Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Michetti prometió que se reactivará la causa por el ataque a la embajada israelí

La vicepresidenta y varios ministros rindieron homenaje a las víctimas del atentado

SEGUIR
LA NACION
Viernes 18 de marzo de 2016
Avruj, Garavano, Malcorra, Avelluto, Frigerio y Michetti, en el palco
Avruj, Garavano, Malcorra, Avelluto, Frigerio y Michetti, en el palco. Foto: Hernán Zenteno
0

Los más memoriosos se remitían a 1993, cuando el entonces presidente Carlos Menem llegó a la esquina de Suipacha y Arroyo con sus ministros, a modo de apoyo explícito. Lo cierto es que, por primera vez en muchos años, el Gobierno envió una delegación nutrida y "de primer nivel" al acto conmemorativo del atentado terrorista contra la embajada de Israel en Buenos Aires, que el 17 de marzo de 1992 redujo a escombros la sede diplomática y provocó 29 muertes.

La vicepresidenta Gabriela Michetti, que cerró el acto, encabezó la delegación, que integraron además la canciller Susana Malcorra (también habló) y los ministros Rogelio Frigerio (Interior), Germán Garavano (Justicia), Pablo Avelluto (Cultura) y Sergio Bergman (Ambiente).

"Vinimos a reafirmar el compromiso del Gobierno de seguir trabajando por la verdad y la justicia", afirmó Frigerio a LA NACION instantes después de finalizado el acto. Michetti y Malcorra insistieron en que, como el propio presidente Mauricio Macri lo viene sosteniendo, la Casa Rosada hará "los máximos esfuerzos" para dar con los responsables no sólo del ataque a la embajada, sino además el de la AMIA (en julio de 1994), así como el esclarecimiento de la muerte del fiscal Alberto Nisman.

"Nos ponemos del lado del pueblo argentino y de la comunidad judía. Esta investigación no está terminada", dijo la vicepresidenta ante un millar de asistentes, muchos de ellos alumnos de escuelas judías y una nutrida delegación del Congreso Judío Mundial, que sesionó desde el martes y que tuvo al propio Presidente en su acto inaugural.

"Nuestra presencia aquí es un gesto de apoyo, una actitud y un compromiso. Todas las dependencias (del Estado) que tengan algo para aportar a la causa lo harán en esta nueva etapa", dijo Michetti, y habló del "aire fresco" que traería la llegada a la Corte de Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, los juristas postulados por el Poder Ejecutivo para integrar el máximo tribunal. "Son tres patas, los tres poderes, las que deben colaborar, y los dos nuevos jueces suman refuerzos de calidad al Poder Judicial", dijo Michetti a LA NACION, al tiempo que negaba cualquier tipo de crítica a la Corte actual, presidida por Ricardo Lorenzetti. "Todo es para sumar", agregó la vicepresidenta.

"Ninguna razón política o ideológica puede ser esgrimida para justificar atentados terroristas", dijo la canciller Malcorra, quien al igual que Michetti recibió aplausos. La funcionaria recordó la reciente creación de la Unidad Fiscal de Investigaciones (UFI-AMIA) para relanzar la investigación del atentado contra la AMIA y la muerte de Nisman. "Somos conscientes de que esas medidas no bastan, pero son pasos concretos. En la Argentina el terror no tuvo ni tendrá la última palabra", dijo Malcorra, debajo del techo de lona del escenario, a salvo del sol a pleno que hacía transpirar a funcionarios y asistentes.

Un rato después de finalizado el acto, el propio Presidente dio su apoyo. "A 24 años del atentado a la embajada recordamos a las víctimas y acompañamos a las familias, comprometidos en la lucha contra el terrorismo", escribió Macri en su cuenta de Twitter.

Uno de los familiares de las víctimas apuntó al poder político en el inicio del acto, donde sonaron las campanas de la iglesia Madre Admirable, antes del minuto de silencio y la mención de los fallecidos. "Insto al nuevo gobierno a que nos demuestre que tiene intenciones de saber la verdad", dijo Maximiliano Lancieri, cuyo padre, Miguel Ángel, falleció en el atentado. "Muchos gobiernos pasaron, pero sentimos que nos usaron para las fotos", dijo Lancieri.

La presencia de ex funcionarios de Cristina Kirchner, mínima mientras el kirchnerismo estaba en el poder, se redujo a la nada en esta ocasión. El último que lo intentó, en 2012, fue el entonces vicepresidente Amado Boudou, que se llevó silbidos y gritos de "ladrón" de su paso por la plaza seca ubicada donde funcionaba la sede diplomática.

Además de Lancieri, hablaron el titular del Congreso Judío Mundial, Ronald Lauder; el ministro de Educación de Israel, Naftali Bennet, y la embajadora de Israel, Dorit Shavit. Lauder y Bennet apuntaron contra Irán y Hezbollah como autores del ataque a la embajada y elogiaron a Nisman, que "pagó con su vida la búsqueda de justicia", según el ministro.

"Que la segunda autoridad del país diga que van a volver a investigar es alentador", dijo a LA NACION Jorge Cohen, jefe de prensa de la embajada y sobreviviente de aquel fatídico 17 de marzo.

A pleno sol

Presencias y medidas de prevención

Bergman estuvo muy lejos de sus colegas

El locutor oficial se olvidó de mencionarlo, y sólo lo hizo un rato después de comenzado el acto. El ministro de Ambiente, Sergio Bergman, se mantuvo lejos del escenario durante la recordación del ataque a la embajada y sufrió el sol a pleno, al igual que el resto de los asistentes. "Es rabino, tiene que estar acá", lo justificó uno de sus colaboradores.

Tanta agua para apagar el fuego

El pronóstico de tarde sofocante se cumplió, pero desde la embajada de Israel pensaron con anticipación en un paliativo. La encargada de prensa, Karina Krasuk, fue la encargada de repartir agua mineral entre los acreditados de prensa, que se llevaban su botelllita luego de pasar los estrictos controles de seguridad a cargo de la sede diplomática israelí en el país.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas