Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los rugbiers en problemas en Brasil dividieron su defensa

Los cuatro detenidos reclamaron su eximición de prisión; los otros tres, que están libres, pidieron que se los deje volver al país

Jueves 17 de marzo de 2016
SEGUIR
LA NACION
0

RÍO DE JANEIRO.- En un intento por mejorar su situación procesal, los rugbiers argentinos involucrados en una pelea en un bar de esta ciudad la semana pasada decidieron dividir su estrategia de defensa: por un lado, la de los cuatro que están detenidos por "daños corporales graves" a un comisario de policía que se hallaba en el boliche, y, por otro, la de tres de sus compañeros que fueron liberados, pero a los que la justicia brasileña no les permite aún salir del país.

Patricio Velázquez, de 34 años (capitán del equipo); Tomás Fernández, de 33; Hernán Gabriel González, de 35, y Adrián Gustavo de Donato, de 31, cumplen prisión preventiva en el Complejo Penitenciario de Gericinó, en Bangu. Ignacio Iturraspe y Matías Agustín Tapia Gómez, ambos de 31 años, y Fermín Francisco Ibarra, de 27, están en libertad condicional, con sus documentos retenidos.

Los siete forman parte del plantel superior del club Los Cedros, de Malvinas Argentinas, y habían llegado aquí para unos partidos amistosos.

La madrugada del viernes pasado tomaban unos tragos en el bar Palaphita Kitch, del barrio de Gávea, cuando por motivos aún no esclarecidos se inició una pelea con un grupo de brasileños. En la riña, el comisario de la Policía Civil Gustavo Rodrigues -que estaba vestido de civil, junto a unos amigos, y nunca se identificó como agente- acabó con la mandíbula fracturada y un diente roto. Los cuatro rugbiers argentinos presos fueron arrestados dentro del bar, mientras que sus otros tres compañeros fueron detenidos afuera.

"Ya presentamos un pedido de revocación de prisión y la jueza Gisele Guida tiene que decidir ahora si los libera o no, y si pueden responder al proceso aquí o desde la Argentina, ya que no tienen antecedentes penales, son personas con estudios universitarios, empleos y familias allá", explicó a LA NACION el abogado André Perecmanis, que representa a los cuatro jugadores presos.

Por su parte, el abogado Gustavo Teixeira, quien defiende a los otros tres rugbiers, solicitó a la magistrada que permita a sus clientes regresar a la Argentina. "Ningún testigo ha indicado que ellos estuvieran en el lugar cuando ocurrió la pelea", destacó el letrado, que también adjuntó documentos que certifican que los jóvenes no tienen historial criminal y son personas de buena fe.

Ambos abogados esperan que, de acuerdo con sus presentaciones y después de que se manifieste la fiscal Claudia Cristina Nogueira, la jueza tome una decisión en los próximos cinco días. Serán clave las imágenes que muestran las grabaciones de seguridad del bar, que se encuentran en poder de la fiscalía. Según las defensas, allí se ve que las agresiones ocurrieron como parte de una confusión generalizada generada por una provocación del grupo del que formaba parte el policía. En cambio, para la fiscal fueron los argentinos quienes iniciaron la riña.

Mientras tanto, los cuatro detenidos recibieron en los últimos días la visita de familiares, así como de las autoridades del consulado argentino en esta ciudad, a cargo del cónsul general Marcelo Bertoldi.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas