Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Trump y Hillary daban otro gran paso hacia la nominación

Ganaron en Florida, el mayor de los cinco estados en los que se votaba; se retiró Rubio

Miércoles 16 de marzo de 2016
0

MIAMI.- El republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton daban un gran paso anoche para lograr la nominación de sus partidos al imponerse por amplio margen en Florida, el mayor botín de los cinco estados que estaban en juego ayer.

El triunfo de Trump, además, puso final a las aspiraciones del candidato preferido del establishment republicano, Marco Rubio, que había apostado las pocas fichas que le quedaban a obtener un triunfo en su estado natal.

En lo que se consideró un mini "supermartes", Clinton también ganó en Carolina del Norte y, según datos preliminares, llevaba ventaja en Ohio. Trump, por su parte, iba adelante en Carolina del Norte, pero cedía Ohio a su actual gobernador, John Kasich, que necesitaba un triunfo allí para seguir en carrera.

También se votó en Missouri e Illinois. En total, los republicanos tenían en juego 358 delegados y los demócratas, 691.

Con el 67% de los votos republicanos escrutados, Trump obtenía el 46% en Florida frente a un 27% de Rubio, el senador nacido en Miami de padres cubanos.

Por su parte, Clinton aventajaba con un 65% de los votos al senador Bernie Sanders, que tenía 33%, cuando se llevaba escrutado un 68% de los votos.

Trump sumó así los 99 delegados que otorga Florida y superó ya los 550. De esa forma, quedó a medio camino de los 1237 necesarios para ser nominado antes de la convención nacional del partido que se celebrará en Cleveland (Ohio), en julio próximo.

Trump ya había ganado ayer en los caucus (asambleas populares) de las islas Marianas del Norte, que le otorgaron nueve delegados más, para un total de 469.

Florida era el estado que más delegados repartía de este "supermartes", que era considerado decisivo, especialmente para los republicanos. Una vez contabilizados los nuevos delegados, los dos grandes partidos de Estados Unidos habrán elegido a más de la mitad de todos sus representantes a las convenciones nacionales, por lo que la votación era considerada clave en la campaña.

Si para Trump la jornada representaba la posibilidad de quedar más cerca de la nominación, para Rubio y para Kasich era la última oportunidad. Con los resultados preliminares, el gobernador de Ohio llevaba ayer ventaja en su estado y conseguía algo de aire para seguir dando pelea.

El triunfo de Kasich puede ser una mala noticia para el senador ultraconservador Ted Cruz, segundo en la carrera, que aspiraba a una recta final mano a mano para concentrar el voto anti-Trump.

Agencias AP, AFP y EFE

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas