Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un país dividido y en ebullición

Tras las protestas del domingo, miles volvieron ayer a las calles; otros respaldaron

Jueves 17 de marzo de 2016
Miles de manifestantes volvieron a copar anoche la Avenida Paulista, en San Pablo
Miles de manifestantes volvieron a copar anoche la Avenida Paulista, en San Pablo. Foto: AFP / Miguel Shincariol
0

Alexandre Dutra

Comerciante, 50 años

"¿La pregunta es qué creo respecto de que Lula haya aceptado? Vergüenza, confusión? Tenemos que moralizar el país"

Kiko Zweiman

Analista de sistemas, 36 años

"Participo del acto para pedir por justicia y verdad para el atentado terrorista y para la muerte de Nisman. Pienso que el fallecimiento del fiscal no fue un suicidio."

Santiago Ytques

Contador, 71 años, con su esposa

"Estamos doloridos, consternados. Nunca pensamos que iba a pasar una cosa semejante, es algo muy injusto. Nosotros sentimos que Nisman fue asesinado."

Laura Szerson

Locutora, 49 años

"Me conmovió mucho la noticia; estoy acá por la congoja ante un hecho inesperado. Es importante estar en honor a los 86. Espero que se descubra lo que pasó con Nisman."

Sol Dabbah

Lic. en comunicación, 27 años

"Siento mucha bronca e indignación. Pensar que se suicidó porque lo venció la presión no es una opción. Lo mató la información que manejaba. Lo silenciaron."

Noga Chepelinski

Profesora de yoga, 47 años

"Vengo por la justicia, para pedir el esclarecimiento de la muerte del fiscal Alberto Nisman y del atentado a la AMIA. Estoy indignada con lo que pasó."

Beatriz Maciel

Jubilada, 78 años

"Me parece absurdo, porque más allá de que él quiere esconder todo debajo de la alfombra, quiere transformar esto aquí en una Venezuela. Nuestra bandera es verde y amarilla, jamás será roja"

Julio César Pelegrino

Técnico medidor, 43 años

"Creo que fue una maniobra política. Se vio acorralado, no vio otra salida y tuvo que recurrir a esta maniobra de Dilma para colocarlo en un ministerio"

Maria das GraçasGonçalves

Tintorera, 59 años

"Voté por él y voté por ella porque no había nada mejor. No estoy en contra de ellos porque sigo pensando que no hay nadie mejor para estar ahí"

Domingos Santos

Repartidor, 65 años

"Es bueno. Fue un buen presidente"

Ana Carolina Silva

Ama de casa, 31 años

"Me parece pésimo que Lula haya aceptado un ministerio. Brasil está en esta crisis y va a quedar todo peor de lo que ya está. Es un fiasco, el fin de todo"

Vitor Ferraz

Empresario, 35 años

"Estoy totalmente a favor de que Lula asuma un ministerio. Creo que es la única persona que puede unir a Brasil; va a ser un tipo que luche por las clases, por el pueblo brasileño y contra la derecha"

Marina Nunes

Manicura, 65 años

"Está intentando escapar de la Justicia, tapar el sol con la mano. Él y el PT fueron pésimos para Brasil; todo el mundo sabe eso. ¿Y ahora qué? Quienes mandan son los corruptos"

Claudio Klein

Estudiante, 18 años

"Me parece malo porque él está siendo investigado y probablemente sea encontrado culpable de esas acciones"

Claudia Lacerda

Empresaria, 47 años

"Me parece pésimo. Creo que es un golpe y que la Justicia en Brasil tiene que ser tomada en serio"

Francisco Mendonça

Quiosquero, 32 años

"Me parece pésimo esto de que Lula entre en la jefatura de Gabinete. El quiere zafar, escapar o alguna cosa así"

Anna Luiza Minetti

Estudiante, 17 años

"Me parece absurdo. Es una manera que él encontró de tapar las cosas que están pasando y las denuncias contra él. Lo está haciendo para no ser perseguido. Cuando uno está siendo investigado, no puede asumir un cargo"

Domingos Santos

Repartidor de mercancias, 65 años

"Es bueno. Fue un buen presidente".

Francisco Mendonça

Quiosquero, 32 años

"Me parece pésimo esto de que Lula entre en la jefatura de Gabinete. El quiere zafar, escapar o alguna cosa así"

Julio César Pelegrino

Técnico medidor, 43 años

"Creo que fue una maniobra política. Se vio acorralado, no vio otra salida y tuvo que recurrir a esta maniobra de Dilma para colocarlo en un ministerio"

Anna Luiza Minetti

Estudiante, 17 años

"Me parece absurdo. Es una manera que encontró de tapar las cosas que están pasando y las denuncias contra él. Lo está haciendo para no ser perseguido. Cuando uno está siendo investigado, no puede asumir un cargo" La opinión de la calle

La mirada de los analistas

Lula y la maldición de la Casa Civil

"Lula -admítase- es valiente. Va a enfrentar la maldición de la Casa Civil que ronda a los gobiernos petistas. Desde 2003, no ha habido ningún ocupante del cargo que haya salido ileso de los escándalos cuando ocupaba el cargo. Comenzando por José Dirceu, que está preso. Fue sustituido por Dilma. Más tarde Erenice Guerra y (Antonio) Palocci dejaron el cargo después de varias denuncias. Sus sucesores, Gleisi Hoffmann, Aloizio Mercadente y Jacques Wagner fueron citados en el caso Lava Jato. Bien, tal vez Lula no sea exactamente valiente. Finalmente, entra en la Casa Civil en condiciones muy peculiares: ya está investigado en el Lava Jato."

O globo - Lauro Jardim

Dilma, la "presidenta emérita"

"El segundo mandato de la presidenta Dilma Rousseff terminó con el regreso de Luiz Inacio Lula da Silva al Palacio del Planalto. Investido de la inédita función de "primer ministro" de facto, el ahora jefe de la Casa Civil, Lula, lidera así un acto de desesperación política para intentar salvar lo que queda de su proyecto de poder iniciado en 2003. Lula asume en medio de una turbulencia grave, con la explosiva delación de Delcídio Amaral, que acusó al "petista" y a la presidenta de interferir en las investigaciones del caso Lava Jato. Ambos pueden acabar investigados por la acusación de obstrucción a la justicia."

Folha de S.Paulo - Igor Gielow

Rousseff entrega el gobierno a Lula

"Presionada por los millones de personas que tomaron las calles el domingo pasado y por el carácter explosivo de las revelaciones realizadas por el senador Delcídio Amaral, la presidenta Dilma Rousseff no resistió. Sabiendo que no tenía más fuerza política para evitar sola el proceso del impeachment, apeló al padrino. Nombró a Luiz Inacio Lula da Silva como ministro de la Casa Civil y, en la práctica, le entregó el mando del gobierno. La estrategia es sólo una: sin saber qué hacer para enmendar el caos económico y político de su gobierno, Dilma jugó su última carta posible: el resto de popularidad que Lula todavía posee."

Estado de S. Paulo -Marcelo de Moraes

El nuevo desafío del ex presidente

"Se equivocaron quienes pensaban que el ex presidente Lula se iba a achicar después de haber sido llevado a ser interrogado por la policía federal en la operación Lava Jato. O de haber sido el objetivo preferente de la masiva manifestación nacional del pasado domingo. Lula ya había dicho después de terminar el interrogatorio con la policía que habían conseguido sólo «alcanzar el rabo de la jararaca» (una especie de víbora venenosa) y no la cabeza y que por eso «seguía vivo». Quienes conocen la fuerza de la autoestima de Lula saben que, si fuera necesario, «morirá matando», como ha confesado uno de sus amigos más estrechos."

El País - Juan Arias

El gobierno, un tren descarrilado

"Aunque se quiera buscar un hecho positivo relacionado con el gobierno, la realidad se impone y lo que se ve es un tren descarrilado en dirección a una montaña. Día tras día, una sucesión de denuncias atropella cualquier señal de reacción de la presidenta Dilma Rousseff, y el fin de su mandato está más próximo. La delación hecha por el senador Delcídio Amaral se ha vuelto una situación desesperada. Es difícil creer que, tras aceptar el cargo de ministro, Lula tenga fuerza suficiente para cambiar el curso de la historia. Está tan involucrado en la trama de corrupción que el ex presidente se ha convertido en una persona tóxica."

Correio Braziliense - Vicente Nunes

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas