Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mantienen la tasa de corto plazo al 38% anual

Liberan $ 7100 millones para no encarecer la emisión del Tesoro

Miércoles 16 de marzo de 2016
0

El Banco Central (BCRA) mantuvo en el 38% anual las tasas que paga por las letras que emite a corto plazo, pero aumentó entre 25 y 75 puntos básicos las que paga a plazos más largos, lo que en el mercado se interpretó como que no da por asegurada aún la pax cambiaria conseguida en las últimas dos semanas luego de que el dólar llegase a superar los 16 pesos.

La confirmación llegó tras la tradicional subasta de letras y notas (títulos de deuda) que semanalmente realiza para regular la oferta de dinero en el mercado, una operación que utilizó en los últimos meses para contraer fuerte la base monetaria, pero que ayer concluyó con una expansión superior a los $ 7100 millones.

La liberación de pesos se leyó como un intento por no agravar el pico de iliquidez con que opera la plaza local tras un brusco reacomodamiento de precios que forzó la caída del dólar en las últimas semanas, algo que reconoció el propio BCRA en el comunicado por el que da a conocer los resultados al mencionar "las mayores necesidades de fondos de los bancos en un contexto de relativa iliquidez".

Pero también se la juzgó como una maniobra destinada a no entorpercer la emisión de nueva deuda que hará mañana el Tesoro Nacional buscando refinanciar bonos emitidos el año anterior, cuando el gobierno de Cristina Kirchner ejecutaba un verdadero festival de endeudamiento para intentar cubrir un déficit récord.

La entidad que conduce Federico Sturzenegger ratificó ayer que el objetivo central de su política monetaria es que "genere rápidamente un nivel de inflación mensual inferior al promedio del año pasado" y que el principal instrumento que usará para tratar de lograrlo será "la tasa de interés".

"En los primeros meses de 2016 la acción se enfocó en reducir la tasa de crecimiento de los agregados monetarios para absorber los excesos de liquidez y por la expansión asociada a los vencimientos de contratos de futuros", explicó.

En la subasta de ayer el ente enfrentaba vencimientos derivados de aquel esfuerzo de absorción por unos $ 50.000 millones. Y si bien recibió ofertas de compra por unos $ 49.100 millones, sólo terminó aceptando pedidos por $ 44.800 millones. De allí la expansión antes mencionada.

En tanto, la nueva curva de tasas se mantiene invertida (rendimientos más altos para plazos más cortos) aunque menos que antes. Eso es porque si bien la tasas cortas (por colocaciones hasta 98 días) se mantuvieron en del 38 al 34%; las del tramo medio subieron hasta 75 puntos básicos para promediar el 33% a 120 y 150 días y la de los plazos más largos quedaron en 32,25% tras mejorar un cuarto de punto.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas