Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Elecciones en EE.UU.: ¿es inevitable que Hillary Clinton y Donald Trump sean los candidatos?

La ex secretaria de Estado y el magnate millonario son los que más delegados tienen hasta ahora pero todavía no está todo dicho

Miércoles 16 de marzo de 2016 • 10:08
Hillary Clinton, hasta ahora la favorita de los demócratas
Hillary Clinton, hasta ahora la favorita de los demócratas. Foto: Reuters
0

WASHINGTON.- Ya pasaron seis semanas desde que arrancaron las elecciones primarias en Estados Unidos y la cantidad de delegados que se repartieron parece ya ser prueba ineludible de lo que ocurrirá a mediados de junio cuando se cierren las votaciones: Hillary Clinton conseguirá la nominación demócrata y Donald Trump se convertirá en el candidato de los republicanos.

Pero, ¿es esto realmente así?

Pese a la opinión de los medios, a lo que cada candidato muestra de sí, a lo que dicen las redes sociales, está la matemática. Y para ella no hay dependencia que valga.

La ex secretaria de Estado podría convertirse en la primera presidenta mujer de EE.UU.
La ex secretaria de Estado podría convertirse en la primera presidenta mujer de EE.UU.. Foto: Reuters

Faltan 14 votaciones en total, luego dos convenciones y listo. Las fechas claves que restan son el 26 de marzo, cuando voten los demócratas de Alaska, Hawai y Washington; el 26 de abril, cuando quienes concurran a las urnas sean los ciudadanos de Connecticut, Delaware, Maryland, Pennsylvania y Rhode Island; y el 7 de junio, día en que irán a las urnas los demócratas de California, Montana, Nueva Jersey, Nuevo México, Dakota del Norte y Dakota del Sur. Para el 28 de julio ya se conocerá los nombres de los dos candidatos que buscarán convertirse aunque sólo uno lo logrará en el sucesor del presidente Barack Obama en las elecciones del 8 de noviembre.

El magnate millonario Donald Trump
El magnate millonario Donald Trump. Foto: Reuters

Para conseguir la candidatura demócrata, Hillary Clinton o Bernie Sanders necesitan 2383 delegados. La ex secretaria de Estado ya tiene 1094; su contrincante, 774. Del otro lado de la moneda, los republicanos precisan 1237 delegados para conseguir la nominación a la Casa Blanca. Hasta ahora Donald Trump tiene 621 (ya superó la mitad); Ted Cruz, 395; y John Kasich, 138.

Ante este panorama,Trump parece ser el único aspirante republicano posicionado de forma real para obtener los delegados necesarios.

Kasich tuvo una buena noche ayer al ganar Ohio, es cierto. Sumó 66 delegados. Pero no le alcanza. "Ningún candidato obtendrá 1237 delegados", dijo el jefe de campaña de Kasich, John Weaver, en un comunicado postelectoral. La frase parece sólo una estrategia para contener lo inevitable. Para convertirse en el candidato, debería ganar todos los delegados que restan repartirse.

Cruz por su parte está en mejor lugar que Kasich, pero la victoria de Trump en tres estados ayer sin dudas lo condicionó por demás. El senador de Texas tendría que hacerse aproximadamente con el 75% de los delegados que quedan por asignar para obtener una mayoría de delegados, según las estimaciones de The Associated Press. No todo está perdido de todos modos. Cruz quiere aprovechar la baja de su contrincante Marco Rubio para quedarse con sus votantes. Ayer, en un discurso en Houston, lo dejó en claro al admitir que espera recibir a los partidarios del senador por Florida "con los brazos abiertos".

La ex secretaria de Estado podría convertirse en la primera presidenta mujer de EE.UU.
La ex secretaria de Estado podría convertirse en la primera presidenta mujer de EE.UU.. Foto: Reuters

En el bando demócrata, las victorias de Clinton fueron demoledoras y algo desencantadoras para los que apuestan que el senador socialista es la mejor opción demócrata. Ayer consiguió el triunfo en todos los estados que votaron y ahogó un poco y de esta forma las intenciones de Sanders.

Es que de acuerdo a las estimaciones de especialistas, a la ex secretaria de Estado le alcanza con ganar el 40 por ciento de los delegados que quedan en juego para conseguir el triunfo. Para que el senador logre vencerla, necesita de ahora en más superarla por al menos 16 por ciento en cada encuentro que compartan.

Clinton tiene 1561 delegados contando a la mayoría de los 712 superdelegados, cargos electos y líderes del partido libres de apoyar al candidato a su elección. Sanders tiene al menos 800.

Los números no están de su lado.

Tanto Ted Cruz, el segundo favorito de los republicanos, como Bernie Sanders, el de los demócratas, tienen mucho que hacen si quieren seguir con vida en las primarias estadounidenses. La matemática no dice que la tarea es imposible, pero sí demasiado forzosa.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas