Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Pichot pisa fuerte y al lado de un inglés

PARA LA NACION
SEGUIR
Jorge Búsico
Jueves 17 de marzo de 2016
0

Un inglés y un argentino en la conducción de un organismo internacional. El rugby lo consiguió. Se trata de otra historia de poder construida por Agustín Pichot, quien el 11 de mayo asumirá la vicepresidencia de la World Rugby, la FIFA ovalada, acompañando en la fórmula a Bill Beaumont, capitán del primer seleccionado de Inglaterra que visitó la Argentina, en 1981. La sintonía fina entre ambos quedó clarificada en octubre pasado, cuando el ex segunda línea propuso -y llevó- al ex medio scrum a formar parte del consejo directivo de la WR.

Como en otras grandes corporaciones del deporte, la World Rugby maneja códigos de la política y la diplomacia. Con más limpieza que la FIFA y el COI, claro, pero con la misma crudeza. El francés Bernard Lapasset iba por su tercer período al frente de la ex International Rugby Board (IRB). Durante sus dos presidencias, el rugby creció como nunca a partir del éxito que significó la Copa del Mundo de 2007, la que, paradójicamente, terminó lanzando a Pichot al poder. Con el propio ex capitán Puma como estandarte y junto a Richie McCaw, Lapasset también consiguió que el rugby volviese a los Juegos Olímpicos, algo que ocurrirá en agosto próximo en Río de Janeiro.

Lapasset le había ganado la última elección a Beaumont, ex presidente de los Lions y, especialmente, el representante del país donde se inventó este juego. Lapasset contó en esa oportunidad y en la anterior con el voto de la UAR, que, históricamente, siempre siguió a Sudáfrica y a Francia en las decisiones en el Board. Esta vez, el mapa cambió. La Argentina, a instancias de Pichot, iba a elegir a Beaumont. El francés, quien le ha dado una enorme mano al rugby argentino, vio que estaba perdido y escogió una salida elegante: anunció que renunciaba a un tercer período para dedicarse de lleno a su cargo de co-presidente del comité de candidatura de París para los JJOO de 2024.

La renovación de la WR tendrá lista única, por lo cual se repetirá un europeo en la presidencia, como el galés Vernon Pugh (1994-2003), el irlandés Syd Millar (2003-2007) y Lapasset (2007-2016). Antes, en la era amateur, la IRB iba intercambiando anualmente el poder entre los 8 miembros originales: Inglaterra, Gales, Irlanda, Escocia, Francia, Sudáfrica, Nueva Zelanda y Australia. El hecho de que no haya ningún presidente del Hemisferio Sur en la era abierta explica que la Sanzar siempre ha establecido su propio poder por fuera de la IRB/WR.

Pichot no sólo será el hombre de la nueva Sanzaar en la WR, sino que le abrirá nuevos horizontes al rugby argentino y al de la región. Es, visto desde lo doméstico, otro paso histórico para un país que hasta hace apenas una década era mirado con desdén por los popes de este deporte. El ex capitán Puma también impulsará cambios en el juego (menor uso del TMO, menor poder a los citing) y buscará el difícil equilibrio para que el XV y el Seven no se tropiecen entre sí, aunque él está al frente del movimiento del Seven en un cargo que le dio Lapasset.

La carrera de Pichot como dirigente es tan veloz como lo eran sus manos a la hora de abrir el juego. Empezó en 2008 y ya no sólo es el hombre fuerte del rugby argentino: también pisa fuerte en el mundo. Ahora, al lado de un inglés.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas