Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Insólito acampe frente al Banco Central

La Asociación Bancaria viene obstruyendo desde hace casi un mes el normal desplazamiento peatonal y vehicular en la City porteña

Viernes 18 de marzo de 2016
0

Desde hace casi un mes, la calle Reconquista, entre Sarmiento y Perón, en plena City porteña, se encuentra obstruida por un insólito acampe organizado por la Asociación Bancaria, que reclama la reincorporación de 47 empleados despedidos del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

El titular del gremio bancario, Sergio Palazzo, señaló frente a las puertas de la institución que "no es casualidad que el gremio se movilice cuando echan compañeros". Además, el dirigente gremial expresó en tono desafiante, entre otros conceptos, que los manifestantes no se iban a mover de sus lugares hasta lograr la reincorporación de los empleados despedidos, para luego, en una suerte de amenaza a los banqueros, anticiparles que de no concretarse las reincorporaciones iban a tener la paritaria más dura de la cual se tuviera memoria en la historia del sistema financiero argentino. Anteayer, el plenario de secretarios generales del sindicato facultó a su consejo directivo a realizar un paro nacional para reforzar sus demandas cuando se inicien las inminentes negociaciones salariales.

Cabe mencionar que entre los despedidos se encuentran el hijo y la esposa de Alejandro Vanoli, ex presidente de la entidad. Facundo Vanoli es un joven estudiante de cine al que su padre puso como analista en comunicación interna e imagen institucional dentro de la Subgerencia de Relaciones con la Comunidad. Su esposa, por su parte, tuvo a su cargo la Subgerencia de Educación Financiera. Los otros 45 despedidos también habrían accedido a sus empleos de la mano de Vanoli. Resulta al menos llamativo que la entidad gremial bancaria no haya realizado cuestionamiento alguno al momento de la incorporación de algunos de esos empleados, ingresados por una decisión política, más asociada al nepotismo que al principio de idoneidad para desempeñarse en el Banco Central, menoscabando y postergando con esta decisión a empleados y funcionarios de carrera, con reconocida trayectoria en la entidad.

Durante el acampe, los manifestantes amenizan la vigilia con diversos entretenimientos. En efecto, cuentan con mesas de ping-pong, metegol, PlayStation, naipes, televisores y música altisonante. También han hecho acto de presencia cantantes y humoristas. Ni los que acampan ni los organizadores han demostrado el más mínimo respeto y consideración por los vecinos ajenos al conflicto, ni por los empleados y funcionarios del BCRA que deben desarrollar sus tareas en estas condiciones tan desfavorables y ruidosas gracias a los tamboriles y trompetas que resuenan permanentemente.

Hace pocos días entró en vigencia el protocolo de actuación en las manifestaciones públicas, que establece pautas concretas para asegurar la normal circulación durante las protestas callejeras. Es de esperar que las autoridades de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tomen cartas en el asunto y arbitren las medidas necesarias que restablezcan la libre circulación, emplazando a los manifestantes a retirar las carpas y elementos que obstruyen el normal desplazamiento peatonal y vehicular en la calle Reconquista y que, en caso de no cumplirlo, apliquen el procedimiento establecido en el referido protocolo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas