Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La dieta alcalina, ¿es saludable?

Muy de moda en la actualidad, esta dieta ayuda a mantener el pH corporal dentro de los valores óptimos. De qué se trata este plan de alimentación.

Al momento no existe suficiente sustento científico que avale beneficios específicos de las dietas alcalinas por sobre otras alternativas
Al momento no existe suficiente sustento científico que avale beneficios específicos de las dietas alcalinas por sobre otras alternativas. Foto: Pixabay
SEGUIR
LA NACION
Jueves 17 de marzo de 2016 • 00:01
0

No es raro que aparezcan avisos de esta dieta en las redes sociales, y aunque en algunos casos las explicaciones son extensas, poco se sabe realmente de ellas. ¿De qué se trata la dieta alcalina?. ¿Realmente modifica favorablemente nuestra salud al implementarla?

Los basamento de la dieta plantean que gran parte de nuestra alimentación se basa en alimentos alcalinos, pero probablemente no los consumimos en la proporción que necesitamos para lograr un cuerpo saludable. Las dietas alcalinas proponen el consumo de aproximadamente un 75% de alimentos de este tipo y un 25% de alimentos ácidos. El propósito de esto es facilitarle al cuerpo la tarea de mantener el pH corporal dentro de valores normales, o sea más de 7, para buscar el equilibrio y alcalinizar la sangre y los fluidos corporales.

Qué comer y qué no

Los alimentos alcalinos incluyen a los vegetales frescos, mayoría de las frutas frescas (salvo ciruela y arándanos), semillas, frutos secos, lentejas, quinoa, tofu, miel, stevia, granos enteros, aceite de oliva y agua. Mientras que dentro de los ácidos, están las carnes, lácteos y derivados, cereales refinados, huevos, azúcar, grasas, gaseosas y alcohol. Según la nutricionista Magdalena Errecaborde, "el razonamiento principal de las dietas alcalinas es que al ingerir alimentos, luego del proceso de digestión, se producen compuestos ácidos o alcalinos y que los primeros acidifican la sangre -valga la redundancia-, aumentando la vulnerabilidad del individuo a padecer enfermedades como osteoporosis y cáncer, recomendando por tanto el consumo (muy) mayoritario de los segundos".

En duda

El problema de esta dieta, según Errecaborde, es que "se trata de una de las tantas dietas de moda circulantes, bastante impracticable e innecesaria, considerando que el cuerpo ya cuenta con sistemas fisiológicos para mantener el pH sanguíneo dentro de sus valores normales". Además, según cuenta esta nutricionista, quienes avalan la realización de estas dietas, usan tiras reactivas para medir el pH de la orina, interpretando que si la orina es ácida, lo será el de todo el organismo. Pero si bien la alimentación influye en el pH urinario, no predice el pH sanguíneo. "Que el pH urinario sea ácido siginifica que el sistema renal esta compensando un mayor consumo de alimentos ácidos, con la eliminación de sus productos de desecho de manera correcta", aclara.

Los alimentos alcalinos incluyen: vegetales frescos, mayoría de las frutas frescas, semillas, frutos secos, lentejas, quinoa, tofu, miel, stevia, granos enteros, aceite de oliva y agua
Los alimentos alcalinos incluyen: vegetales frescos, mayoría de las frutas frescas, semillas, frutos secos, lentejas, quinoa, tofu, miel, stevia, granos enteros, aceite de oliva y agua. Foto: Pixabay

Disminución de peso y otros beneficios

Por otro lado, según la Lic. Julieta Lupardo, nutricionista de Halitus Instituto Médico, la dieta alcalina sí tiene varias ventajas: "Dentro de los beneficios que posee un pH alcalino podemos señalar un estado general de energía y vitalidad. Nuestro cuerpo trabaja mejor y requiere un menor gasto energético para procesar y asimilar alimentos y nutrientes". Además asegura que como los alimentos alcalinos son bajos en calorías y ricos en fibra, esta dieta ayuda a la disminución del peso corporal. Sin embargo, como sucede con todas las dietas, es importante acompañar la buena alimentación de otras variables como la realización de actividad física y un adecuado descanso.

Cambio de hábitos

Para Lupardo, otro tema a tener en cuenta con la dieta alcalina es "respetar los ritmos circadianos (ritmos biológicos) para ayudar al organismo en los procesos de asimilación de nutrientes y eliminación de desechos". Algunos consejos que nos brindó la nutricionista son:

-Es más apropiado ingerir alimentos en el intervalo que va desde las 14 a 22 horas del día.

-Es importante que no nos vayamos a la cama justo después de la última comida del día, hay que dejar pasar al menos 2 horas entre que cenamos y nos acostamos.

-El desayuno sería mejor hacerlo al menos una hora después de habernos levantado.

-Este tipo de alimentación debe ir acompañada de un elevado consumo de agua, para desintoxicar nuestro organismo a través de la orina.

Un menú alcalino

Un ejemplo de menú diario para la dieta alcalina podría ser este, según el sitio Dietaalcalina.net:

Antes del Desayuno

Tomar 1 vaso de agua con unas gotas de limón fresco exprimido

Desayuno

1 vaso de jugo de clorofila. Preparación: Batir en una licuadora 2 hojas de col, 1 taza (té) de hojas de berros, 1 hoja de lechuga o de hinojo, 1 vaso de jugo puro de naranja, 1/2 zanahoria rallada, un puñado menta o berros 1 cucharada de jengibre picado. Edulcorante y hielo al gusto.

A media mañana

1 taza de té verde

1 pequeño tazón de ensalada de frutas: frutas sugeridas: pera, plátano, manzana, mango, kiwi, mandarina, piña, mango, + 1 cucharada de pasas de uva cereza y ciruela + 1 cucharada de semillas de lino dorado.

Almuerzo

1 plato con ensalada verde: lechuga, acelga, repollo crudo, cebolla, cebolleta, apio y champiñón

Merienda

1 taza de batido de leche de soja con fresas + 1 cucharada de harina de linaza dorada

5 unidades de almendras, nueces o castañas

Cena Alcalina

Opción 1

1 plato de frijoles a elección: lentejas o alubias o frijoles negros o guisantes, entre otros.

Opción 2

1 taza de té de manzanilla + 1 pera al horno

Falta de estudios

Como los alimentos alcalinos son bajos en calorías y ricos en fibra, esta dieta ayuda a la disminución del peso corporal
Como los alimentos alcalinos son bajos en calorías y ricos en fibra, esta dieta ayuda a la disminución del peso corporal. Foto: Pixabay

A pesar de todo, tanto Errecaborde como Lupardo coinciden en que al momento no existe suficiente sustento científico que avale beneficios específicos de las dietas alcalinas por sobre otras alternativas. Las nutricionistas creen que sería necesaria una mayor cantidad de estudios. "Aunque todavía no hay nada comprobado y se están realizando estudios científicos para poder evidenciar cuáles son sus efectos, las fundamentaciones y los beneficios de esta dieta ya empiezan a circular en el entorno de la nutrición", comenta Lupardo.

Expertas consultadas: Lic. Julieta Lupardo, nutricionista de Halitus Instituto Médico, M.N: 6858 y Lic. Magdalena Errecaborde, nutricionista, M.N.5972.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas