Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Aprueban en Rosario la polémica ordenanza que obliga a los súper a cerrar los domingos

Regirá desde julio; en el sector advierten sobre el impacto negativo en el empleo

SEGUIR
PARA LA NACION
Viernes 18 de marzo de 2016
0

ROSARIO.- En medio de un clima de tensión, el Concejo Municipal de Rosario aprobó ayer una ordenanza que adhiere a la ley provincial que obliga a los supermercados de más de 1200 metros cuadrados a cerrar los domingos.

Unas horas antes de que el proyecto impulsado por la Asociación de Empleados de Comercio de Rosario empezara a tratarse llegaron 50 telegramas de despido a trabajadores de la empresa Coto, y otros supermercados como Carrefour adelantaron que echarán a 100 empleados por el impacto económico que provocará el cierre de los súper.

El gremio de Empleados de Comercio pidió una audiencia en el Ministerio de Trabajo para que los empleados sean reincorporados y repudiaron la reacción de las empresas que tomaron esa medida antes de que esté en rigor la nueva reglamentación.

El espíritu de la norma, según plantearon en el Concejo Municipal, es que "los trabajadores puedan estar con sus familias el domingo". Pero la discusión abarcó otro concepto. Si la norma votada apunta al descanso de los trabajadores o directamente al cierre de los supermercados de grandes dimensiones.

En noviembre de 2014 la Legislatura de Santa Fe sancionó la ley Nº 13.441, que estableció que cada ciudad debía luego adherir o no a la legislación, que preveía el cierre de los supermercados de grandes dimensiones. Le tocó discutir plegarse a la norma esta semana a Rosario y la próxima comenzará el debate en la ciudad de Santa Fe. La ley sancionada por la Cámara de Diputados santafesina es cuestionada por su inconstitucionalidad.

La ordenanza aprobada en Rosario -por 21 a favor y 6 en contra- prevé que los supermercados de más de 1200 metros cuadrados cierren los domingos. Esto afecta a las grandes cadenas, pero no a otros negocios cuyos empleados están regidos por el mismo convenio laboral.

El artículo 2º fue el más controvertido y que mayores críticas levantó. Incluso, se notó en la votación en particular, ya que 11 concejales lo rechazaron. Desde los grandes supermercados señalan que la ley deja fuera de la restricción a pequeños comercios, almacenes de barrio y los autoservicios chinos.

Ayer se introdujo un cambio, que fue propuesto en un primer momento por el municipio de Rosario, que tuvo una postura zigzagueante frente al tema. En un principio la intendenta Mónica Fein se opuso a la ley de descanso dominical y luego afirmó que iba a respetar lo que decidiera el Concejo Municipal.

La ley comenzará a regir en julio próximo, y antes se realizará un estudio de impacto económico para medir si la nueva reglamentación provoca problemas laborales, como anticipan los supermercadistas. También se creará un "observatorio del empleo". Lo que presumían algunos concejales críticos a la ley es que va a generar "una catarata" de cautelares en la justicia y que va a ser difícil que se aplique.

Caída de facturación

En febrero pasado, entidades como el Foro Regional Rosario y la Fundación Libertad, entre otros, pidieron que de "manera urgente e inmediata" la Universidad Nacional de Rosario (UNR) realice "un análisis de impacto socioeconómico que esta regulación puede tener en la ciudad". También pidieron crear "un mecanismo de consulta a los trabajadores, fuera del ámbito laboral y sindical, para conocer su posición objetiva y real respecto del menoscabo que una norma de esta naturaleza, traerá aparejada para su economía y la de su grupo familiar".

Leonardo Scarone, director de Asuntos Corporativos de la Carrefour, calculó que la caída de facturación "será del 35 por ciento" y "no se recuperará en los días de semana". "La ley se aplica de forma discriminatoria a las superficies mayores de 1200 metros cuadrados. No entendemos cuál es la razón por la cual un shopping queda exceptuado", apuntó.

La edil radical María Eugenia Schmuck, quien apoyó la ordenanza, consideró que "los supermercados deberán redefinir sus estrategias para que los clientes vayan los sábados o de lunes a viernes".

El concejal de Unión PRO Carlos Cardozo advirtió que la norma "va a disparar una catarata de cautelares en la justicia porque la ley votada por la Legislatura será declarada inconstitucional". Su par del Frente para la Victoria, Eduardo Toniolli aclaró que la ley "regula la apertura y cierre de las grandes superficies comerciales, pero no es una ley laboral". Aldo Pedro Poy, edil del Partido Demócrata Progresista y ex jugador de Rosario Central, aflojó la sesión al señalar: "Yo trabajaba los domingos y descansaba de lunes a viernes".

Fuera del edificio legislativo, que está a metros del Monumento a la Bandera, se vivieron momentos de tensión cuando se encontraron militantes de la Asociación de Empleados de Comercio y personas que vestían remeras de un supermercado. La fuerte custodia policial impidió incidentes.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas