiencia a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, Maria Eugenia Vidal, "de quien hasta ahora no se ha obtenido respuesta por hechos similares ocurridos anteriormente en Mar del Plata. Solicitamos su urgente intervención porque se hace necesaria la decisión política de las autoridades de la provincia para detener la escalada de ataques contra nuestra comunidad LGBTI".

Cesar Cigliutti, presidente de la CHA, dijo: "Exigimos que las autoridades de Miramar investiguen este hecho y establezcan la responsabilidad de los oficiales de policía involucrados. No podemos permitir que sigan sucediendo ataques y más aun cuando involucran menores de edad torturadas/os por su orientación sexual o identidad de género. Vemos con alarma la situación del Partido de la Costa por lo que esperamos una respuesta contundente que garantice la vida y los derechos humanos de nuestra comunidad".

Por su parte, la organización

100% Diversidad y Derechos pidió: "Que no quede impune la detención ilegal y las torturas a un joven gay en Miramar". Y en un comunicado dijo: "100% Diversidad y Derechos expresa su más enérgico repudio ante la detención ilegal y las torturas que sufrió el joven activista gay Lautaro Blengio ocurrida ayer en la Ciudad de Miramar y reclama el descabezamiento de la seccional y la separación inmediata de los efectivos involucrados".

Te puede interesar