Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La historia del Día de San Patricio

En distintos puntos del mundo se conmemora hoy el fallecimiento del santo irlandés; la cerveza, un trébol y un duende, algunos de los íconos que más lo representan

Jueves 17 de marzo de 2016 • 01:21
Los porteños eligen Palermo, Retiro y Microcentro para festejar
Los porteños eligen Palermo, Retiro y Microcentro para festejar. Foto: Santiago Filipuzzi
0

Con aroma irlandés y mucha cerveza hoy la noche porteña se tiñe de verde para celebrar el Día de San Patricio que se festeja anualmente el 17 de marzo en conmemoración del fallecimiento del santo patrón de Irlanda.

La celebración del Día de San Patricio, el patrono de Irlanda, coincide en esta oportunidad con los 100 años del Alzamiento de Pascua de 1916 que -según la agencia Télam- es el equivalente irlandés de la Revolución de Mayo argentina.

Saint Patrick es la fiesta nacional irlandesa donde la gente usa atuendos de color verde y participa de desfiles en las calles. En Dublín, la capital de Irlanda, el festival dura cuatro días y fue ahí donde la fiesta no sólo fue un evento religioso sino que cobró relevancia internacional desde 1996 cuando se hizo el primer gran desfile. Desde ese momento el gobierno irlandés comenzó a promover esta celebración cultural como identidad de la nación.

Algunos de los mejores desfiles son el de Wexford que comenzó en 1917 y solo se interrumpió durante la Segunda Guerra Mundial; o el de Dunmanway, en el condado de Cork que cuenta con vehículos y tractores que dan color al evento. El fenómeno además se replica en Chicago, Boston, Toronto, Moscú, Argentina, Japón, o en Nueva York.

De acuerdo con un informe publicado por el Observatorio de Colectividades del gobierno porteño, la Argentina es el sexto país en el mundo con más descendientes de irlandeses.

Los eventos empiezan desde el mediodía
Los eventos empiezan desde el mediodía. Foto: Santiago Fillipuzzi

San Patricio nació en Kilpatrick, cerca de Dumbarton, en Escocia. Piratas irlandeses lo tomaron como prisionero cuando tenía 16 años y lo vendieron como esclavo para trabajar en el pastoreo de animales. Seis años después pudo escapar a Francia donde se preparó para la vida monástica y se convirtió en sacerdote. A sus 46 años volvió a Irlanda y aunque allí lo habían capturado quiso evangelizar a sus habitantes convirtiéndose en el primer hombre en predicar el catolicismo en suelo irlandés. Estuvo ahí hasta su muerte el 17 de marzo del año 461. Durante ese tiempo también construyó iglesias.

Según una leyenda, la catedral de Dublín está construida sobre un lugar donde había un pozo en el que San Patricio bautizaba a aquellos que elegían el catolicismo, además se dice sobre el santo que logró espantar a la serpiente de Irlanda.

Para la tradición cristina, Patricio podía explicar el misterio de la Santísima Trinidad usando un trébol, de ahí que en días como hoy se use llevar uno o vestir de verde, además de que es el símbolo de la buena suerte de los irlandeses.

Otro ícono de la fiesta es el Leprechaun, un ser con la apariencia de un hombre viejo en miniatura que, en caso de ser capturado, puede revelar el paradero de su tesoro. Y el más importante para muchos es la cerveza ya que se dice que San Patricio enseñó a los irlandeses a fabricarla por lo cual se bebe en su honor en su día.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas