Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Pidió licencia la jueza que detuvo y procesó al intendente por matar a su mujer

La Cámara la había ratificado frente a la causa; la declaración de un taxista menciona al enemigo político de Diego Lorenzetti

Jueves 17 de marzo de 2016 • 00:04
SEGUIR
PARA LA NACION
La familia Lorenzetti antes de la tragedia familiar
La familia Lorenzetti antes de la tragedia familiar. Foto: Facebook

SAN LUIS.- Pidió licencia la jueza Viriginia Palacios a cargo de la causa por el crimen de Romina Aguilar en San Luis, por el queestán detenidos su marido Diego Lorenzetti, intendente de La Calera, acusado de ser el autor intelectual del asesinato, y Ediverto Oliveira Pereyra, alias "el Brasilero", procesado por la muerte por encargo. Está prófugo "el Bocón" Vílchez, quien habría disparado.

Palacios se tomó la licencia el mismo día que la Cámara del Crimen 2 de San Luis la confirmó frente a la investigación al rechazar la recusación planteada por los abogados de Lorenzetti, quienes repitieron los argumentos que la magistrada usó para separarse de un caso que alcanzaba a Mabel Leyes, legisladora de la familia que el intendente menciona como supuestos instigadores del asesinato.

La otra novedad es la presentación del taxista Luis Blatter ante un fiscal para denunciar amenazas de "el Bocón" Vilchez. Aseguró que, junto a "el brasilero", lo quiso contratar para que los llevara a asesinar a "una mujer". Contó que conoció a Vilchez cuando subió al taxi a la salida de un boliche a comienzos de enero y le preguntó si le interesaba ganar 10 mil pesos.

Le dio su teléfono, lo llamó para insistirle en el "trabajito" y el 17 de enero se reunieron, oportunidad en la que estaba también "el brasilero". Fue él quien subió la oferta a 30 mil pesos para que los llevara a la placita de barrio Faecap. Los tenía que esperar mientras ellos iban y "mataban a una mujer y traerlos de vuelta".

También le insistió en que si algo llegaba a pasarles, tenían que decir que los contrató "el intendente de La Calera" y sostuvieron en que no habría problemas porque "Alberto Leyes los iba a sacar" porque él era "el que ponía la plata".

El taxista insistió en que como se negó lo amenazaron con que si decía algo le iban a matar a la familia. Dijo que, después del crimen y por la difusión de las fotos de los acusados, se dio cuenta de la relación con el caso y por temor, decidió presentarse.

Los defensores de Lorenzetti ya pidieron que citen a declarar al taxista, pero el juez subrogante Sebastián Cadelago Filipi preferiría esperar a que se resuelva la apelación de la anulación del procedimiento policial y judicial que pidió el abogado Rafael Berruezos.

"El taxista existe, no es como los 'dateros' de la policía que no están identificados", señaló el defensor en referencia a una de las causas por las que pide la anulación del procedimiento.

El procesamiento y la prisión preventiva de Lorenzetti se dictaron el viernes a la noche tomando como elemento clave el intercambio de SMS entre el Intendente y "el brasilero", en el que el primero le dice "necesito hablar con voz personalmente xq quiero ver si te animas hacer un trabajo".

El intercambio arranca el 27 de diciembre. "El brasilero" trabajaba como jockey de los caballos de carreras cuadreras de Lorenzetti y le pedía "una buena entrega, para poder salir de este momento de mierda que atravieso".

El auto de procesamiento también avanza sobre la relación matrimonial del intendente con Romina sobre información "extraída de los teléfonos celulares incautados en autos". La Justicia asegura que logró determinar "la preexistencia de un perfil" del acusado que "dista mucho del que quería hacer notar puertas afuera".

Te puede interesar