Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Agustina Dubié: "Mi ropa es para mujeres seguras"

A Agustina Dubié le gusta bocetar y diseñar a la vieja usanza, en una mesa con papel y lápiz en mano. Revaloriza el trabajo manual y apunta a mujeres con carácter

SEGUIR
PARA LA NACION
Jueves 17 de marzo de 2016
Foto: Diego Spivacow / AFV
0

Diseña ropa para usar de la mañana a la noche, pero con carácter, para mujeres con personalidad. Eso es lo más importante para Agustina Dubié. La suya es una propuesta simple, que logra un buen equilibrio entre lo descontracturado y lo elegante. Se formó en la UBA y en el Central Saint Martins, Londres, y después de varias experiencias en el exterior volvió para lanzar su firma. Dubié rescata el oficio, lo manual, recupera la mesa de trabajo, el papel y el lápiz como instrumentos y disparadores, y la creencia de que el diseño sin calidad no tiene sentido. La semana última presentó su propuesta para este invierno. Y durante este año planea abrir un segundo local junto a su socio, Javier Martínez Bo.

-¿Cómo empezaste?

-Desde chica me interesó la ropa, una inclinación natural, con un apego tal a la indumentaria que no tuve que hacer esfuerzo alguno al estudiar Diseño en la UBA; tuve muy buenos profesores, pero también reconozco que fui muy lanzada, una autodidacta, porque siempre trataba de dar un paso adelante. Es que un diseñador tiene que entender su contemporaneidad, qué está pasando, qué dejó de pasar y qué pasó hace años, qué pasará. Y, además, está bueno nutrirse de otras cosas más allá del diseño; lo que te hace diferente no es tanto lo que sepas de moda, sino lo que sumes desde otro punto de vista; aquello que rescatás de diversas experiencias.

-¿Por ejemplo?

-Antes de terminar de estudiar empecé a trabajar en Cher, fue una muy buena experiencia, me desempeñé como jefa de diseño y hasta aprendí un montón sobre el negocio. En 2010 fui a estudiar al Central Saint Martins, en Londres, durante un semestre. Y al mismo tiempo trabajé para Nicholas Kirkwood, un zapatero inglés al que ayudaba en el research de sus colecciones. Aproveché para hacer cursos más vinculados al arte, uno sobre la figura humana y otro sobre arte y política. Y también trabajé con la diseñadora serbia Roksanda Ilincic en el desarrollo de su colección, que tiene una forma de trabajo muy distinta a la de la Argentina; de ella adquirí mi método con el que hoy trabajo en Dubié.

-¿Cuál es?

-La mesa lo es todo, lo manual está por encima del resto; la computadora no existe para mí, mientras menos cosas haga en la compu, mejor. Amo dibujar a mano. Además, de esto se trata, de hacer ropa; hay cosas que las descubrís haciéndolas con la tela sobre el maniquí. Es un desarrollo más lento, en el que vas procesando el diseño, es más pensado.

-¿Por qué volviste?

-En 2012 decidí que la experiencia de trabajar y estudiar afuera era una etapa cumplida y regresé. Volví con la idea de crear una marca de diseño y la conversé con Javier Martínez Bo, y juntos la concretamos. El ADN de la marca tiene que ver con lo que pienso sobre la ropa, con eso que quiero contar a través de una colección.

-¿Y qué pensás?

-Hago ropa para todos los días. Me interesa, en particular, el uso que se le da a la indumentaria, pero más allá de la ocasión de uso es importante que la ropa tenga personalidad. Dubié es simple, con una femineidad sutil y distinta. Es una marca urbana, elegante, que no cae en lo convencional. Por ejemplo me gustan mucho los hombros y mi ropa les da valor, así también prefiero destacar el cuello o trabajar el escote. Es fundamental usar ropa que tenga carácter y, a la vez, es importante que la mujer se sienta segura con lo que usa; una mujer que se muestra segura resulta muy sensual. Por eso busco ofrecer piezas que refuercen la personalidad

. Mi ropa es para mujeres seguras.

-¿Y cómo lo mostrás?

-Con líneas simples, pero fuertes, a través de telas naturales, nada de sintético. Dubié se hace fuerte con el cuero, la seda, la lana y el algodón. Le doy mucha importancia al género, porque es la base de una pieza durable; lo que uno compra tiene que ser para toda la vida.

-Además del diseño, claro.

-El diseño sin calidad no tiene sentido. Hoy la ropa resulta cara por los costos de insumos y su proceso de creación, por eso está bueno hacer una compra inteligente, de prendas durables. No marco precios exorbitantes, sino razonables para lo que ofrezco. La calidad es básica, sobre todo, para piezas únicas en las que se nota una hechura con pasión, elaborada, cuidada.

-Tu invierno es telúrico.

?Me inspiré en el gaucho, pero no se ve la bombacha de campo ni el uniforme porque incorporo detalles, no es literal; por ejemplo, la silueta remite a la del gaucho, es un poco desprolija, relajada. El gaucho es un personaje al que la ropa lo acompaña siempre y pensé repetir ese concepto para la mujer de hoy en la ciudad. Así resulta un tipo de ropa para irte a la mañana temprano a trabajar, de ahí a tomar un café o terminar cenando en algún restó y siempre vas a estar bien, con indumentaria acorde a esas ocasiones.

-Un diseño todoterreno.

?Me parece un concepto actual, hoy uno no tiene tiempo de volver a la casa a cambiarse, y se necesita un vestuario que no es de noche ni de día, es para cualquier ocasión. La indumentaria no debe pasar por la ocasión de uso, sino por el concepto de diseño que sugiere, por una propuesta innovadora.

-¿Con qué panorama se encuentran los diseñadores hoy?

-Hay diseñadores noveles prometedores y hay muchos interesados en diseños originales, innovadores, esos que no todos tienen, que se destacan. Para ellos, más bien para nosotros, es muy difícil crecer porque podemos generar una propuesta interesante, diferente, original, pero la calidad de los insumos con que nos vemos obligados a trabajar no acompaña y eso dificulta, desluce muchos trabajos. La materialización del diseño es fundamental y es algo en lo que hay que trabajar mucho.

@silvinavitale

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas